Comentarios y Respuestas

Construir con el desarrollo una sólida base para el sueño -- Acerca de la estructuración del sueño chino con voluntad única (4)

Actualizado el 26-09-2013 | Agrandar | Achicar

Autor:Comentarista del Diario del Pueblo | Fuente:Diario del Pueblo, 22 de marzo de 2013

  El sueño requiere del estímulo de la fuerza y la lucha y no se separa de una base profunda y sólida de la realidad; el sueño va a abrirse y dar frutos, aterrizarse y echar raíces y depende más aún del soporte enérgico de la realidad.

  Hay que perseverar en el pensamiento estratégico consistente en que el desarrollo es lo que cuenta, consolidar constantemente la base material y cultural para cumplir con el sueño chino. La expresión del presidente Xi Jinping ha expuesto que el aceleramiento del desarrollo socioeconómico constituye demanda necesaria y camino fundamental para hacer realidad el sueño chino.

  El gran sueño se origina de la tierra de la realidad. El curso de formación gradual del sueño chino también es un curso en que China se desarrolla y marcha sin cesar. A comienzos del siglo pasado, los estudiantes patrióticos no podían sino emitir en vano las “tres preguntas sobre los Juegos Olímpicos”; los jóvenes progresistas no podían sino ilusionarse en sueños de la novela para celebrar una Exposición Universal. El caos bélico era frecuente, el pueblo vivía en miseria, la economía sufría de depresión. ¿Cómo podían hablar de “sueño”. Desde cuando la Nueva China que “se puso de pie” hasta el “enriquecimiento” gracias a la reforma y apertura, hasta “hacer poderoso el país en el nuevo siglo, el sueño sobre los Juegos Olímpicos y la Exposición Universal terminan por ser reales. Estamos oyendo el tik tak de los fuertes pasos que se aproximan hacia el sueño chino.

  Tan sólo mediante el desarrollo constante se puede convertir el sueño en realidad. El sueño chino caracterizado por lo poderoso estatal, la revitalización de la nación y la felicidad del pueblo se demuestra en la elevación de la poderío duro material y el poderío blando cultural, se demuestra en una enseñanza mejor, en trabajos más estables, en los ingresos más satisfactorios y otros dividendos sólidos y verídicos de la vida del pueblo. durante los más de 30 años de la reforma y apertura, el desarrollo socioeconómico de China se mantiene con próspera vitalidad, el poderío íntegro estatal, las fuerzas productiva sociales y el nivel de vida del pueblo han visto enorme elevación. Ello constituye la base más sólida del sueño chino. Que marchemos a pasos firmes, llenos de confianza, hacia la meta de la modernización.

  Sabemos muy bien que existen en el camino hacia delante diversos tipos de riesgos y desafíos. El volumen global de la economía ha saltado hasta colocarse en el segundo puesto del mundo, no obstante, el nivel per cápita sigue siendo muy distante del nivel mundial; la economía china se ha convertido en el “nuevo motor”del desarrollo de toda la Tierra, pero la presión ambiental y el cuello de la botella que significan los recursos chinos sobresalen con cada día que transcurre. El vigor de la sociedad entera se mueve, pero también hay que tratar de modo adecuado los múltiples temas difíciles en el curso de la transformación de modalidad de desarrollo económico. La situación básica estatal, las principales contradicciones y la posición en la esfera internacional no han operado cambios. El sueño chino sigue en el camino.

  Para solucionar problemas, enfrentarse a desafíos y agarrar importantes coyunturas estratégicas, no puede sino colocar siempre el desarrollo en el lugar de la primera misión, dar solución mediante el desarrollo a los “problemas surgidos después de desarrollarse; desde el cambio de la modalidad de desarrollo y reajuste de la estructura productiva hasta la protección ambiental y la construcción de “China hermosa”, desde el enriquecimiento de la vida cultural de las masas populares hasta la garantía de los derechos e intereses básicos del pueblo, solidificar constantemente la base material y cultural del sueño chino. La práctica corrobora que guiados por el concepto científico del desarrollo, persistiendo siempre en tener la construcción económica como centro, impulsando integralmente la construcción en lo económico, en lo político, en lo cultural, en lo social y en la civilización ecológica, podremos vencer las dificultades y permitir al enorme buque “China” salir a aguas más abiertas.

  En 1902, Liang Qichao escribió un libro titulado Futuro de la Nueva China, en el cual describe su “sueño chino”: sin ningún fundamento sueño en el sueño de la paz y lanzando miradas hacia Kunlun veré que el pico absoluto de Kunlun se aproxima. Cumplir con la revitalización de la nación constituye sueño centenario de los hijos e hijas de China. Luego de transcurrir duras exploraciones y luchas incansables, el pueblo chino, más que nunca antes, llega a entender más despierto una verdad inquebrantable: sólo desarrollando podemos hacernos fuertes y los arduos y reales esfuerzos hacen próspero el país.

Artículos relacionados