Comentarios y Respuestas

Nueva tendencia en el cambio de las relaciones de producción agrícola de China

Actualizado el 10-02-2014 | Agrandar | Achicar

Autor:Zhang Hongyu | Fuente:Diario del Pueblo

  El sistema de la tierra es contenido núcleo de las relaciones de producción en las zonas rurales de China. Su innovación y cambio poseen efectos de “mover todo el cuerpo con una hebra de pelo”. La Conferencia del Comité Central del PCCh sobre el Trabajo Rural recién clausurada indica: “El sujeto del derecho a la contrata y operación de la tierra se separa del sujeto de negocio, he aquí nueva tendencia en el cambio de las relaciones de producción agrícola en China”; es preciso “poner en práctica la propiedad colectiva, estabilizar el derecho de las familias campesinas a la contrata y liberar el derecho a la operación de la tierra”. Esto demuestra que con el desarrollo de más de 30 años de reforma y apertura, actualmente el fomento del sistema sobre la tierra rural de China ha llegado a un período clave y necesita apremiantemente marchar con los tiempos, reformar y mejorar los arreglos sistémicos correspondientes.

  El cambio de período de desarrolla llama a innovar el sistema de tierras rurales con el derecho al uso como núcleo.

  La propiedad de tierras rurales es un condicionamiento de derechos que abarca derechos de varios aspectos, posesión, uso, beneficio, tratamiento, etc. Debajo de cada renglón grande de derechos se puede derivar detalladamente múltiples derechos concretos. El cómo instituir diversos renglones de derecho, así como distribuir distintos sujetos, ejercen importante impacto sobre la equidad y eficacia del sistema de tierras rurales. Actualmente, en el desarrollo socioeconómico de China han aparecido numerosas nuevas características de naturaleza de etapa y se destacan en mayor medida la necesidad y la importancia de innovar el sistema de tierras rurales que tiene como núcleo el derecho al uso.

  La operación privada de tierras rurales es un sistema de uso de tierras rurales y se demuestra como la más eficaz a través de las pruebas de la historia. Después de la fundación de la Nueva China, el sistema de la tierra en el campo chino ha transcurrido tres etapas. La primera fue del período de la reforma agraria. Durante ese período el sistema de tierras rurales se caracterizaba básicamente como operación privada. La segunda etapa va de la cooperativización agrícola a la comuna popular. Durante ese período, la característica básica del sistema de la tierra rural era de operación colectiva. La tercera etapa se inició con la reforma y apertura y la característica básica de la tierra rural es de propiedad colectiva con operación privada. Observando las vicisitudes del sistema de tierras rurales de estas tres etapas, desatendiendo el problema del derecho de propiedad, por garantía de los beneficios de los campesinos y el resultado de la producción agrícola, la operación privada de las tierras rurales, sin lugar a dudas, es la mejor opción. En la primera y la tercera etapas, sobre todo durante el período de cambio de sistema, aunque era diferente el arreglo sistémico sobre el derecho a la propiedad de la tierra rural, bajo la modalidad de operación privada de tierras rurales, se hicieron realidad las metas de movilizar el entusiasmo de los campesinos en la operación de tierras, elevar el nivel de rendimiento agrícola y aumentar ingresos de los campesinos. Las experiencias y lecciones tanto positivas como negativas demuestran que la operación privada de las tierras rurales es la modalidad de operación de tierras rurales concordante con las características de producción agrícola y con la situación nacional de China y hay que mantenerla durante largo tiempo.

  En el marco de la propiedad colectiva con operación privada, el sistema de uso de tierras rurales posee espacio de opción variada. La operación privada es el sistema de uso de tierras rurales poseedor de mayores efectos. Pero la operación privada propia es un espacio sistémico de gran elasticidad. En el marco básico de la operación privada, además de la operación privada por familias campesinas, existen opciones distintas como operación por familias grandes mediante transferencia, operación por cooperativas campesinas, operación por empresas relacionadas con la agricultura, etc. Sobre todo, luego de entrar en el nuevo siglo, a medida que se promueve aceleradamente la industrialización y la urbanización, la cantidad absoluta de la mano de obra dedicada a la agricultura y su peso específico relativo vienen bajando en gran margen. Pero debido a que gran cantidad de pobladores del campo han cumplido con el cambio de oficio y traslado de lugar residencial, pero no han cumplido con el cambio de la condición social, resulta que el de operaciones simultáneas se ha convertido en un fenómeno universal. En 2012, el número de trabajadores emigrados del campo a la ciudad fue de 263 millones de personas, significando que cada familia campesina tiene un trabajador emigrado a la ciudad. Se ha hecho un estado permanente el acto de simultaneidad de operación no agrícola.

  “Propiedad colectiva, contrata familiar y operación pluralizada” constituye rumbo básico de la innovación del sistema sobre tierras rurales. Antes de la década del 90 del siglo anterior, las familias campesinos, en su mayoría, no tenían empleo no agrícola, los contratistas de tierras rurales se unificaban en elevado grado con los operadores, el derecho a la contrata y el derecho a la operación no tenían necesidades de diferenciarse ni valor de separarse, el arreglo sistémico de “separación entre los dos derechos”, la propiedad colectiva y la operación familiar sobre las tierras rurales era capaz de incluir las necesidades de la forma de operación en la producción agrícola y, además, era un establecimiento sistémico eficaz que tenía en consideración simultánea los derechos del Estado, de la colectividad y de los campesinos. Pero bajo el fondo del aceleramiento de la industrialización y la urbanización, se presentan la necesidad y la posibilidad de separar el derecho a la contrata y el derecho a la operación. Por la necesidad, en comparación con operaciones simultáneas de oficio que realizan gran cantidad de campesinos, la operación agrícola especializada rinde más alta eficacia de producción agrícola. Por posibilidad, en los últimos años, con el desarrollo acelerado de las cooperativas especializadas campesinos, las granjas familiares y las empresas relacionadas con la agricultura, la proporción de transferencia de tierras sube a ritmo acelerado y la separación entre el derecho a la contrata y el derecho a la operación se viene haciendo un estado permanente con cada día que pasa.

  Al hacer un análisis íntegro, nos damos cuenta de que en el curso del acelerado desarrollo socioeconómico, el fondo macroeconómico y la base microeconómica en que se encuentra el sistema chino sobre la tierra rural están sufriendo profundos cambios. En el marco básico de propiedad colectiva de la tierra y la operación bajo contrata de familias campesinas, la modalidad de operación de tierras manifestada como “propiedad colectiva y operación independiente por familias campesinas” está transformándose rumbo a la existencia paralela de múltiples modalidades como “propiedad colectiva, operación independiente por familias campesinas, operación por cooperativas y operación a modo empresarial”. Se trata de una vicisitud institucional de carácter inducido que se lleva a cabo silenciosamente. Cuando se desarrolla hasta determinado grado, requiere que las políticas y reglamentos jurídicos y otros sistemas oficiales hagan eco efectivo. La orientación básica debe ser: estructurar nuevo tipo de sistemas de tierras rurales en los cuales “se divorcian los tres derechos”, derecho a la propiedad, derecho a la contrata y derecho a la operación, teniendo como característica la propiedad colectiva, la contrata familiar y la operación pluralista.

  Ruta básica para practicar el nuevo tipo de sistemas de tierra rural de “separación entre los tres derechos”

  Lo que es necesario enfatizar radica en que al formular la innovación institucional de tierras rurales de “separación entre los tres derechos”, estructurar el nuevo tipo de sistemas sobre tierras rurales de propiedad colectiva, contrata familiar y operación pluralista, el prerrequisito es persistir sin cambio durante largo tiempo en el sistema básico de propiedad colectiva de las tierras rurales y la operación basada en la contrata familiar. Sobre esta base se deja más en claro el contenido intrínseco de los derechos e intereses de sistemas correspondientes. Esto constituye mejoramiento y desarrollo del vigente sistema de tierras rurales y el sistema básico de operación en el campo en vez de contrariarlos. El sistema de tierras rurales con la “separación entre los tres derechos” tiene orientación política en los siguientes puntos principales.

  No cambia la naturaleza de propiedad colectiva de las tierras rurales. La propiedad colectiva de las tierras rurales considera a la vez los intereses del Estado, de la colectividad y de los campesinos y se trata de un arreglo institucional de propiedad eficaz. Pero la propiedad colectiva es un espacio institucional poseedor de gran elasticidad. Las diferencias de desarrollo entre las diversas regiones de China son notorias y el significado de la propiedad colectiva sobre la tierra se difiere en mucho de una a otras regiones. Por ejemplo, en Nanhai de Guangdong, Wenzhou de Zhejiang, Kunshan de Jiangsu, regiones con la economía colectiva considerablemente desarrollada, es notablemente alta la “intensidad propietaria” de la propiedad colectiva de la tierra. Con el reconocimiento del derechos a la operación con contrata de familia campesinas como prerrequisito, algunas zonas adoptan el modo de actuar similar a “subcontratación”, fortaleciendo en gran medida la capacidad de disponer de tierras rurales y el derecho a la operación bajo contrata familiar campesina en algunos lugares ha retrocedido hasta el grado de reservar tan sólo el derecho a obtener beneficios por alquiler o reparto de dividendos accionarios. Mientras tanto, en la mayor parte de las zonas agrícolas y las zonas del centro y oeste de China, donde la economía colectiva rural es débil, los recursos y fuerzas dispositivas que poseen son insuficientes, la propiedad colectiva, en la mayoría de los casos, se encuentra en estado vacío.

  Se detalla más la división de derechos de las familias campesinas a la contrata y a la operación de tierras rurales. El derecho a la contrata y a la operación de tierras rurales es una sujeción de derechos que contiene varios derechos y con poderes y funciones que se encuentran en constante enriquecimiento y extensión. El derecho a la operación de tierras es un derecho real de usufructo típico. Bajo el prerrequisito de no suceder la separación de los derechos, tiene derechos completos como ocupación, operación, cobro de beneficios, tratamiento, etc.; luego de divorciarse los dos derechos, el de contrata y el de operación, el derecho de contrata se manifiesta más en derechos a la ocupación y derecho al tratamiento, así como derechos e intereses múltiples derivados sobre esta base. Lo típico de ello, por ejemplo, derecho de herencia, derecho de retiro, etc. El derecho a la operación correspondiente se manifiesta más como derechos a la labranza, a la operación, al cobro de beneficios, así como otros derechos e intereses derivados, por ejemplo derecho a la participación de acciones, derecho al empeño, etc. Para con el Estado, la instalación del derecho a la operación por contrata de la tierra afecta directamente e incluso decide el rendimiento de la agricultura y afecta la seguridad alimentaria del Estado y suministro eficaz de importantes productos agrícolas, incluso la estabilidad social, la equidad y justicia del campo. Para con los campesinos, la instalación del derecho a la operación por contrata no sólo se relaciona con la magnitud de su derecho a la operación y la estabilidad del derecho a la tierra, sino influye profundamente en la obtención de beneficios derivados de la propiedad. Bajo el fondo en que se promueve aceleradamente la industrialización y la urbanización y el desarrollo a un mismo paso de la “modernización en los cuatro aspectos”, es imprescindible practicar la separación entre el derecho a la contrata y el derecho a la operación. El derecho a la contrata se manifiesta principalmente como beneficios derivados de la propiedad para los campesinos contratantes y la realización del valor de propiedad del derecho a la operación por contrata, mientras que el derecho a la operación consiste en, a través de la circulación en mayores esferas, elevar la eficacia de la disposición de los limitados recursos y de ello se desarrolla nuevo tipo de sujetos de operación y forma de operación de tierras pluralizada.

  Contenido y significado de la separación entre el derecho a la contrata y el derecho a la operación

  La práctica de la “separación entre los tres derechos”, derecho a la posesión, derecho a la contrata y derecho a la operación, dejando en claro el contenido distinto institucional de los “tres derechos”, sobre todo el derecho a la contrata y el derecho a la operación, posee importante significado real.

  Significado y valor del derecho a la contrata. Durante la mayor parte de tiempo desde la reforma y apertura, el derecho a la contrata de tierras rurales y el derecho a la operación han sido unificados. El derecho a la operación abarcaba derechos múltiples: ocupación, operación, transferencia, participación accionaria, beneficio, herencia, retiro, tratamiento, etc. Bajo circunstancias de la separación entre el derecho a la contrata y el derecho a la operación, el significado y el valor del derecho a la contrata se demuestran más en dos dominios: uno radica en la obtención del derecho a la contrata. La obtención del derecho a la contrata de tierras rurales necesita poseer determinadas condiciones de sujeto. Basándose en lo establecido en la Ley de Contrata de Tierras Rurales, la obtención del derecho a la contrata se conecta con la calificación como miembro de la organización de economía colectiva. Dos, demostración del derecho a la contrata. Bajo circunstancias en que se separan el derecho a la contrata y el derecho a la operación, el sujeto de la contrata obtiene beneficios de propiedad a través de la cesión de derecho a la operación y logra compensación de bienes luego de ser apropiada la tierra o retirarse. El futuro derecho a la contrata de la tierra se demostrará en el derecho a la herencia.

  Significado y valor del derecho a la operación. El derecho a la operación no puede desplegar el papel independientemente tan sólo bajo circunstancias del desarrollo acelerado de la industrialización y la urbanización, el traslado cuantioso de la mano de obra y transformación en vecinos urbanos y en las que el derecho a la contrata y el derecho a la operación quedan separados. El significado actual del despliegue independiente del papel del derecho a la operación radica en que su ámbito en que ejerce la calificación como sujeto es mucho mayor que el sujeto del derecho a la contrata. La obtención del derecho a la contrata tiene condiciones estrictas de limitación mientras que la limitación de la calificación como sujeto del derecho a la operación es mucho menos numerosa. Esto posee gran importancia para optimizar dentro de un ámbito mayor la distribución de recursos de tierras labrantías y elevar el rendimiento de la producción agrícola y es prerrequisito básico y opción necesaria para realizar la operación pluralizada a través de la innovación del sistema sobre la tierra. En primer lugar, ello es favorable para desarrollar la agricultura moderna, elevar la eficacia de uso de la tierra, la mano de obra y los recursos, elevar la capacidad productiva íntegra, la fuerza competitiva y la capacidad de desarrollo sostenible de la agricultura; en segundo lugar, es favorable para elevar al máximo el rendimiento de los productos agrícolas mercantiles, prolongar la cadena de la producción agrícola; en tercer lugar, es favorable para cultivar y desarrollar nuevos sujetos como granjas familiares, organizaciones cooperativas, empresas agrícolas, etc.; en cuarto lugar, es favorable para preparar y formar al campesinado profesional. Impulsar el “divorcio entre tres derechos” e independizar el derecho a la operación , visto a largo alcance, podrá desplegar mayor rol. Por ejemplo, en la actualidad, la razón núcleo por la cual existen estipulaciones sobre la limitación al empeño del derecho a la contrata y el derecho a la operación sobre la tierra radica en que la tierra no sólo es el más importante medio de producción de los campesinos, sino que carga con la misión de proporcionar la garantía básica de vida. Después de independizarse el derecho a la operación, se puede, bajo los prerrequisitos de no afectar al derecho a la contrata de la tierra y sus beneficios, establecer supuestamente el empeño con el derecho a la operación de la tierra, proporcionar apoyo financiero al desarrollo de la agricultura, luego se puede ofrecer un marco sistémico rico en elasticidad al mecanismo del derecho a la contrata de tierras para los campesinos que entran en la ciudad.

Artículos relacionados