Comentarios y Respuestas

La modalidad china desarrolla a China y a la vez crea felicidad al mundo

Actualizado el 16-12-2014 | Agrandar | Achicar

Autor:Wang Yigui | Fuente:Diario del Pueblo, 11 de noviembre de 2014

  Aunque el camarada Deng Xiaoping formuló, a inicios de la reforma y apertura, que “China tiene modalidad propia de China”, el derecho a la palabra sobre la modalidad china nunca ha estado en las manos de los mismos chinos. El “consenso de Beijing” fue planteado en 2004 por el norteamericano Joshua Cooper Ramo, lo cual constituye una prueba. Algunos del exterior incluso menosprecian y niegan la existencia de la modalidad china. En la actualidad, semejante estado está cambiando en silencio. La fe en el camino, la fe en la teoría, la fe en el sistema y el camino chino, el espíritu chino, la fuerza china y otros conceptos y ámbitos, con su formulación, han posibilitado  aclararse constantemente la fisonomía de la modalidad china, posee en mayor grado estilo chino y aire chino. La modalidad china pertenece a China y al mismo tiempo pertenece al mundo, desarrolla a China y a la vez crea felicidad al mundo.

   Varias dimensiones para entender la modalidad china

  Para entender la modalidad china se puede hacerlo combinándose con la práctica del socialismo a partir de la fundación de la Nueva China, las exploraciones realizadas desde la Guerra del Opio en 1840 sobre el camino de independencia, la autodecisión y la modernización, la historia de la civilización de cinco mil años de la nación china, el desarrollo económico, la gobernanza del Estado, el revitalización de la civilización, etc.

  Modalidad de desarrollo económico. Lenin y la Unión Soviética realizaron exploraciones sobre los problemas, entre otros, ¿cómo salvar el Desfiladero de Horcas Caudinas del capitalismo”, cómo conquistar éxitos de la revolución socialista en países atrasados, cómo construir el socialismo, etc. Pero a medida que se desintegró la Unión Soviética, semejantes exploraciones no lograron éxito al final. ¿Se puede o no viabilizar la modalidad socialista? El mundo fija la mirada en China. Habiendo experimentado prácticas como el Movimiento de Extranjerización, el Movimiento Reformista de la época moderna, a través de los esfuerzos incansables de los dirigentes de varias generaciones al liderar al Partido Comunista de China y al pueblo chino, China no solo resolvió el tema difícil histórico de cómo en la sociedad semicolonial y semifeudal establecer y desarrollar el socialismo, sino que han desbrozado nuevo camino de desarrollo para que la civilización antigua materializara el alcance y resucitación de la civilización humana.  Sobre todo, durante más de 30 años desde la aplicación de la reforma y apertura, la economía china ha materializado incremento de cerca del 10% en promedio anual, el volumen total económico ha ascendido al segundo lugar del mundo, creando maravillas en la historia del desarrollo de la civilización humana. Luego del estallido de la crisis financiera internacional, la economía china llevó la delantera de estabilizarse e ir hacia la mejora, lo cual constituyó contraste clarividente respecto a la mayor parte de países occidentales que siguen forcejeando en las dificultades. En 2012, el ex primer ministro español Felipe González Márquez escribió un artículo en El País español diciendo que cada vez que se visita a China, sea cuánto tiempo haya pasado, los fenómenos históricos que reflejan la nueva situación del mundo maravillan a la gente: China se despega a ritmo extraordinario, mientras que los europeos forcejean para no hundirse, no sabemos cómo impedir este proceso, ni mucho menos, revertirlo. Algunos eruditos de renombre consideran que China está salvando la “trampa de ingreso medio” y dando pasos para entrar en las filas de países desarrollados, se trata de un único caso de éxito luego de los “cuatro dragones pequeños” de Asia y está animando a más países emergentes para materializar el alcance y la superación.

  Por el nivel del desarrollo económico se puede resumir la connotación de la modalidad china en “cinco unificaciones”: la primera es unificación entre las manos visibles y las manos invisibles, bajo el sistema básico en el cual la propiedad púbica es cuerpo principal y la economía de múltiples propiedades se desarrolla en conjunto, permitir al mercado jugar papel decisivo en la distribución de recursos y poner en mejor juego el papel del mercado. La segunda es unificación orgánica entre la eficacia y la equidad, la eficacia demuestra el carácter oportuno y el carácter eficaz de la disposición de recursos por el mercado mientras que la equidad no  solo tiene punto de partida en la equidad y el proceso es equitativo, sino que enfatiza la equidad del resultado, sobre todo  la materialización de la prosperidad conjunta. La tercera es unificación orgánica entre la reforma y la apertura, fomentando la apertura a través de la reforma y fomentando la reforma a través de la apertura, abriéndose tanto al mundo como  fomentando al mundo para que se abra a China, tanto reformándose a sí misma como fomentando la reforma del sistema internacional. La cuarta es unificación orgánica entre el desarrollo a ritmo rápido y el desarrollo sostenible, enfatizando  que el desarrollo a ritmo rápido no puede en absoluto sacrificar el desarrollo sostenible y el desarrollo sostenible tampoco se realiza sin necesitar ritmo de desarrollo adecuado. La quinta es unificación orgánica entre las metas de corto tiempo y las metas a largo alcance, las metas parciales y las metas de la situación en su conjunto; se practica en la esfera nacional  se combina los “planes quinquenales” y la “estrategia a tres pasos”; en las diversas zonas y los diversos oficios se aboga por la diferencia y la flexibilidad entre las  metas y los medios, llegando a contar con la estabilidad conjunta y la flexibilidad parcial.

  Modalidad de gobernanza estatal.  Voltaire, líder de la Ilustración francesa, describió en su tiempo a China como el país mejor gobernado y más sabio del mundo, esta, posiblemente fue la primera afirmación de la modalidad china por la gobernanza estatal. En los últimos años, algunas personalidades sabias de Occidente empezaron a abandonar el prejuicio ideológico, observar de modo objetivo la modalidad de gobernanza de China, afirmando el nivel de gobernanza y efectos de gobernanza de China. En un artículo, el columnista Thomas L Friedman del New York Times  indica que cuando la realidad lo necesita, los dirigentes chinos pueden revisar leyes y reglamentos jurídicos y elaborar nuevas normas, mejorar infraestructuras y fomentar el desarrollo estratégico a largo alcance del Estado. Las discusiones de estos temas requieren de gastar varios e incluso decenas de años discutiéndolos y aplicándolos en países occidentales. Este trozo de palabras de Friedman afirma la modalidad china de gobernanza por el ángulo de alta eficacia.

  Se puede resumir la connotación de la modalidad china por la gobernanza del Estado en “cuatro unificaciones”: La primera es unificación orgánica entre la democracia y la concentración; se reparten adecuadamente los poderes entre las diversas zonas y los diversos departamentos, desarrollando la democracia y accionando el entusiasmo, pero en la situación global y en lo íntegro se concentran de grado adecuado los poderes, asegurando los intereses íntegros, a largo alcance y fundamentales. La segunda es unificación entre la división y la unión;  en los diversos campos de la gobernanza social se ejecuta la división de trabajo y coordinación según la naturaleza distinta y reglas de problemas distintos, enfatizando tanto el espíritu de responsabilidad como la dirección colectiva. La tercera es unificación orgánica entre el paso del río tanteando piedras y el diseño al máximo nivel. A través de las pruebas piloto y la promoción, se resumen experiencias, se forman varias modalidades pequeñas, terminando en promover el diseño al máximo nivel y hacer exitosa la modalidad grande y chequeando y perfeccionando las modalidades ya existentes y creando nuevas modalidades, a través de las ulteriores prácticas. La cuarta es unificación orgánica entre el avance progresivo y el desarrollo a modo de saltos. En la simplificación de gobierno y otorgamiento de poderes a niveles inferiores, la democracia de base, el fomento de la legalidad, etc. enfatizan sin excepción el avance progresivo. Al mismo tiempo se estimula pruebas audaces, desbrozo de camino audaz, atreviéndose y sabiendo romper con el convencionalismo, materializar el desarrollo a modo de saltos.

  Modalidad de revitalización de la civilización. El erudito Fukuyama, de nacionalidad norteamericana de origen japonés, indica en el libro Origen del orden político contemporáneo que China fue el primer país contemporáneo del mundo, esto es, hizo realidad el reemplazo en turno político con la subida de un plebeyo (Liu Bang 256-195 antes de nuestra era) al trono de emperador ya durante las dinastías Qin y Han y en Europa y América no ha aparecido un rey de origen plebeyo ni hasta la actualidad. Por eso, es preciso entender el fundamento cultural y el sentido nacional de la modalidad china a lo largo de cinco mil años. La revitalización de la civilización china es trinidad revitalización-transformación-innovación. Esto significa materializar la transformación de la civilización china de la civilización agrícola tradicional en la civilización industrial (informática), de la civilización terrestre en la civilización marítima, de la civilización regional en la civilización global. Naturalmente la transformación de la civilización no niega la propiedad de la civilización tradicional sino que se trata del ascenso de nivel y actualización de la identidad china. Este tipo de transformación no significa despedirse del pasado y negar el pasado, sino se trata de la continuación e innovación de la civilización tradicional. Esta es la connotación de los tiempos de la modalidad de revitalización de la civilización.

  Por el nivel del revitalización de la civilización se puede resumir la connotación de la modalidad china en “cuatro unificaciones”:  La primera es unificación orgánica entre la tradición y la revitalización. Siendo país civilizado, la modalidad de desarrollo y la modalidad de gobernanza de China también son modalidades de la revitalización de la civilización y es unificación entre la continuación de la civilización y la revitalización de la civilización. La segunda es unificación orgánica entre la apertura y la inclusividad. La apertura de China es una apertura omnidireccional y la modalidad china es producto  basado en la asimilación y la toma de referencia de los frutos de las excelentes civilizaciones de la humanidad. La tercera es unificación orgánica entre la transformación y la innovación. Se materializa por un lado la transformación de la antigua civilización y por otro se innova y desarrolla la civilización tradicional liberando sin cesar el vigor de la civilización. La cuarta es unificación orgánica entre el alcance y la superación. La civilización china no considera como meta el alcanzar a la civilización occidental, sino toma como misión propia innovar la civilización humana. Esto sobrepasa la teoría de China como centro y sobrepasa también la teoría de Occidente como centro.

  Significado mundial de la modalidad china

  La modalidad china no solo posee clarividentes peculiaridades chinas, sino muestra el significado mundial cada vez más en el curso del desarrollo y perfeccionamiento.

  Revertir la diversidad del mundo. La modalidad china, siendo una modalidad de desarrollo y modalidad de revitalización de la civilización, está revirtiendo la diversidad de modalidades de desarrollo y la diversidad de la civilización y la cultura. El enriquecimiento de la modalidad de desarrollo humano por la modalidad china se ha granjeado reconocimiento por numerosas personalidades sabias de Occidente. Frente al dicho de “globalización es norteamericanización”, algunos amigos europeos manifiestan que debemos dar gracias a la existencia de la modalidad de la Unión Europea y la modalidad china, de no ser así, este mundo sería de veras demasiado norteamericanizado, pues las modalidades de otros países, o se limitan en excesivo a dichos países o dichas regiones, o no se pueden considerar como exitosas.  Las modalidades de desarrollo capaces de producir efectos mundiales son, únicamente, la china y la europea y no otras.

  Iluminar modalidades de desarrollo occidentales. Después del estallido de la crisis financiera internacional, la modalidad china volvió a ser tema de palabras ardientemente discutidos en el globo entero. Los círculos político, académico y de medios de comunicación de Occidente empezaron a discutir con seriedad la modalidad china y a preguntar por qué China sobresale. El ex premier alemán Smith expresa que el desarrollo exitoso sostenido de China no solo resuelve problemas chinos, sino que también ilustra a Occidente para salir del apuro. La modalidad china también es abandono de la teoría de Occidente como centro que se ha prolongado por 500 años. El historiador británico Arnold J. Toynbee escribía en la obra Historical Research que lo que en el futuro venidero unifica al mundo, probablemente, no serán los países de Europa occidental, tampoco países occidentalizados, sino China; precisamente se debe a que China tiene síntomas para llevar a sus hombros semejantes tareas políticas del futuro. Por eso la China de hoy posee en el mundo prestigio que llama tanta exclamación.

  Estimular a otros países en desarrollo para alcanzar y sobrepasar. La modalidad china no solo se muestra en la fe y la conciencia de China para promover la modernización, sino que está estimulando a cada vez más numerosos países en vías de desarrollo para decir adiós al pensamiento de mirar solo el Occidente, para seguir caminos de desarrollo concordante con la situación nacional propia y terminar en materializar la modernización. El presidente israelí Pérez ha dicho que China ha pasado de la pobreza a la independencia, de la pobreza a la prosperidad, materializando el sueño chino y emprendido exitosamente el camino chino. La peculiar modalidad de desarrollo de China cuenta con iluminación positiva  y papel estimulador para dar solución a muchos problemas de la región del Oriente Medio, entre otros, pobreza, desempleo, educación y atraso en ciencia y tecnología, etc.  Últimamente, algunos intentan cantar que decaen los países BRICS, la modalidad china, sin forma, carga con la gran misión de los tiempos de demostrar la racionalidad de las modalidades de desarrollo de los países con mercado emergente.

  Los involucrados quedan confusos y los espectadores son clarividentes. Cuando en China ciertas personas siguen cantando loas a la “luna de Occidente”, algunas personalidades perspicaces ya están reflexionándose a fondo y depositan gran esperanza en China. Este fenómeno merece atención. Hace cerca de medio siglo, el camarada Mao Zedong indicó en el artículo “En memoria del Dr. Sun Yat-sen” que China debe hacer mayores contribuciones a la humanidad. Observando las cosas por la realidad de hoy, la modalidad china constituye en sí importante contenido de semejantes contribuciones y la base de fuerzas blandas de la “fe en tres aspectos”. Aunque China, subjetivamente, no exporta su propia modalidad de desarrollo, en lo objetivo, es preciso llegar a entender que la modalidad china no solo es ruta de éxito para desarrollarnos a nosotros mismos, sino ejerce influencia cada vez más penetrante en la gobernanza regional y la gobernanza global. En ressumen, la modalidad china desarrolla a China por un lado y crea felicidad al mundo, por otro lado. Esta es conclusión obtenida por nosotros en la práctica.

  (entidad del autor: Centro de Investigación sobre el Sistema de la Teoría del Socialismo con Peculiaridades Chinas, Ministerio de Educación)

Artículos relacionados