Comentarios y Respuestas

Es difícil que el “Hecho en Sudeste Asiático” sacuda el “Hecho en China”

Actualizado el 25-09-2012 | Agrandar | Achicar

Autor: | Fuente:

  Por los corresponsales en Tailandia Wang Hui y Ji Peijuan y los corresponsales Liu Gang y Yang Ye en Vietnam

  20/08/2012(Pueblo en Línea)- En los últimos años, algunas compañías trasnacionales han puesto su atención en el mercado del sudeste asiático. Según las estadísticas del “Informe de Inversión Mundial 2012” publicado el 5 de julio por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD), la inversión exterior directa en la región del sudeste asiático en el 2011 alcanzó los 117 mil millones de dólares, un 26% más que el año anterior, mientras que en China apenas llegó al 8%.

  ¿Se está mudando el “Hecho en China” hacia el Sudeste Asiático? ¿Podrá el “Hecho en el Sudeste Asiático” reemplazar el “Hecho en China” en un futuro? Los analistas tienen distintas opiniones sobre el asunto, pero se puede afirmar que la industria manufacturera china, especialmente la de baja y media gama, se enfrentará próximamente a una competencia más intensa.

  En el informe 2012 de la CNUCYD, entre los países preferidos por las compañías trasnacionales, Indonesia y Tailandia han presentado un incremento significativo. Según el informe, debido a la tendencia en alza de los costos de mano de obra y producción en China, los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSA) han continuado fortaleciendo relativamente su competitividad. Algunas empresas extranjeras que habían invertido en las zonas costeras de China ahora se están trasladando al sudeste asiático, mientras que otras lo han hecho hacia las regiones del centro de China.

  El socio y vicepresidente ejecutivo de la consultora china ADFaith, Chen Rui, considera que los rápidos aumentos en los costos de mano de obra, capital y tipo de cambio han llevado a que algunas compañías trasnacionales hayan trasladado su frente al sudeste asiático, donde algunos países también están buscando desarrollar sus propias industrias manufactureras.

  Entre los inversores que se trasladan al sudeste asiático, también hay algunas empresas chinas. Zheng Shengzhong, gerente de la compañía de indumentaria Zhenzhou (Camboya), dijo: “Nosotros también nos vimos obligados a mudarnos aquí debido al aumento del precio de la mano de obra”.

  “Enviar la misma ropa por un valor de 10.000 yuanes a la Unión Europea, hay grandes diferencias si se produce en China o Camboya. Por ejemplo, para la importación en Italia existen impuestos de país más favorecido. Un par de pantalones de 10 dólares de costo de producción en China, hay que pagar el 12,5% de impuestos para la importación en Italia, por lo que el precio llega a 11,25 dólares. Sin embargo, si se produce en Camboya, el precio final en Italia será de 10 dólares”, dijo Zheng Shengzhong, y agregó: “al trasladar la fábrica a Camboya, podemos bajar el costo en un 10%”.

  Algunas empresas chinas que han invertido en Vietnam han tenido una experiencia similar. Yang Lin, gerente general de la compañía fabricante de automóviles electrónicos Senbao de Guangxi, señaló que la población en Vietnam es muy joven y el precio de la mano de obra es menor que en China, dos de las ventajas que tiene Vietnam para desarrollar su industria de la fabricación. Sin embargo, según algunas fuentes, los fabricantes de ropa, calzados y sombreros del sudeste asiático importan maquinarias desde China, e incluso algunos importan también las telas desde el gigante asiático, por lo que aún dependen bastante del “Hecho en China”.

  El 97% de los productos de calzados de la reconocida marca alemana Adidas se producen en Asia. Aunque de esa cantidad un máximo de 35% se fabrica en China, ese porcentaje disminuye año tras año. Vietnam ocupa actualmente la segunda posición, con el 29%, seguido de Indonesia, con el 26%. No obstante, la producción en Camboya se duplicó en el 2011. Recientemente, “tras reconsiderar la estrategia de recursos a nivel mundial”, Adidas decidió cerrar su fábrica en Suzhou, la única de su propiedad directa en China. Se cree que probablemente se traslade a Birmania.

  Chen Rui sostiene que la industria manufacturera se encuentra realmente en una situación de mudanza desde China hacia el sudeste asiático. Desde bienes de consumo rápido hasta equipamiento, todo se está moviendo. En general, la fabricación con su uso intensivo de mano de obra y recursos se mudará más a la región del sudeste de Asia.

  No obstante, Xi Changtai, gerente del departamento de investigación en Asia del Standard Chartered Bank señaló que no ha observado una transferencia en gran escala de la manufactura desde China al sudeste asiático. Dijo que en el aumento de las inversiones extranjeras en la fabricación en esa región no necesariamente se deba a la retirada de las inversiones, porque los datos de inversión extranjera en China siguen mostrando un fuerte desempeño. La desaceleración de la inversión extranjera en China probablemente tenga que ver con la desaceleración de la economía interna del gigante asiático, a lo que se le suma la grave situación económica a nivel mundial, pero no se trata de que el sudeste asiático esté reemplazando a China.

  De acuerdo con el informe de la CNUCYD, en el corto plazo parece ser que existe un estancamiento de la inversión extranjera directa en la industria manufacturera china, pero China continúa siendo el destino de inversión más atractivo.

  Algunas personas conocedoras del mercado y en contacto con compañías europeas y estadounidenses consideran que, aunque todavía no hay un movimiento en gran escala de las inversiones extranjeras fuera de China, el país debe hacer frente a los posibles cambios, especialmente a los relativos a las ventajas del mercado laboral en la propia China, para llevar a cabo ajustes oportunos y tomar un papel más activo.
 

Artículos relacionados