Comentarios y Respuestas

Perspectivas de cambio en las políticas macroeconómicas de China

Actualizado el 25-09-2012 | Agrandar | Achicar

Autor: | Fuente:

  El crecimiento podría sustituir a la inflación como el asunto prioritario de la agenda económica de China el año próximo, con unas políticas más flexibles y nuevos recortes fiscales en perspectiva. Así opinan varios expertos de cara a la Conferencia de Trabajo Económico Central, la máxima conferencia económica del país, que se celebrará próximamente para establecer el tono de las políticas económicas de China para el año que viene.

  Los analistas piden mayores esfuerzos para contrarrestar el impacto de la crisis de deuda europea y mantener la estabilidad financiera doméstica. “El control de la inflación ya no está sobre la mesa del banco central”, como demuestra la reciente rebaja de los requisitos de reserva bancaria, según Yuan Gangming, investigador del Centro sobre China en la Economía Mundial de la Universidad Tsinghua, en Pekín.

  “Una de las mayores tareas para el próximo año debería ser proporcionar un suministro de dinero razonable para mantener el momento de crecimiento económico”, dijo Yuan, añadiendo que las políticas de “flexibilización dirigida” no son suficientes para aplacar el ansia de crédito de parte de las empresas. La conferencia del año pasado determinó como máxima prioridad para 2011 el control de los crecientes precios, pero se han dado señales de un giro en estas políticas a medida que la inflación ha ido bajando y el sector manufacturero experimentaba retrocesos debido a las políticas restrictivas y la débil demanda externa. La inflación china podría caer hasta el 4 por ciento en diciembre, frente al 6,5 por ciento que marcó el mayor nivel en tres años, según una nota de UBS Securities Asia, citada por ‘China Daily’.

  Dicha nota añade que la inflación podría caer hasta situarse en el 3,5 por ciento en 2012. Por el contrario, el Índice de Gestión de Compras (IGC), un importante indicador de la actividad manufacturera, cayó a 49 por ciento en noviembre, entre las perspectivas pesimistas sobre la economía global y el reto que supone para el crecimiento económico chino. Un informe del Centro de Investigación sobre la Economía Mundial de la Universidad de Tecnología y Negocios de Pekín, otorgó una “perspectiva negativa” a más de la mitad de los 120 países clasificados en el documento.

  El informe citaba como causas los crecientes riesgos de impago de la deuda en Estado Unidos y Europa, junto con otras grandes economías. Peng Wensheng, economista jefe de China International Capital, indicó en una nota investigativa que los recortes en los requisitos de reserva son sólo una señal del inicio de un cambio en las políticas, y una serie de recortes podrían estar en camino. El próximo podría llegar ya en enero, según cita ‘China Daily’.

  “Un cambio en la visión de las políticas podría traer efectos positivos para el crecimiento, que podrían llevar a un “aterrizaje suave” de la economía”, opina Zhu Haibin, economista jefe de JPMorgan Chase en Hong Kong. Aun así, no todos los analistas ven un giro total en las políticas. Un informe de USB afirma que las políticas macroeconómicas de los gobiernos central y locales durante el próximo año se mantendrán estables y contínuas, “con el gobierno central consciente del deterioro de la situación exterior por un lado y el fuerte impulso inversor de los gobiernos locales por otro”. Se espera que el gobierno relaje las políticas de cara a la caída de los sectores de la exportación y la construcción, pero se mantiene cauto sobre la revisión de las medidas en el sector inmobiliario o sobre permitir otra gran expansión del crédito, según el informe de USB.

  “Nuevas medidas de apoyo fiscal podrían servir como compensación por la política monetaria el año que viene para impulsar el crecimiento. Los recortes de impuestos en áreas como la renta personal y las ventas a principios de este año funcionaron bien, pero hay aún mucho margen, dado que los ingresoso fiscales están creciendo a 20 por ciento anual”, explica Yuan. “Entretanto, el gobierno central debería permanecer cauteloso sobre posibles impagos de deuda por parte de los gobiernos locales, ya que muchas deudas madurarán el año que viene”, añade. (China Daily)

Artículos relacionados