Comentarios y Respuestas

Formación del mecanismo de efecto duradero para neutralizar el exceso de capacidad productiva

Actualizado el 22-04-2014 | Agrandar | Achicar

Autor:Cao Jianhai | Fuente:《 Diario del Pueblo 》 ( 31/03/2014 Séptima plana)

  En los últimos años, el exceso de capacidad productiva se ha convertido en una “enfermedad crónica” que impide el desarrollo económico de nuestro país. Las Resoluciones de la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China indican que se debe instituir y completar un mecanismo de efecto duradero para prevenir y neutralizar el exceso de capacidad productiva, aumentar la proporción de sus índices en la verificación de los méritos administrativos y resolver el problema, comenzando por la eliminación de la raíz de dicho fenómeno.

  Desde la aplicación de la política de reforma y apertura, ha surgido en nuestro país el caso de gran exceso de capacidad productiva en tres veces, lo que perjudica mucho la economía, las finanzas y el medio ambiente, afecta seriamente la calidad de desarrollo económica, aumenta la dificultad de la reestrucutración económica y el impulso de la actualización sectorial e incluso perjudica la estabilidad social. Son complejas las causas del problema, que comprenden la irracional estructura económica, el inadecuado porcentaje de la inversión y consumo y la política industrial no explícita. Su neutralización consiste en la formación de un mecanismo de efecto duradero, permitiendo que el mercado desempeñe papel decisivo en la distribución de recursos.

  Esforzarse por reajustar la estructura de la demanda general. La demanda general social incluye la de inversión y la de consumo. La estructura de demanda determina la industrial y la premisa del saneamiento del exceso de capacidad productiva y la reestructuración industrial es reajustar la estructura de consumo. Es menester aumentar gradualmente la tasa de consumo y bajar correspondientemente la tasa de inversión, crear un ambiente favorable para equilibrar dicho exceso causado por la inversión y fomentar el cambio de modalidad y la actualización de las industrias, esforzándose porque los sectores de exceo de capacidad productiva se transformen en las industrias de productos de consumo y servicios, o sean actualizados.

  Mejorar con energía el sistema de mercado. La prioridad es profundizar la reforma de la industria básica y de los mercados de elementos de producción como los de tierra, recursos minerales, mano de obra y finanzas, con el fin de que el mercado desempeñe papel decisivo en la distribución de los recursos. Teniendo en cuenta el rumbo de la futura reforma, el acento de la reforma de la industria básica debe ponerse en la flexibilización del acceso, la formación de un mercado competitivo y el fortalecimiento de la supervisión y control efectiva en eslabones de monopolio natural. La reforma del mercado de terrenos debe concentrarse en establecer un sistema que permite el igual uso de las tierras estatales y las destinadas a la construcción colectiva rural, la unificación del mercado y el compartimiento equitativo de beneficios de valor agregado. La reforma del mercado financiero debe dedicarse a la flexibilización de la política de acceso para las instituciones financieras, la promoción de la regulación de los tipos de interés en función del mercado y la instalación del mercado de capitales de diversos niveles, con miaras a reforzar el apoyo del mercado financiero a las empresas medianas y pequeñas y la reorganización de la propiedad, y mejorar la competitividad y eficiencia de la economía real.

  Flexibilizar el accso al mercado. Hay que crear un entorno de mercado donde las empresas estatales y las no públicas llevan a cabo una competencia leal, y ponen en pleno juego el mecanismo microeconómico y los empresarios. Es preciso impulsar la simplificación de la administración y descentralización de los poderes, agilizar la microeconomía, y propulsar la creación de un entrono de mercado que permite la competencia leal. Se debe promover la profundización de la reforma de las empresas de propiedad estatal, sobre todo la sepración total de la propiedad del capital estatal del derecho de gestión empresarial, ayudando a las empresas a competir lealmente en el mercado. La práctica selectiva es la base para impulsar el desarrollo e innovación empresarial y neutralizar el exceso de capacidad productiva.

  Reformar el régimen fiscal y tributario y estructura impositiva. Es imperativo optimar el sistema de examen gubernamental, mejorar la transparencia en el manejo de las finanzas locales y empujar en mayor medida a los gobiernos a convertirse de los de construcción a los de servicios públicos. La reforma debe impulsar la nueva distribución de recursos financieros mediante la optimización de la autoridad, profundizar la construcción del sistema de fiscalidad local con el impuesto de vivienda y el de consumo como los principales y recaudar impuestos ambientales. Es necesario ayudar a gobiernos locales a cambiar la forma de captar la inversión y la tendencia de dar demasiada importancia a la industria. Hace falta completar el sistema de contabilidad gubernamental, elaborar el balance de activos del gobierno, aumentar la transparencia de financiación local y restringir la cantidad de la deuda, impulsar la reforma de transparencia fiscal, haciendo que los gobiernos locales dediquen eficazmente sus energías a la creación de un buen entorno y brinden servicios públicos.

  Completar el sistema de propiedad de recursos y medio ambiente. Reformar el sistema de protección y administración del ambiente ecológico con el fin de prevenir el desarrollo excesivo de los sectores de alto consumo de energía, de grave contaminación y de bajo nivel de producción. Redactar el balance de activos de recursos y medio ambiente para clarificar la capacidad de aguante en materia de recursos y medio ambiente y las normas de su medición, y definir el limité de alera de protección ecológica. Someter los recursos y medio ambiente a una auditoría para cuadros dirigentes salientes e instituir un sistema de exigencia de responsabilidades vitalicias por la destrucción de dichos recursos. Introducir el mecanismo de protección del ecosistema en función del mercado, definir el principio de “quien consume recursos, paga, quien contamina, paga” y aumentar los costos de recursos y medio ambiente para empresas durante su producción y gestión. Fomentar el establecimiento del mecanismo de cooperación regional para la reducción de emisiones y el sistema de transacción de energías, de derechos de emisión de carbono y contaminante, así como del agua, perfeccionando el mecanismo para la compensación por daños ecológicos y pago ecológico.

  

Artículos relacionados