Xi y el poder de la cultura china

Fuente:Spanish.xinhuanet.com | | Actualizado el:2022-01-04

BEIJING, 3 ene (Xinhua) -- La nación china no podrá rejuvenecerse sin una cultura rica y próspera, dijo Xi Jinping, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), al Partido en su XIX Congreso Nacional en 2017.

Al señalar que el socialismo con peculiaridades chinas tiene raíces en la cultura china, Xi subrayó la necesidad de combinar la buena cultura tradicional con la posición, el punto de vista y el enfoque marxistas.

Extrayendo la esencia de la cultura tradicional china, Xi, quien también es presidente chino y presidente de la Comisión Militar Central, lo ha aplicado a la administración del Partido, del Estado y de las fuerzas armadas.

A fines de noviembre de 2012, poco después del XVIII Congreso Nacional del PCCh, Xi visitó una exposición en el Museo Nacional de China que reflejaba la historia china desde la Primera Guerra del Opio y presentó el concepto del "Sueño Chino".

"La revitalización nacional ha sido el mayor sueño del pueblo chino desde que comenzaron los tiempos modernos", dijo.

En 2014, mientras charlaba con profesores y estudiantes de la Universidad de Peking, Xi dijo que los valores esenciales conllevan la aspiración espiritual de una nación y un país, y representan el estándar para juzgar lo correcto y lo incorrecto.

Los valores socialistas esenciales que defiende China son la prosperidad, la democracia, la civilidad, la armonía, la libertad, la igualdad, la justicia, el Estado de derecho, el patriotismo, la dedicación, la integridad y la amistad.

"Estos valores materializan los pensamientos de los antiguos sabios", dijo Xi a los alumnos cuando visitó una escuela primaria en Beijing en 2014.

Xi hizo hincapié en los esfuerzos para transformar y desarrollar creativamente la cultura tradicional china bajo la guía de los valores socialistas esenciales para adaptar las buenas tradiciones a la vida moderna.

Ante los ojos de Xi, la excelente cultura tradicional de China es la raíz y el alma de la nación china. Subrayó la protección de barrios tradicionales, edificios antiguos, el Gran Canal, grutas y otras reliquias antiguas únicas.

Cuando presidió una sesión de estudio grupal del Buró Político del Comité Central del PCCh sobre arqueología, Xi indicó que al proteger y heredar el patrimonio histórico y cultural se cumple la responsabilidad en favor de la historia y del pueblo.

Xi también valora la cultura tradicional de grupos de minorías étnicas. Durante una visita a la provincia de Guizhou, donde vive un gran número de personas de la etnia miao, Xi elogió los esfuerzos de los aldeanos para utilizar el bordado miao para transmitir la cultura étnica y tradicional.

"Lo tradicional también puede estar a la moda", dijo Xi.

Preservar la cultura tradicional no significa rigidez y aislamiento. La cultura prospera con los intercambios.

Al hablar en el Colegio de Europa en Brujas, Bélgica, en 2014, Xi utilizó el té y la cerveza como una metáfora de la coexistencia de las culturas oriental y occidental.

"El pueblo chino es aficionado al té y los belgas aman la cerveza", dijo Xi. "Para mí, un bebedor moderado de té y un amante apasionado de la cerveza representan dos formas de entender la vida y de conocer el mundo, y las encuentro igualmente gratificantes".

"Cuando los buenos amigos se reúnen, quizás quieran beber para alegrar su corazón y mostrar su amistad. También podrían elegir sentarse tranquilos y beber té mientras charlan acerca de su vida", añadió Xi.

La antigua Ruta de la Seda promovió el comercio y la comunicación entre las civilizaciones oriental y occidental hace 2.000 años. La Iniciativa de la Franja y la Ruta que Xi propuso en 2013 reunió la sabiduría de los ancestros y abrió un camino de oportunidades para que diferentes países logren la prosperidad común en el siglo XXI.

Xi también alentó a artistas y escritores chinos a establecer un estilo y una conducta chinos distintivos en la literatura y el arte mundiales.

En 2012, Mo Yan recibió el Premio Nobel de Literatura, y el escritor de ciencia ficción Liu Cixin ganó el Premio Hugo por Mejor Novela por su éxito en ventas "El problema de los tres cuerpos" en 2015.

Los chinos están más conscientes de que la revitalización nacional no sólo se refiere a mejores condiciones de vida, sino también a una expresión de confianza en su civilización.

"La cultura china, de remoto origen y larga trayectoria, es capaz de añadir gloria al presente y en los días que vienen", dijo Xi.

版权所有中央党史和文献研究院

建议以IE8.0以上版本浏览器浏览本页面京ICP备11039383号-6京 公网安备11010202000010