Comentarios y Respuestas

El buen porvenir de la cooperación sino-africana

Actualizado el 25-09-2012 | Agrandar | Achicar

Autor:LU RUCAI | Fuente:

  “Reafirmamos que las partes china y africana siguen impulsando el nuevo tipo de asociación estratégica entre ellas: igualdad y confianza mutua en la política, cooperación y ganancia compartida en la economía e intercambios en la cultura”, es lo que señala la Declaración de Beijing, fruto de la V Reunión Ministerial del Foro de Cooperación China-África, celebrada los días 19 y 20 de julio en la capital. Dicha declaración hizo hincapié en cuáles deben ser los terrenos de la futura cooperación bilateral, lo que incluye el fomento de las consultas políticas y del diálogo estratégico, los intercambios y la cooperación recíprocos, la cooperación entre China y la Unión Africana y las organizaciones subregionales de África, la exploración y el despliegue de las ventajas de ambas partes, la ampliación de la cooperación económica de beneficio mutuo y el equilibrio del comercio, con el fin de seguir reforzando el intercambio cultural, el estrechamiento de la cooperación en los asuntos internacionales, entre otros.

  Posteriormente, el 27 y 28 de agosto pasados se celebró el primer Foro de Cooperación Gubernamental Local China-África, cuyo propósito era contribuir a que las empresas privadas chinas salgan del país. Las autoridades de los gobiernos locales de China y África, así como los empresarios, discutieron cuál era la nueva potencialidad de la cooperación sino-africana.

  Desde la primera reunión ministerial, ocurrida en octubre de 2000, China y los países africanos vienen consiguiendo éxitos en diversas áreas de cooperación.

  Grandes avances en el nuevo tipo de asociación estratégica

  Hasta el momento se han realizado cinco reuniones ministeriales. En la inauguración de la última de ellas, el presidente de China, Hu Jintao, resaltó que la asociación estratégica China-África había obtenido grandes avances desde su establecimiento en el año 2006. Hay un respeto y una confianza mutua y, además, ambas se benefician de preferencias recíprocas, profundizan la colaboración pragmática y enfrentan de manera conjunta el impacto de la crisis financiera. De esta manera se pusieron en práctica las ocho medidas acordadas en la Cumbre de Beijing y en la IV Reunión Ministerial del Foro de Cooperación China-África.

  El volumen comercial entre ambas partes alcanzó los 166.300 millones de dólares en 2011, el doble del registrado en 2006. La suma acumulada de inversión directa china en África ha llegado a superar los 15.000 millones de dólares y los proyectos se han extendido a 50 países africanos. Además, la asistencia china presenta un crecimiento sostenible. China ha ayudado a África en la construcción de más de 100 escuelas, 30 hospitales, 30 centros contra el paludismo y 20 centros de tecnología agrícola. Por otro lado, China ha cumplido con su promesa de ofrecer 15.000 millones de dólares en préstamos preferenciales. En una entrevista con la Agencia de Noticias Xinhua, el presidente de Níger, Mahamadou Issoufu, resaltó la labor de China, “que ha brindado un gran apoyo en las finanzas y ha cumplido completamente con su compromiso con África”.

  En las áreas cultural y educativa, China y África aprenden entre sí y los intercambios se profundizan cada vez más. Desde el año 2000, China ha capacitado a casi 40.000 personas en beneficio de los países africanos y ha ofrecido más de 20.000 becas gubernamentales, mientras que muchos estudiantes africanos llegan a las universidades chinas.

  Bajo el marco del Plan Cooperativo 20+20 entre Institutos de Enseñanza Superior de China y África, cuarenta entidades educativas de ambas partes han establecido relaciones de cooperación. Además, se han establecido 29 institutos y clases Confucio en 22 países de África, con el propósito de difundir la cultura china en dicho continente.

  En la IV Cumbre Empresarial Sino-Africana, que se celebró de forma paralela, más de 20 empresas chinas y africanas suscribieron ocho proyectos en campos como el institucional, el financiero, la industria aeronáutica, la agricultura, entre otros, para ser desarrollados en Kenia, Tanzania, Etiopía, Zimbabue, Costa de Marfil y Ghana, valorizados en 341 millones de dólares. Yuan Li, subdirector del Banco de Desarrollo de China, expresó que el Fondo de Desarrollo China-África, establecido en junio de 2007, ha comprometido un volumen de inversión de 2.000 millones de dólares, con el cual la inversión de las empresas chinas en África superó los más de 10.000 millones de dólares.

  Una mayor cooperación en el futuro

  Para los próximos tres años, China ofrecerá a las naciones africanas 20.000 millones de dólares en préstamos, el doble de lo comprometido en 2009. Por otro lado, el Plan para el Personal Cualificado de África, que pronto se pondrá en práctica, busca formar a 30.000 trabajadores competentes con 18.000 becas gubernamentales. China ha prometido enviar 1.500 médicos y está planeando ayudar a los países africanos en la construcción de infraestructura meteorológica, así como en la protección y administración forestales.

  Todo lo mencionado anteriormente constituye parte de las importantes medidas en las cinco áreas que el Gobierno chino viene promoviendo para los futuros tres años, con el fin de incentivar la asociación estratégica China-África. Omar Ghelleh, presidente de Yibuti, considera que las cinco nuevas medidas de la cooperación sino-africana, propuestas por el presidente chino Hu Jintao, muestran el deseo de estrechar la relación.

  Wu Sike, enviado especial de China para el Medio Oriente, y quien ha visitado numerosos países africanos, también cree que hay un gran porvenir en la cooperación bilateral. “He estado en el sur de África y me he dado cuenta de que la cooperación sino-africana tiene prosperidad y ha sido bien recibida por la población local, pues ha traído verdaderos beneficios para la sociedad y el desarrollo agrícola”, sostuvo Wu, quien considera que, en adelante, la colaboración puede ampliarse y profundizarse en los terrenos de “ciencia y tecnología, nuevas energías y en el plano internacional”.

Artículos relacionados