Comentarios y Respuestas

Principio de la divisibilidad de la información gubernamental en público

Actualizado el 22-04-2014 | Agrandar | Achicar

Autor:Huang Weiqun | Fuente:《Revista de la Escuela del Partido del Comité Central del PCCh》5.to número de 2013

  Si hablamos de la apertura de la información gubernamental, esto no significa que se puede difundir toda esa información. A veces algunas de ellas atañen a los secretos estatales y comerciales y la privacidad personal, los cuales, una vez revelados, pueden comprometer la seguridad estatal, la pública y la económica, así como la estabilidad social. Para distinguir y tratar este tipo de información, se necesita el principio de la divisibilidad aplicable a la “exención de divulgación de la información excepcional”.

  I

  En cuanto a la apertura de la información gubernamental, el principio de la divisibilidad se refiere a aquella información solicitada que tiene algunos contenidos inapropiados para ser revelados. Los órganos administrativos defienden, de acuerdo con las leyes y reglamentos y utilizando los métodos técnicos de borradura y tachadura, las porciones confidenciales y permiten conocer las divulgables. Este reglamento establecido según el artículo de información exenta de apertura se llama también el principio diferenciable o separable. Conforme a este principio, luego de separar y borrar razonablemente las informaciones gubernamentales confidenciales se debe proporcionar las no confidenciales a cualquier persona que las solicite.

  El prinicipio de la divisibilidad encarna el espíritu legistativo de “tomar como principio la apertura de información y como excepción la no revelación”. Bajo condiciones previas de la protección de los secretos estatales y comerciales y la privacidad, se debe garantizar al máximo el derecho del pueblo a la información y a la obtención de esta, y reglamentar los deberes y responsabilidades de los órganos administrativos en el cumplimiento de la divulgación de información, limitando su uso discrecional. El principio de la divisibilidad subraya que la protección del derecho a la información es más valiosa que el mantenimiento del secreto. Su esencia consiste en la apertura política y la supervisión de los ciudadanos. Vladimir Lenin consideró que siempre cuando las masas puedan acceder a toda información, juzgar lo todo y dedicarse a conciencia a hacer toda cosa, el país tendrá fuerza. [1] Antes de entrar en vigor la Ley de Libertad de Información de Estados Unidos, el entonces ministro de Justicia Ramsey Clark escribió: si se puede realizar verdaderamente “el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo”, este debe ser informado sobre los detalles de las actividades gubernamentales. [2-1]

  II

  En los países occidentales, con el florecimiento de la sociedad capitalista, la aplicación del principio de la divisibilidad de apertura de la información gubernamental tuvo remotos orígenes históricos. El principio fue elaborado en 1766. La Ley de Libertad de Publicación, promulgada por Suecia, contiene temas de diferenciar y tratar la información excepcional. El artículo 8 del capítulo 2 “Sobre la apertura de los documentos oficiales” establece: “Los documentos con  alguna porción que necesita mantenerse en reserva podrán ser encontrados en el archivo, si no revelan problemas relacionados con el contenido confidencial”. El moderno sistema de apertura de información gubernamental se estableció formalmente en 1966. El mismo año EE.UU. elaboró la Ley de Libertad de Información y sus artículos principales se incluyeron en el Código de los Estados Unidos en 1967.

  En título V, sección 552, subsección (b), artículo (9), se estipula: “Se deberá proveer toda porción razonablemente separable de un registro al peticionario luego de eliminar las porciones que se hallasen exentas de revelación bajo los términos de la presente subsección. Las porciones eliminadas deberán estar indicadas en la parte del registro revelada, a menos que tal indicación dañase los intereses protegidos por la exención en la presente subsección en concordancia con la cuál se hubiese eliminado la porción. De ser técnicamente factible, la cantidad de información eliminada deberá estar indicada en la parte del documento donde hubiese estado originalmente”. [3]  La Ley de Libertad de Información (enmienda de 1974) de EE.UU. clarificó por primera vez el principio de la divisibilidad en cuanto a la apertura de la información gubernamental, estipulando así: “Cuando los órganos administrativos establecen la información que se pueda divulgar y la que se halle exenta de revelación en el mismo documento, luego de eliminar las porciones exentas de revelación, deberán divulgar las restantes”. [2-2] En 2001 las Reglas de Obtención de los Documentos del Parlamento, Comisión y Consejo de la Unión Europea (n.º 1049/2001) estipulan en artículo 4, inciso 6: “Si el documento solicitado tiene solo una porción que se halle exenta de revelación, el resto deberá ser revelado”. [4-1] Al año siguiente, la segunda propuesta del Comité de Ministros del Consejo Europeo sobre obtención de documentos oficiales para sus miembros establece en la cláusula 2 del artículo 7: “Si algunas informaciones del documento oficial se aplican a los requisitos restrictivos, el organismo público aún deberá aprobar la obtención de otras porciones contenidas en el documento y explicar en forma explícita cualquier omisión”. [5]

  Nuestro país, aunque comenzó tarde a abrir la información gubernamental, ha logrado notables progresos en el diseño del sistema correspondiente. Ya en 1995, las autoridades británicas en Hong Kong, China, elaboraron las Reglas de Documentos Abiertos. Según estipula la última cláusula del artículo 1.13, se proveerán lo mejor posible los materiales originales , y si en el registro algunos materiales no pueden ser revelados, el resto aún podrá divulgarse. [4-2]  En 2005, la última cláusula del artículo 18 de la Ley de Apertura de Información del Gobierno, de Taiwan de China, estipula: “Salvo las porciones de la información del gobierno que sean restringidas por las cláusulas anteriores o no puedan ser reveladas, el resto de las partes deberá divulgarse y proveerse”. En mayo de 2008 se hicieron efectivos en China los Reglamentos sobre la Revelación de la Información del Gobierno, cuyo artículo 22 estipula: “En cuanto a la información gubernamental solicitada que tenga el contenido no revelable pero pueda ser separable, el órgano administrativo deberá proveer al peticionario el contenido que se pueda revelarse”. [6-1]  El mismo año, las Opiniones de la OficinaGeneral del Consejo de Estado Acerca de Varios Problemas Relativos a la Aplicación de los Reglamentos sobre la Revelación de la Información del Gobierno de la República Popular China aclararon en mayor medida la solución separable de algunos contenidos relacionados con los secretos estatales. El inciso (7) del artículo 3 establece: “Se deberá revelar la información del gobierno, cuyo contenido principal necesita ser informado e intervenido ampliamente por el público, pero con algunas porciones que atañen a secretos estatales, luego de descifrar o eliminar el contenido confidencial por medio de procedimiento legal”. [6-2] En agosto de 2011, en la cláusula 3 del artículo 9 de las Disposiciones del Tribunal Popular Supremo sobre Varios Problemas de Instrucción de Procesos Administrativos de la Revelación de la Información Gubernamental, se estatuye lo siguiente: “Después de instruir la causa, el tribunal popular deberá sentenciar que el acusado revele el contenido divulgable en el plazo fijado, al considerar que si el contenido de la información gubernamental se puede distinguir y tratar”. . [6-3].

  III

  El principio de la divisibilidad es aplicable a toda la información excepcional del gobierno, incluyendo secretos estatales y comerciales, privacidad y otras sensibles. En el proceso de revelación, es menester distinguir y tratar las diversas informaciones según su carácter confidencial, conforme a la ley.

  1. Secretos estatales. Se definirá si la información gubernamental pertenece al secreto estatal, de acuerdo con la Ley de Confidencialidad y los reglamentos pertimentes. Si lo es, se determinarán el ámbito, la categoría y el plazo de confidencialidad. Se prohibirá revelar el secreto estatal. Sin embargo, en cuanto a los contenidos que necesiten el conocimiento y compartimiento del público, las partes no confidenciales podrán revelarse después de descifrar y eliminar los contenidos confidenciales a través del proceso legal. Generalmente hay dos casos para distinguir y tratar las informaciones confidenciales del gobierno. Primero se refiere a los secretos estatales en el plazo de reserva.     La desclasificación anticipada de los secretos estatales será decidida por el órgano o la entidad que haya determinado la categoría de esos secretos o por el departamento superior. Esta desclasificación debe atenerse al principio de que la revelación no perjudique los intereses del Estado o favorezca mejor el conjunto de la situación estatal. Segundo se refiere a los secretos estatales en el vencimiento de plazo. Los secretos que requieran prorrogar el plazo de reserva, luego de someterse al examen según los reglamentos, deberán renovar el plazo. Los correspondientes a requisitos de desclasificación deberán revelarse oportunamente tras cumplir con los procedimientos de desclasificación y trámites de aprobación. Los secretos no pertenecientes a la propia entidad deberán revelarse después de solicitar opiniones de la entidad que haya producido documentos o informaciones y eliminar contenidos y señales confidenciales previa su aprobación [7].

  2. Secretos comerciales. Nuestro país no tiene una ley específica de secretos comerciales. Sin embargo, en el artículo 219 del Código Penal, la cláusula 3 del artículo 10 de la Ley de la República Popular China contra la Competencia Desleal, Las Opiniones del Tribunal Popular Supremo sobre Varios Problemas de Aplicación del Código Civil y Varios Reglamentos sobre la Prohibición de los Actos de Violación de Secretos Comerciales, de la Administración Estatal de Industria y Comercio, se establecen disposiciones concretas. Los secretos comerciales del gobierno deberán ser separados y tratados según los reglamentos arriba mencionados y determinados conforme a las características de “dominio no público, pragmatismo y confidencialidad”. Los Reglamentos sobre la Revelación de Información del Gobierno estipulan la exención de divulgación de la información excepcional, con el fin de proteger los derechos e intereses de poseedores de secretos comerciales. En Estados Unidos, al decidir si exime la revelación de informaciones sobre secretos comerciales, el organismo administrativo considera primero los intereses públicos, pues cuando la práctica corresponda a estos, los intereses privados serán protegidos. Los ejemplos de tribunales exponen que los objetivos de interés público se basan en la orientación del valor social. Estos limitan siempre la protección de los secretos empresariales y privados e informaciones clasificadas [8]. En nuestro país, para una investigación judicial relacionada con el secreto comercial, el órgano administrativo solicita por escrito las opiniones de la tercera parte. Si esta declara que la invesigación concierne al secreto comercial, el órgano administrativo suele rechazar la revelación de las informaciones comerciales confidenciales.

  3. Privacidad personal. En general, la privacidad es secreto individual que un ciudadano no quiere que otros conozcan o divulguen, y es información propia de una persona física que no tiene relación con el interés publico. La privacidad es un derecho de cualidad moral dispuesto por el individuo, incompartible e indistribuíble por otros e informaciones relacionadas con las actividades y áreas privadas [9]. Los países modernos suelen proteger la privacidad personal por medio de elaboración de las leyes. En nuestro país todavía no hay una ley específica de privacidad. Pero las leyes correspondientes como el Código Civil, el Código Penal y Ley sobre las Sanciones de la Administración de la Seguridad Pública hacen ciertas estipulaciones. Los Reglamentos sobre la Revelación de la Información del Gubierno estatuye que la privacidad que produciría posiblemente importantes efectos sobre el interés público se podrá revelar una vez que apruebe el propietario. Si este no acuerda, no se la revelará, y si necesita realmente hacerlo, se debe tener la plena razón y explicarle por escrito la razón necesaria. En este aspecto la práctica internacional protectiva es eliminar el nombre, la fecha de nacimiento y otros datos personales de identidad.

  4. Informaciones sensibles. Entre las informaciones del gobierno exentas de revelación, los “secretos de trabajo”, “informaciones transitorias”, “actas de reuniones”, “informaciones históricas”, entre otros, quedan en una zona gris sin pruebas ni normas. El artículo 12 de la Ley de Función Pública estipula que los servidores públicos deben cumplir con sus deberes de “guardar secretos del Estado y de trabajo” y el artículo 53 establece que ellos no pueden tener actos de “divulgar secretos del Estado y de trabajo”. Las leyes de procuradores públicos y de jueces también establecen similares disposiciones. No obstante, siendo términos legales, ¿cómo definir el secreto de trabajo? Hasta la fecha no hay debidas explicaciones legales y judiciales. En la práctica los órganos del Partido y del gobierno de diversos niveles determinan independientemente el ámbito del secreto de trabajo. Tomemos como otro ejemplo el caso de las “informaciones transitorias”. Cualquier proceso de formación de la información se lleva a cabo con opiniones descriptivas y críticas. Cuando los ciudadanos solicitan la divulgación de la información gubernamental, el órgano administrativo que tiene obligación de revelación considera que las informaciones objetivas son las transitorias. Si se niega totalmente la información transitoria, se dañará indudablemente el derecho del público a la información.

  Durante la divulgación real de la información gubernamental, la aplicación del principio de la divisibilidad sigue 4 pasos: 1) Aceptación de solicitud. El solicitante debe enterarse del conternido relacionado con la información del gobierno. Cunado no pueda obtener la información necesaria por canales abiertos, el solicitante pedirá al órgano administrativo revelarla; si el solicitante se niega a aceptar el fallo, podrá solicitar la reconsideración administrativa al departamento superior o presentará un pleito ante el organismo judicial. Entonces el órgano de instrucción recibirá la solicitud. 2) Examen del contenido. Ante la solicitud, el órgano administrativo examinará el contenido según las leyes y reglamentos, determinando si la información gubernamental tiene el “contenido que no se podrá divulgar, pero sí podrá ser separado y tratado”. Cuando una distinción y tratamiento sea imposible, explicará al solicitante las razones para no revelar la información; si se puede hacer el tratamiento, se iniciará el próximo proceso. 3) Distinción y tratamiento. El órgano administrativo utilizará métodos técnicos de tachadura y cobertura para tratar de separar los “contenidos de divulgación indebida”, proteger la información confidencial y dar a conocer la porción revelable. El órgano judicial juzgará el contenido de la información conforme a la ley y decidirá ordenar al acusado proveer la información gubernamental divulgable, si los contenidos pudiesen separarse. 4) Suministro de información. El órgano adninistrativo brindará al solicitante la información separada, le avisará por escrito a él y explicará las razones al respecto.

  IV.

  En la aplicación del principio de la divisibilidad sobre la exención de divulgación de información mediante las excepciones, el gobierno debe ceñirse debidamente a la clave de su manejo.

  1. Protección continua de la información confidencial original. El principio de la divisibilidad se instituye sobre la base del de confidencialidad. La revelación y la seguridad son los temas básicos del sistema de divulgación de información gubernamental. Para un Estado, la revelación de información eleva la transparencia y la credibilidad pública del gobierno, pero la divulgación indebida puede perjudicar el interés estatal y violar la propiedad de la información confidencial del gobierno. Este tiene responsabilidad de defender la seguridad estatal, el interés público y los derechos e intereses legales del individuo, y oblicagación de examinar las informaciones relativas a los secretos estatal y comercial y la privacidad personal. Antes de divulgar la información gubernamental, se deberán eliminar los signos de secreto estatal en los documentos y materiales dispuestos a revelarse. Es decir, en todas las informaciones divulgadas oficialmente, cualquier documento o papel concerniente no podrá llevar un símbolo de secreto estatal. La institución nacional de trabajo confidencial se encarga de separar y tratar en forma profesional las informaciones reservadas.

  2. La clave de divisibilidad de la información consiste en “poder realizar la distinción y el tratamiento”, que se caracterizan por la “separabilidad” de los contenidos y el “tratamiento” de los métodos técnicos. El primero significa separar esta parte de información de la otra y el segundo se refiere a separar mutuamente la información de divulgación indebida de la divulgable. Después de separarse, la confidencialidad de la información original seguirá siendo protegida, mientras que se revelará el contenido revelable. Los siguientes tres casos no se aplican a dicho principio. Primero sobre la mezcla de informaciones. Si alguna información gubernamental de divulgación indebida no puede ser separada, cualquier parte de la brindada permitirá a la persona interesada obtener todo su contenido. Segundo sobre la información imperfecta. Por la imperfección de la información separada, el solicitante no podrá formarse un juicio correcto según el contenido ofrecido. Tercero sobre la información ya revelada. Después de separación y tratamiento, aunque la confidencialidad de la información original logra ser protegida, la separada ha sido ya divulgada, o sus datos y escritura han perdido el valor de referencia.

  3. Deberes administrativos del principio de la divisibilidad. El órgano administrativo deberá proveer oportuna y exactamente al solicitante la parte divulgable de cualquier información sometida a la separación y tratamiento, siempre cuando no revele los secretos estatal y comercial y la privacidad personal. El órgano judicial podrá verificar si el órgano administrativo ha cumplido con la obligación de “separación y tratamiento” y ejercer este deber cuando el acusado lo pida definitivamente o no presente la petición. Sin embargo, el tribunal solo podrá determinar en principio los contenidos descifrados y “eliminados” de secretos estatales y no tendrá derecho de llevar directamente a cabo la separación y el tratamiento. Luego de instruir el proceso, si el tribunal considera que el principio de la divisibilidad es aplicable, deberá declarar la abolición del acto administrativo del acusado y fallar que este divulgará la parte distinguida y tratada. El tribunal también podrá dar opiniones legales sobre cómo materializar la separación.

  4. Diversificación de las formas de divisibilidad. Se podrá volver a tartar el archivo si este contiene informaciones indivulgables. Al proveer una fotocopia de la información gubernamental, el órgano administrativo deberá hacerlo después de eliminar el contenido inrevelable. Si el solicitante solo pide revelar la parte divulgable del documento, podrá seleccionar y brindar el contenido parcial [11]. Durante el proceso de división y tratamiento, es indispensable evitar siguientes dos casos: 1) La no separación. La no división de la información divulgable de la indivulgable podrá originar un pleito contra la revelación de información o una reconvención. 2) División imperfecta. La apertura de la información gubernamental imperfectamente dividida, en que la parte indivulgable y la divulgable se mezclen, causará también un pleito contra la revelación de información o una reconvención. Cuando ocurra el caso de la no división, el tribunal deberá determinar que el acusado pierde el juicio; para el caso de la división imperfecta de la información normal, el tribunal rechazará la apelación del acusado; acerca de la información imperfectamente dividida relativa a la parte principal solicitada, el tribunal deberá declarar la abolición del acto administrativo concreto del acusado [12].

  5. Avisar al solicitante del resultado y explicar las razones. Al dictar el fallo, el juez explicará al participante acusado y otras personas interesadas la división y el tratamiento de los contenidos contenciosos de la información y su aplicación jurídica. En el artículo 21 de los Reglamentos sobre la Revelación de la Información del Gobierno se estatuye: “Se debe avisar al solicitante el alcance de información indivulgable y explicar sus razones”. La Ley de Libertad de Información de Estados Unidos establece: el órgano administrativo “podrá eliminar los detalles que pudiese aclarar la identidad personal. Sin embargo se deberá explicar plenamente por escrito las razones de eliminación”, “también es necesario explicar en breve la porción eliminada en el registro proporcionado y revelado. De ser técnicamente factible, la explicación de la porción eliminada deberá estar indicada en la parte del documento donde hubiese estado originalmente”. La razón de ejercicio del poder explicada por el gobierno deberá corresponder concretamente a la cláusula estipulada en los Reglamentos sobre la Revelación de la Información del Gobierno, en vez de hablar con ambigüedad. Hay que avisar en forma escrita, no importa si se divulga una parte o se rechaza a revelar la información entera.

  En suma, la aplicación del principio de la divisibilidad para la apertura de la información gubernamental, con la existencia de informaciones excepcionales como el requisito previo. La definición confusa de la información excepcional y la imperfección de las leyes y reglamentos, sobre todo del sistema de socorro legal aumentan la dificultad de práctica de divulgación de la información gubernamental en nuestro país. A pesar de ello, el principio de la divisibilidad ayuda a asegurar el derecho de un ciudadano a la información y a su obtención, y prevenir que el órgano administrativo rechace la revelación de la información gubernamental so pretexto de guardar el secreto, impidiendo la supervisión por parte del público. A medida del fomento enérgico de la legalidad socialista de China, la aplicación del principio de la divisibilidad será más rigurosa y normalizada, y el impulso del desarrollo y utilización de los recursos de informaciones del gobierno, más pleno y eficaz.

Artículos relacionados