Comentarios y Respuestas

Reforma institucional y perfeccionamiento sistémico bajo el ángulo visual de la construcción de la sociedad de derecho

Actualizado el 20-01-2015 | Agrandar | Achicar

Autor:Ding Yuanzhu | Fuente:Investigación sobre el Socialismo con Peculiaridades China, Núm.5, 2014

  Extracto: Para gobernar el país de acuerdo con la ley es preciso construir sociedad de derecho, en la construcción de la sociedad de derecho es necesario persistir en la equidad y la justicia, la equidad y la justicia también constituyen punto de partida y albergue de la profundización integral de la reforma. Para establecer una sociedad de derecho basada en la equidad y la justica hay que acelerar la reforma de las entidades institucionales y perfeccionar el sistema de administración por funcionarios, la reforma sobre las entidades institucionales se relaciona con el desarrollo de las organizaciones sociales y el crecimiento de las comunidades sociales; el sistema de administración por funcionarios, por su lado, se relaciona directamente con el concepto del valor y la regla de valor sociales. Si decimos que la reestructuración de las comunidades sociales establecidas sobre la base de la reforma de las entidades institucionales es esqueleto de la sociedad de derecho, entonces la reestructuración del valor establecida sobre la base de la reforma sobre el sistema de administración por funcionarios, por su lado, será el alma dela sociedad de derecho. No se puede faltar ninguno de los dos.

  Términos clave: sociedad de derecho; equidad y justicia; reforma sobre entidades institucionales; sistema de funcionariado público  

  Introducción

  Para administrar el país según la ley es preciso construir una sociedad de derecho. La IV Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China que va a celebrarse pronto tomará como tópico de las discusiones y elevar la administración basada en la ley hasta la posición primordial de la modernización del sistema de gobernanza del Estado y su capacidad de gobernanza. Esta es una nueva iniciativa del Partido Comunista de China para gobernar el país y atender los asuntos administrativos en el nuevo período histórico y producirá inevitablemente importante influencia en la profundización integral de la reforma. Indica la Reunión del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China que tuvo lugar el 29 de julio de 2014, que frente a la nueva situación y las nuevas tareas, el PCCh deberá hacerlo mejor para la planificación conjunta de la situación general tanto nacional como internacional, el mantenimiento y la utilización de la importante coyuntura estratégica del desarrollo de nuestro país, la planificación conjunta de las fuerzas sociales, el equilibrio de los intereses sociales, el reajuste de las relaciones sociales ,la reglamentación del comportamiento social, permitiendo a la sociedad de nuestro país estar llena de vitalidad y ordenada, materializar el desarrollo económico, la política limpia, la cultura próspera, la sociedad justa, la ecología buena. Para materializar las metas estratégicas del desarrollo pacífico, es preciso poner en mejor juego el papel líder y reglamentario del derecho.

  Para construir sociedad de derecho es preciso persistir en la equidad y la justicia. La Decisión del Comité Central del Partido Comunista de China acerca de Algunos Importantes Problemas Relativos a la Profundización Integral de la Reforma (a continuación: Decisión) ha formulado por tres aspectos la materialización de la equidad y la justicia. Uno, exigir que al profundizar integralmente la reforma hay que considerar como punto de partida y albergue el fomentar la equidad y la justicia sociales y aumentar bienestares del pueblo. segundo, al profundizar la reforma sobre el régimen social, es preciso cernirse estrechamente a la garantía mejor y mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo y el fomento de la equidad y la justica sociales. Tres, en la reforma sobre el régimen judicial hay que permitir a las masas populares sentir la equidad y la justica en cada caso judicial.

  El considerar la equidad y la justica como punto de partida y albergue de la profundización integral de la reforma y cernirse estrechamente a la equidad y la justicia para promover la reforma sobre el régimen social y el régimen judicial ha razonado las relaciones existentes entre la equidad y la justicia, por un lado, y la profundización integral de la reforma, por otro, y también ha razonado la connotación lógica del desarrollo de la historia. Tal como describe el Premio Nobel de Economía Amarthya Sen en su obra La idea de la justicia, en los tiempos modernos cada teoría reglamentaria de la justicia social que recibe apoyo y solidaridad exige sin excepción la materialización de la igualdad en ciertas materias, en ello sobre todo demostrar la libertad de igualdad, el ingreso de igualdad o trata en pie de igualdad a cada persona. La equidad y la justicia es importante tema en el desarrollo de la historia moderna, es difícil pasarla por alto para cualquier desarrollo y reforma, en el dominio social, demuestra especialmente en la distancia de ingresos y la equidad social, es preciso enfrentarse a ella con prudencia y tratarla con seriedad, porque “los contactos entre la desigualdad y la oposición social son muy estrechas y las relaciones entre ellas son bidireccionales”.

  I. Justicia equitativa y equidad de la justica  

  (I) Mantenimiento de la equidad y la justicia y materialización de las metas globales de la profundización integral de la reforma

  Una de las metas globales de la profundización integral de la reforma radica en perfeccionar y desarrollar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas. Para perfeccionar y desarrollar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas es preciso persistir en el sistema de propiedad pública socialista y la orientación de la reforma sobre la economía de mercado y materializar activamente la combinación orgánica de los dos aspectos. Al profundizar integralmente la reforma uno es la necesidad de reducir la distancia de ingresos y perfeccionar el régimen de distribución de ingresos. Al diseñar el régimen de distribución de los ingresos hay que sobrepasar los intereses adquiridos y a la vez tener en consideración los intereses adquiridos; hay que tener en cuenta la práctica real de China y a la vez tener en cuenta la historia y los desafíos de cerca de doscientos años de la sociedad humana. Esto, de cierto, requiere de gran sabiduría. Dos, hay que realizar exploraciones audaces. La equidad y la justicia, con frecuencia, se ligan a la evaluación básica sobre el curso del desarrollo social y la deducción básica sobre la historia ideológica. Nuestro pensamiento requiere de reservas de conocimientos que se acomodan a ello, en la forma de conocimiento es preciso contar con enorme inclusividad y carácter penetrante profundo de la historia. Tres, al querer estudiar a fondo el problema de la distancia entre pobres y ricos y el relacionado con el régimen de distribución de ingresos, necesariamente tropezarán con problemas como propiedad, mecanismos de mercado, seguridad social, funciones del gobierno, así como participación social, etc. los que requiere de la innovación social en lo táctico y en lo técnico.

  (II) Equidad y justicia y bienestares del pueblo

  Constituyen núcleo de la profundización integral de la reforma poner en juego el papel decisivo del mercado en la disposición de recursos y a la vez materializar la equidad y la justicia sociales. Por eso hay que asegurar al máximo el carácter público de las políticas sociales y evitar la interferencia de los grupos de interés. Las investigaciones científicas y tecnológicas y la explotación de ciencias y tecnologías en sí no cuentan ningún rumbo de valor a optar. Para aquellos quienes se dedican a las investigaciones y la explotación de ciencias y tecnologías, pueden completamente realizar investigaciones y explotación de tecnologías de acuerdo con el principio neutral del valor. La economía de mercado absorbe tecnologías completamente de acuerdo con el principio de máxima ganancia, lo cual constituyen una de las razones por las cuales la humanidad ha podido lograr progresos enormes y a ritmo rápido en lo económico y en lo tecnológico en los varios centenares de años. No obstante, el desarrollo social y la política social son, por su parte, diametralmente distintos. La aplicación de una política social se relaciona con los intereses propios de los que toman decisiones sobre dichas políticas. En determinado sentido, los propios que toman decisiones son beneficiados y perjudicados por las políticas. Los que toman decisiones, en el curso de ejecutar y elaborar políticas difícilmente pueden sobrepasar el principio neutral del valor, lo cual origina, como es inevitable, la desigualdad en el dominio del desarrollo social, e incluso pueden surgir fenómenos en los cuales cuanto más desarrolladas la economía y las tecnologías la sociedad tienden tanto más hacia la falta de equidad”. “Si el mercado es influido por los ricos y los participantes en el mercado, ellos producirán la desigualdad, lo cual hará al mercado perder eficacia –y hacer que las multitudes de interés distintas produzcan distintos estímulos de ampliar riquezas”. Enfocándose a la pérdida de funciones de la política social y la seguridad social, aparece la modalidad de gobernanza voluntarista, esto es, los departamentos no lucrativos participan en los bienestares sociales y la seguridad social, pero en el dominio de la elaboración de políticas sociales, el cómo asegurar el carácter público de las políticas sigue siendo un tema grande para asegurar la materialización de la equidad y la justicia.

  (III) La equidad y justicia y la reforma sobre el régimen social

  La equidad y la justicia se relacionan con toda la vida social y bien común. Hay que diseñar por el máximo nivel las diversas índoles de formas de distribución de los bienes sociales. Los bienes sociales abarcan ingresos y riqueza, obligaciones y derechos, poderes y oportunidad, cargos públicos y honores, etc. no se refieren solo a la distribución de riquezas. En una sociedad de equidad y justicia, es preciso dar en forma justa estos artículos sociales a cada uno de los miembros de la sociedad que merecen tener en vez de concentrarlos en las manos de ciertos individuos y grupos. Tomamos como ejemplo cargo público y honor. En una sociedad de equidad y justicia, lo que exige a los oficiales radica en poder, en el servicio al público, obtener el prestigio social, ingreso estable y bienestares durante el período de desempeño de sus funciones; si tiene méritos durante el servicio, puede adjudicarse proeza y honor y no meter las manos en honores y beneficios de las empresas, en dominios de educación e investigación científica además de ejercer funciones administrativas durante el período en función. El principio de equidad y justicia exige poner atención en el concepto del valor rico en vigor de la vida social las masas populares al realizar la reforma sobre el régimen institucional, por ejemplo, justicia y derecho, obligaciones y conformidad, honor y moral, virtud y leyes, etc. La equidad y la justicia exigen a la sociedad contar con un tipo de vida bondadosa y el valor conjunto que apoya este tipo de vida bondadosa—el bien común.

  La equidad y la justicia se relacionan con la reforma sobre el régimen del mercado. Por eso hay que realizar el diseño al máximo nivel combinando la reforma sobre el sistema de propiedad y la economía de mercado. En 2006, Warren Edward Buffett dijo en una ceremonia de suscripción a la donación a la Fundación Bill Gates: “la economía de mercado no ayuda a solucionar la distancia entre pobres y ricos”. Respecto al problema de distanciar los ingresos en los Estados Unidos, el economista Komit Gauden tiene una explicación: “En cierto sentido, le estructura de la sociedad norteamericana en los tiempos contemporáneos es de doble estrato. Su sistema político y sistema social han proporcionado amplia distribución de poderes, declarando que todos los ciudadanos son iguales. No obstante, su sistema económico se establece, por su parte, sobre la base según la cual el mercado decide los ingresos. De ello se derivan la disparidad y distancia en el nivel de vida y bienestares materiales de los ciudadanos.” Esto puede servirnos para que al poner en juego el papel decisivo en la distribución de recursos consideremos el reajuste integral de estructuras de interés y las medidas para enfrentarse a ello.

  La equidad y la justicia se relaciona con la maximización de los bienestares. Es por eso que es preciso perfeccionar en mayor medida el sistema de la seguridad social y bienestar social. En primer lugar, continuar explorando la reforma sobre el seguro de vejez para los funcionarios públicos y las entidades institucionales y esforzarse por romper con el sistema de vía doble. El reformar el sistema de vía doble sobre la pensión de vejez en realidad significa, tal como lo dice el primer ministro Li Keqiang, tocar la configuración de interés, “cortarse carne propia”. En segundo lugar, esforzarse por materializar el equilibrio de la seguridad social básica. La médula del equilibrio de la seguridad social radica en asegurar a las multitudes sociales de diversos tipos, incluidas las de renta baja, contar con la capacidad financiera para pagar seguros sociales y la norma es garantizar las condiciones de vida básicas. En lo que se refiere a la seguridad social de carácter preventivo, tales como seguro de vejez, seguro médico, seguro contra desempleo, seguro contra incidentes laborales, seguro de maternidad, es preciso asegurar a cada miembro social capaz de establecer su propia cuenta poder establecer tal cuenta, el empleador, el individuo y el Estado tienen que cumplir con responsabilidades propias. En tercer lugar, colocar en importante lugar el problema de diferencia en la seguridad social básica, esforzarse por materializar la coordinación y unificación de disparidad entre la ciudad y el campo, entre zona y zona, entre departamento y departamento, incluso entre individuo e individuo. En cuarto lugar, persistir en que las políticas sociales sean el sostenimiento del fondo y mejorar las condiciones de vida del pueblo sobre la base de la garantización de la vida del pueblo. Perfeccionar en nueva medida el sistema de socorro social. Perfeccionar el régimen fiscal y mecanismos de financiación. Sobre la base de la administración territorial, las autoridades centrales y las provincias deben perfeccionar en nueva medida el sistema de fondos de regulación específicos del socorro social, para utilizarlos en la subvención de la insuficiencia en fondos de socorro social de las regiones de centro y oeste, las zonas antaño bases revolucionarias y las zonas de minorías étnicas. Acelerar la reforma sobre el sistema, formas y medios de pago de transferencia y adoptar gradualmente el método de pago transferencia que tiene como base el “factor método”. En el arreglo de la estructura del pago transferencia, hay que basarse en los factores integrados entre ellos población, economía, fuerzas financieras, norma de egreso de cada zona para calcular “egresos estándar” del socorro social y el “ingreso estándar” de las finanzas zonales, adherirse a los índices objetivos para instalar proyectos e índices de socorro del pago transferencia y definir la escala de egresos estándares.

  En China, para la sociedad de derecho fundada sobre la base de la equidad y la justica, es preciso acelerar la reforma de las entidades institucionales y perfeccionar el sistema de gobernanza por funcionarios. La reforma sobre las entidades institucionales se relaciona directamente con el desarrollo de las organizaciones sociales y el crecimiento de las comunidades sociales; el sistema de gobernanza por funcionarios se relaciona directamente con el concepto del valor social y regla del valor. Si decimos que la reestructuración de las comunidades sociales establecidas sobre la base de la reforma sobre las entidades institucionales constituye el esqueleto de la sociedad de derecho, entonces, la reestructuración del valor establecida sobre la base de la reforma sobre el sistema de gobernanza por funcionarios será, por su lado, el alma de la sociedad de derecho. No se puede faltar ninguno de los dos.

  II. Reforma de las entidades institucionales y construcción de instituciones legales

  (I) Reforma sobre el sistema de la seguridad social en las entidades institucionales equivocadamente leída  

  El Reglamento sobre la Administración de Recursos Humanos en las Entidades Institucionales (a continuación: Reglamento) fue promulgado y entró en ejecución el 01 de julio de 2014, suscitando alta atención entre los diversos sectores sociales y las medias periodísticas y también originando no pocos entendimientos equivocados. Leyendo con esmero el Reglamento, se trata solo de provisiones sobre la administración de los asuntos relativos a recursos humanos en las entidades institucionales. De él la reforma sobre la seguridad social y los bienestares sociales que a la que se ha suscitado atención en la sociedad formula “las entidades institucionales y su personal laboral participan en los seguros sociales de acuerdo con la ley y el personal laboral gozan conforme a la ley del trato de seguros sociales”, “aquellos integrantes del personal laboral de las entidades institucionales que concuerden con las condiciones de jubilación establecidas por el Estado deben jubilarse”, “las entidades institucionales gozan del trato de bienestar provisto por el Estado”. Aquí lo único que vale explicar es el primer punto, o sea “las entidades institucionales y su personal laboral participan en los seguros sociales de acuerdo con la ley”. ¿Cuándo empieza la ejecución? ¿Cómo se aplica y se ejecuta? El Reglamento no tiene aclaraciones y estipulaciones concretas. Basándose solo en ello la gente saca la conclusión de que desde el 01 de julio de 2014 las entidades institucionales y su personal laboral se ejecutan, del todo, el sistema de seguro de vejez, lo cual se muestra algo excesivamente descuidado. Sin embargo, el Reglamento ha indicado con claridad el rumbo de la reforma sobre el sistema de seguridad social en las entidades institucionales, o sea, las entidades institucionales y su personal laboral participarán en el régimen de seguros sociales, lo cual se fusionará gradualmente con el sistema de seguros sociales y garantía social de los habitantes. En comparación con lo establecido en la Ley de Seguros Sociales de la República Popular China (a continuación: Ley de Seguros Sociales), aprobada en octubre de 2010 por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, relacionado con “los métodos como los funcionarios públicos y el personal cuya administración tiene como referencia la relacionada con le Ley de Funcionarios Públicos acerca del seguro de vejez serán estipulados por el Consejo de Estado”, “antes de participar los trabajadores de las empresas de propiedad estatal y las entidades institucionales en el seguro de vejez básico, durante los límites de años considerados como prima de seguro de vejez básico que deben pagar serán asumidos por el Gobierno”, el Reglamento ha aclarado más las estipulaciones básicas de la Ley de Seguros Sociales, las entidades institucionales y su personal laboral participan en el seguro de vejez. Pero el problema no queda cabalmente solucionado. De hecho, esta es solamente una estipulación y no se ejecutó de modo integral, tan solo algunas zonas y ciudades realizaron experimentos en puntos seleccionados. Ello no puede conducir en modo alguna a la conclusión según la cual que el 01 de julio de 2014 empezó a ejecutarse el sistema de seguros sociales en las entidades institucionales.

  Las Resoluciones tomadas en la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China indican con claridad “impulsar la reforma sobre el sistema de seguro de vejez en los órganos y las entidades institucionales”. El Informe sobre la Labor del Gobierno en 2014 exige más coronar con la reforma institucional de los gobiernos de provincia, municipio y distrito y continuar impulsando la reforma sobre las entidades institucionales. Implantar un sistema unificado del seguro de vejez básico tanto para la población urbana como para la rural, se perfeccionará la forma de conectarlo con el seguro de vejez de los trabajadores, se reformará el sistema del seguro de vejez en los organismos administrativos y las instituciones públicas, y se estimulará el desarrollo de planes ahorro-jubilación en las empresas y las instituciones públicas. Perfeccionar el sistema de seguro de desempleo y seguro contra accidentes laborales. Vale detenerse aquí que las Resoluciones colocan en una misma cesta las instituciones administrativas y las entidades institucionales, y no como lo que hace la Ley de Seguros Sociales que separa los dos, manifestando que el seguro de vejez de los funcionarios públicos no será independiente del de otros departamentos para diseñarse a solas. Además, el Informe sobre la Labor del Gobierno coloca los diversos tipos de seguridad social en una misma cesta, obviando más la decisión del Estado de promover en nueva medida el sistema de seguridad social unificado.

  (II) Valorar de nuevo la naturaleza y características de las entidades institucionales

  Las entidades institucionales asumen funciones de servicio público, responden de defender los intereses públicos. En ello parece no haber discrepancias. La mayoría de los países o regiones cuentan también con similares organizaciones, tan sólo con denominaciones distintas. Lo común radica en que los intereses públicos siempre necesitan la protección realizada por determinados organismos. Los intereses públicos son complicados y prolijos, las formas organizativas como materializar los intereses públicos también son numerosas y variadas. No faltan ejemplos en los cuales se intervienen en los servicios públicos en forma de empresa, por ejemplo en los Estados Unidos y en la región de Hong Kong de nuestro país, el agua, la electricidad, el transporte y comunicación, caminos, servicio postal, etc. son entregados para las empresas que los gestionan, pero no son gestiones totalmente competitivas y en algunos casos se adoptan franquicia. La Ley de Seguros Sociales junta las entidades empresariales e institucionales, principalmente por considerar que pueden tanto las unas como las otras son capaces de asumir la responsabilidad de servicio público y salvaguardar intereses públicos. Si se salta de las entidades institucionales, analizando la reforma del sistema de suministro de servicios públicos, si se determinan la composición y el funcionamiento de los organismos por la naturaleza del servicio público, en vez de limitarse solo a lo que haya entre el beneficio público y el beneficio no público, el problema sería, posiblemente, algo simple. La clave radica en osar o no dar un paso más en la emancipación de la mente.

  Las experiencias de los países y regiones desarrollados demuestran que en lo referente a la materialización de los intereses públicos, así como el suministro de servicios públicos, se fundamentan principalmente en las características y la naturaleza de los organismos definidas según tipos de servicio público, u organizaciones no lucrativas o empresas de carácter no competitivo. Los organismos estatuidos son resultado de la evolución de la revolución industrial y las funciones de gobierno. Ya en el siglo XVI, el gobierno inglés, a través de la legislación, estableció organismos similares; a inicios del siglo XX, el gobierno inglés, más aún, autorizó gran cantidad de servicios públicos a ciertos organismos independientes para gestionarlos y después, los organismos estatuidos se extendieron paso a paso a otros países y regiones del mundo.

  Una nueva profundización de la reforma sobre las entidades institucionales se relaciona con la reforma del sistema de servicio público, tal vez haya falta considerar juntas las entidades institucionales, sobre todo las entidades institucionales que se dedican a los tipos de servicios de beneficio público junto con las empresas estatales de carácter no competitivo, pues en cierto grado su naturaleza es idéntica. En la arena internacional pueden clasificarse en los organismos que materialicen los intereses públicos, porque ellos asumen la salvaguarda de intereses públicos, materializan las metas públicas, reemplazan al gobierno para cumplir funciones de servicio público. El caso es solo que son distintas en la forma como funcionar y la modalidad como administrar y no más. En este sentido parece que no hay nada para discutir: tanto las entidades institucionales como las empresas estatales adoptan iguales modalidades de sistema de seguridad social. Lo que necesita debatir es nuestra comprensión sobre las formas como suministrar los intereses públicos y servicios públicos, así como cómo salirse del pensar planificado y forma como reflexionar problemas tradicionales.

  (III) Los organismos administrativos y las entidades institucionales no tienen necesidad de trazar en el suelo un círculo a modo de cárcel para sí mismo

  Sobre la base de la atención a los intereses públicos y su clasificación, se aconseja considerar juntas la reforma sobre las entidades institucionales y las empresas estatales. Es factible la reforma de las entidades institucionales y los organismos administrativos y no es necesario separarlas. Las Resoluciones de la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido y el Informe sobre la Labor del Gobierno en 2014 exigen en términos explícitos acelerar la reforma del sistema de seguridad social de los organismos administrativos y las entidades institucionales.

  Por las experiencias internacionales, los organismos estatuidos y el gobierno asumen tanto los unos como el otro misión pública, pero las formas como operar son distintas. En comparación con el gobierno, los organismos estatuidos, igualmente, asumen misión pública y proporciona servicios públicos. Lo que les difiere del gobierno radica en que los organismos estatuidos pueden utilizar con mayor flexibilidad los recursos públicos, cuentan con una elasticidad bastante grande para asimilar diversos tipos de talentos especializados, los organismos estatuidos no poseen funciones de elaboración de políticas que posee el gobierno, en el curso de funcionamiento ordinario gozan de alto grado de autonomía, aceptan la busca de responsabilidades por el público, son altamente transparentes y abiertos.

  El gobierno puede adoptar flexibles y variadas formas como materializar los intereses públicos y las entidades institucionales también, precisamente, bajo semejante sentido son diseñadas. Para poner en mejor juego el papel del gobierno, es preciso poner en mejor juego el papel del gobierno en la defensa de la equidad y la justica y la materialización de los intereses públicos bajo las condiciones en que el mercado no funciona. Para defender y materializar los intereses públicos, no solo se precisa que el gobierno actúe por cuenta propia, sino más necesario es que a través del arreglo gubernamental, movilizar a plenitud la iniciativa y la creatividad de los diversos aspectos para coronarlo. En la actualidad, las diversas zonas están poniendo activamente en práctica las propuestas del Consejo de Estado relativas a la compra de servicios públicos por el gobierno. El gobierno no solo puede comprar servicios públicos de las organizaciones sociales y las empresas, sino también puede comprar servicios públicos de los organismos administrativos. Aquí, por lo que se llaman organismos se entiende por regla general entidades institucionales. Es necesario acelerar en mayor medida la reforma de las entidades institucionales. Al mismo tiempo hay que basarse en las demandas públicas bajo la nueva situación, establecer organismos correspondientes, destacar los importantes intereses del Estado y la sociedad, solucionar contradicciones y problemas sobresalientes e impulsar el desarrollo socioeconómico sostenido.

  El gobierno entrega a los organismos estatuidos en forma de legislación la responsabilidad y funciones que de por sí pertenecen al gobierno para que las materialicen, demostrando el cambio de papel, de remero por timonel. En este cambio, el gobierno responde solo de elaborar políticas, definir rumbo y los organismos estatuidos, por su parte, cumplen funciones y aplican políticas. Los organismos estatuidos hacen mayores energías en la especialización y la profesionalización en bien de su propia misión, elevarán a través del perfeccionamiento de la estructura de gobernanza interna la eficacia de servicio, manteniendo mejor los intereses públicos y diluyendo contradicciones y problemas. La razón por la cual la gente concede suma atención al problema de la seguridad social de las entidades institucionales radica, además, en que es grave la fragmentación del sistema de seguros sociales en nuestro país, pues existen sistemas distintos de seguros entre otros, seguro de vejez de los trabajadores en las ciudades y los poblados, seguro de vejez de residentes urbanos, seguro de vejez de las zonas rurales, etc. La forma que adoptan los diversos tipos de seguro en el seno de la seguridad social, la hay de régimen acumulado, hay de semiacumulado, y otras formas. El sistema de acumulación tiene grandes relaciones con el ingreso individual y los ingresos de cada uno son distintos, por su parte. Esto, naturalmente origina la diferencia entre la prima de pensión y el trato recibido. De un tiempo a esta parte, luego de ejecutarse durante años el seguro de vejez de los trabajadores de las ciudades y poblados, la reforma sobre el sistema de seguro de vejez de los organismos administrativos y las entidades institucionales queda ahí sin moverse. Esto, inevitablemente, crea una impresión a la sociedad: las entidades institucionales son especiales. Incluso habrá quienes creen que aislados funcionarios oficiales se aprovechan de los poderes públicos en sus manos para postergar la reforma y lo hacen en provecho propio. Más, los organismos administrativos y las entidades institucionales permanecen estables en sus bienestares y salario, atrayendo a gran número de estudiantes universitarios para hacerse funcionarios públicos mediante exámenes. Ello ha creado una situación en la cual decenas de millones de estudiantes universitarios “pasan río caminando sobre el puente de un solo tronco de madera”. En este sentido no es nada raro que las medias aprovechen de puntos ardientes para atraer los globos oculares.

  La aceleración de la reforma sobre el sistema de seguridad social de los organismos administrativos y las entidades institucionales es la misma reforma sobre la pensión de los organismos administrativos y las entidades institucionales legada por la economía planificada. En este sentido el diseño al nivel máximo de la pensión es, mientras se perfecciona más la reforma incremental se profundiza la reforma acumuladora, en el curso de la reforma se hace que las dos se unifiquen para formar al final un sistema de pensión unificado. Naturalmente, en este transcurso, hay que ver también lo complicada que es la reforma sobre el sistema de seguro de vejez de los funcionarios públicos y las entidades institucionales, sobre todo, de los funcionarios públicos. A modo de decir del presidente ruso Putin, “si uno opta para ser funcionario público, ha optado por estas restricciones, optado por la supervisión por el público, optado por exigencias especiales, tal como lo hacen numerosos países del mundo”. Al mismo tiempo, “establecer correspondientes mecanismos estimuladores al funcionariado público estatal, estimular a los departamentos de servicio público estatal a elevar el nivel de sus actividades con la fluctuación de salario, moral, materiales, premios por actividades realizadas y otras medidas”. Continuar explorando la reforma sobre el seguro de vejez de los funcionarios públicos y las entidades institucionales, esforzarse por superar el sistema de doble vía, sobre todo romper el sistema de “patrón círculo oficial”, es preciso reformar la situación bajo la cual los organismos administrativos y las entidades institucionales siempre se mantenían al margen de las obligaciones de pagar primas. El hilo de pensar básico para dar solución a este problema radica en “viejos métodos para viejos y nuevos métodos para nuevos”. La reforma sobre la pensión de los organismos administrativos y las entidades institucionales siempre quedaba pendiente sin ser resuelta, el sistema de contratación de funcionarios públicos sobre el cual los diversos lugares han empezado a efectuar experimentación en puntos seleccionados tal vez pueda convertirse en una brecha de ruptura. Hay que materializar la participación gradual en los seguros sociales por los trabajadores de las empresas, los habitantes de las ciudades y el campo y las entidades institucionales y organismos administrativos; sobre la base de la formación del sistema de seguridad social básico, dar solución cuanto antes al establecimiento de planes de pensión-ahorro de los funcionarios públicos y formar al final un sistema de seguridad social caracterizado por la unificación del sistema de seguridad social básico y poseedor de peculiaridades propias en el sistema de plan de pensión-ahorro y bienestares.

  III. Lo duro de la gobernación basada en la ley: la gobernación por oficiales permite a los funcionarios públicos retornar al color natural  

  Para aclarar las relaciones entre el gobierno y el mercado y entre el gobierno y la sociedad es preciso empezar por los sistemas concretos. En los momentos actuales, el funcionariado público se ha convertido en un tema de discusiones ardientes de la sociedad, sobre todo, el trato, el salario y los bienestares de los funcionarios públicos suscitan suma atención en las medias, pareciendo hacerse un problema. ¿Qué deben hacer los funcionarios públicos? ¿Qué no deben hacer? ¿Qué deben obtener? ¿Qué no deben obtener? Ello se relaciona con cómo ver el sistema de funcionariado público.

  (I) considerar a lo relacionado con los funcionarios públicos como un arreglo de sistema

  En Atenas de los tiempos antiguos, los ciudadanos se reunían en el mercado para tratar los asuntos públicos y el gobierno no pasaba de ser un curso de tratar estos asuntos y no se independizaba de los ciudadanos; hoy en día, muy poca gente considera al gobierno como un curso, de hecho, como un tipo de modalidad de sistema ya se ha convertido en uno de los roles de la sociedad. El gobierno es considerado como una entidad real no solo debido a que se ha convertido en una forma de sistema, sino también se debe a que es representante de alguna multitud. Para comprender correctamente la gobernación, ante todo hay que concientizarse de que los intereses públicos no significan la restricción al gobierno sino que el gobierno debe compartir los intereses comunes con otros roles, incluidos medas, algunas organizaciones sociales, organizaciones militares, organizaciones religiosas, así como organizaciones comerciales y, a veces, en los problemas públicos ellos son unánimes.

  El sistema de funcionariado público recibe otra denominación: sistema de oficiales civiles. Se trata de un arreglo de personal por parte del Estado sobre la administración del personal laboral que ejerce poderes administrativos, ejecuta servicios estatales del gobierno. La política, la historia y la cultura de los países son distintas y el sistema de funcionariado público también es distinto.

  El erudito Li Yanru de la provincia de Taiwan considera: “el gobierno es una industria de tipo de concentración laboral, todas las actividades de los órganos administrativos dependen, sin excepción, del impulso realizado por los funcionarios públicos, por lo cual si los recursos humanos de servicio público pueden administrarse eficazmente, entonces, los diversos renglones de misiones del gobierno pueden acordarse fluidamente”. Considerar al gobierno como una industria, por su lado, no sería tan adecuado, sería más acertado llamarlo como departamento. El tipo de concentración laboral valdría reflexionar. Pues, si reconocemos que el gobierno es un departamento con gran intensidad de mano de obra, entonces, necesitarías reflexionar el concepto de “gobierno pequeño y sociedad grande” abogado siempre por nosotros. Este concepto, “se basa en la doctrina del mercado o en el bienestarismo? Todo esto requiere de investigaciones a fondo. Las experiencias de la historia han corroborado que en los pasados más de cien años, los departamentos púbicos se han desarrollado y robustecido constantemente para hacerse importantes departamentos. Hay que conocer el papel y el rol de los departamentos públicos. No son algo que puede existir y no puede existir, no son tampoco objetos subordinados al departamento económico. Los departamentos públicos y los departamentos económicos son independientes los unos de los otros y dependientes entre los unos y los otros. Sin departamentos públicos, los departamentos económicos difícilmente pueden desarrollarse sana y sosteniblemente. Los departamentos públicos se han desarrollado y robustecido constantemente durante los pasados más de cien años son resultado inevitable de la pérdida de funcionamiento de los regímenes y mecanismos de mercado. El cambio de funciones de gobiernos locales podría originar el cambio de las funciones de servicio público. Por regla general puede conducir directamente al aumento de empleados de los gobiernos locales, sobre todo en dominios de servicio social, pues necesitan forma de trabajo de uso intensivo de mano de obra.

  El sistema de funcionariado público de los tiempos contemporáneos se inició en el Reino Unido del siglo XVIII. Con el objeto de acomodarse al desarrollo y la expansión al exterior del imperio británico, ese país fundó dos ministerios, el Ministerio de Trabajo y el Ministerio de la Marina. La entrada de los integrantes del personal laboral de estos dos ministerios era o recomendada o, rotundamente, comprada completamente. El sistema de hacerse funcionario mediante exámenes empezó a practicarse en 1829. En los Estados Unidos, el sistema de funcionariado se fundó en 1871. Los funcionarios del gobierno federal abarcan integrantes del personal administrativo, jurisprudencial y legislativo nombrados por departamentos del gobierno pero no abarcan integrantes del personal laboral de departamentos no oficiales. En la mayor parte de casos, los funcionarios estadounidenses pueden tomar posesión de puestos solo mediante competencias. Solo algunos pocos departamentos, por ejemplo el FBI, la Secretaría de Estado, etc. pueden ser una excepción. Los funcionarios de los gobiernos de los estados y gobiernos locales son similares a los federales. Generalmente en la esfera internacional la creación del ambiente de empleo de los gobiernos locales es colocada en un lugar muy destacado. “Según el artículo 5º de la Declaración sobre la Autonomía de los Gobiernos Locales del Mundo(IULA WORLD WIDE DECLARATION OF LOCAL SELF-GOVERNMENT), las oportunidades de empleo y capacitación de los empleados por los gobiernos locales deben asegurar que los puestos de los gobiernos locales sean profesión poseedora de perspectivas atractivas”. Un gobierno central o gobierno de nivel superior deben estimular y fomentar a los gobiernos locales para practicar el sistema de mérito. Según se exige en el artículo 6º de la Carta Europea de Autogobierno Local (European Charter of Local Self-Government), “Las condiciones de servicio oficial de los empleados de los gobiernos locales deben permitir admitir a personas con alta cualidad sobre la base del mérito y la competencia; para materializar este objetivo, se debe proporcionar plenas perspectivas de oportunidades de capacitación, remuneración y profesión”(The conditions of service of local government employees shall be such as to permit the recruitment of high-quality staff on the basis of merit and competence; to this end adequate training opportunities, remuneration and career prospects shall be provided). Esto quiere decir que hay que colocar en el primero lugar lo alta que es la cualidad del personal de servicio público local, por eso es necesario considerar a plenitud su capacitación, remuneración y perspectiva de la profesión para que ellos tengan confianza en dedicarse a este trabajo.

  (II) Tratar con racionalidad a los funcionarios chinos y el arreglo de su sistema

  En China, siendo un tipo de profesión, las ventajas de los funcionarios se manifiestan principalmente en la estabilidad de trabajo, excelentes y considerables bienestares y alto prestigio social. Los funcionarios públicos, por lo general, son personal administrativo gubernamental sustentado por la hacienda, hay otros que son llamados personas de servicio público, abarcando personal de trabajo de entidades institucionales administrativos como de investigación científica, educación, salubridad, cultura, etc. para cuya administración se toma como referencia la hecha para con los funcionarios públicos. El gobierno es el más típico, pues se encuentra en el círculo núcleo, las entidades institucionales se encuentran en el estado medio mientras que las empresas estatales se ubican en el círculo más externo. China tiene más de siete millones de funcionarios públicos aproximadamente; las entidades institucionales tienen más de 30 millones de trabajadores. En 2014, en los exámenes para funcionarios públicos estatales, había solo 19.000 puestos, pero los que participaron en exámenes sumaron 1.119.000 personas. Algunos fueron admitidos en organismos gubernamentales y entidades institucionales, incluso en empresas estatales. Ellos fueron considerados como haber entrado “dentro del régimen”.

  Respecto a “dentro del régimen” y “fuera del régimen”, se debe tratar de manera histórica. La reforma económica en China comenzó por fuera del régimen, primero el sistema de responsabilidad por contrata con remuneración en función del rendimiento aplicado en las zonas rurales. La reforma de fuera del régimen impulsó la reforma dentro del régimen. Ello dio lo que más tarde se llamaba con el término de “sistema de doble vía”. El sistema de doble vía “no solo se manifiesta en el régimen económico y el régimen de mercado, también se expresa en el régimen administrativo y el de las entidades institucionales, o sea lo que ahora la gente ve como “dentro del régimen” y “fuera del régimen. Si por entonces no se hubiera adoptado semejante reforma y se adoptara la “terapia choque” como lo hizo la entonces Unión Soviética, China no habría andado hasta hoy día. Tenemos que ver y conocer esto. Pero esto no manifiesta que afirmamos semejante estado de cosas de “dentro del régimen” y “fuera del régimen”, sino que hace falta llevar a cabo la reforma. Para llevar a cabo la reforma es preciso observar lo que exige el secretario general Xi Jinping: tener suficientes y plenas estimaciones y conocimientos sobre lo duro, lo complicado, lo asociado y lo sistemática que es la profundización integral de la reforma. Se puede entender y explicar por varios aspectos respecto a los actualmente llamados “trato excelente”, estabilidad de salario, bienestares y tratos, “perfecta garantía”, sistema de jubilación, “baja intensidad laboral”, “manejo y control de más recursos”, etc., etc. existentes “dentro del régimen”: primero, algunos son legados por el régimen de economía planificada y no se ha reformado; segundo, en el curso de la reforma durante los más de 30 años pasados, durante un período se practicó la reforma propia de departamento, con consecuencia de conducir a la dilatación de los intereses departamentales, ampliación constante de sus propios intereses, originando “el manejo de más recursos”; tercero, algunos conocimientos parciales en la sociedad, como por ejemplo “baja intensidad laboral”, de hecho, muchos departamentos y organismos gubernamentales tienen “cinco más dos” (cinco días más sábado y domingo de la semana trabajando” y “blanco más negro” (día y noche trabajando), el personal laboral de los organismos administrativos sufren de enorme presión e intensidad laborales, lo que no es capaz de comprender la gente común.

  En cuanto al trato de los funcionarios públicos referente al salario y bienestares se debe ver de manera integral. Cuando se relaciona con el seguro de vejez de los funcionarios públicos y las entidades institucionales y el seguro de vejez de otros dominios, por ejemplo el seguro de vejez de los trabajadores urbanos y de poblados y el seguro de vejez de los habitantes urbanos y rurales, lo que se discute algo más radica en el llamado sistema de doble vía, o sea, la “unificación” entre el sistema de pensión de los funcionarios públicos y las entidades institucionales y el seguro de vejez de otros dominios. El concepto clave se origina del “carácter equitativo del sistema de la seguridad social”. Esto, ciertamente, ha demostrado lo esencial del actual problema de funcionarios públicos de nuestro país. En este problema, primero es preciso separar la corrupción de aislados funcionarios del propio sistema de funcionariado público, no se debe sospechar el sistema mismo por la corrupción de aislados funcionarios; segundo es necesario estudiar concienzudamente las características del sistema de funcionariado público de nuestro país en la etapa actual y diseñar sistemas de salario, bienestares y seguridad social de nuestro país partiendo de la situación global relativa a las características históricas del funcionariado público y las entidades institucionales en nuestro país, así como el fomento de la seguridad social.

  Respecto al comportamiento de los funcionarios públicos hay que tratarlo de modo objetivo e histórico. Hay que tomar paso a paso el funcionariado público como una profesión igual a otras ramas de la sociedad, los mismos funcionarios públicos tienen que exigirse con rigor, no hacerse privilegiados. Mientras tanto los otros miembros de la sociedad también necesitan ver a los funcionarios público con una mentalidad ordinaria, permitir a la sociedad y los mismos funcionarios públicos ver a los funcionarios públicos y a sí mismos con un estado de ánimo con calma, haciendo que los funcionarios públicos vuelvan a lo natural propio y la sociedad también retorne a su propio color natural

Artículos relacionados