Comentarios y Respuestas

Exploraciones sobre la trayectoria histórica del sistema de autonomía étnica territorial en la Nueva China

Actualizado el 05-02-2015 | Agrandar | Achicar

Autor:Xie Zhong | Fuente:

  El 29 de septiembre de 1949, la Primera Sesión de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh) aprobó el Programa Común de la CCPPCh, de carácter de Constitución Provisional. El Artículo 51º en el Capítulo VI establece en términos explícitos: “En las diversas zonas donde viven las minorías étnicas en forma compacta se debe practicar la autonomía territorial étnica y establecer respectivos órganos autonómicos étnicos diversos según sea numerosa o reducida la población de las etnias que viven en forma compacta y grande o pequeña la zona al respecto.” Esta provisión marca que la autonomía étnica territorial se desarrolló de una política básica del PCCh a un sistema político básico de la Nueva China. Durante los sesenta y tantos años desde la fundación de la Nueva China en 1949, el sistema de autonomía étnica territorial ha experimentado a grandes rasgos cuatro períodos.

  I.Período de ejecución a pasos estables (1949-1956)

  Durante los siete años que van de la proclamación de la Nueva China a la finalización básica de las transformaciones socialistas, el PCCh y el Estado se adhirieron al principio de “prudencia y avance estable”. Mientras impulsaban integralmente el sistema de autonomía étnica territorial, lo reglamentaban paso a paso, resumían de modo sistemático las experiencias y realizaban a tiempo examen sobre la aplicación de políticas étnicas. Por eso el trabajo de la autonomía étnica territorial de ese período demostró claras características de práctica a pasos estables.

  I) Establecimiento gradual de territorios de autonomía étnica

  Los tres años de la recuperación de la economía nacional (octubre de 1949-finales de 1952) constituyeron la etapa inicial del impulso de la autonomía étnica territorial. Cuando se fundó la Nueva China en 1949 ya existían una región autónoma a nivel de provincia (región autónoma de Mongolia Interior), dos territorios autónomos a nivel de prefectura y cuatro territorios autónomos a nivel de distrito. Hasta diciembre de 1952 ya se habían establecido 42 territorios de autonomía étnica de nivel de distrito para arriba. De ello, uno era de nivel administrativo sub provincial, 9 de nivel de prefectura, 32 de nivel de distrito. Además, había numerosos territorios autónomos bajo jurisdicción de distrito y territorios autónomos a nivel de cantón. Debido a la limitación de condiciones históricas diversas, sobre todo debido a que el trabajo de identificación étnica no se había desarrollado integralmente, por entonces tan solo 15 etnias conocidas tanto dentro como fuera del país practicaban autonomía territorial, los territorios autónomos establecidos en su mayoría eran donde las relaciones entre etnias se aclaraban y se armonizaban, desempeñando papel demostrador para promover aún más la autonomía étnica territorial. Además, con el objeto de garantizar plenamente a las minorías étnicas derechos democráticos de ser dueños del propio destino, en los territorios donde vivían minorías étnicas en forma intercalada y no estaban dadas condiciones para establecer territorios autónomos étnicos se fundaron más de 200 gobiernos aliados democráticos étnicos territoriales que abarcaban niveles e instancias administrativos de provincia, prefectura, distrito, territorio bajo jurisdicción de distrito, cantón, etc. Se ve con esto que a principios de la fundación de la Nueva China en los gobiernos populares territoriales existían tres tipos: gobierno popular común, gobierno de autonomía de minoría étnica y gobierno y gobierno aliado democrático étnico.

  Durante los cuatro años de la transformación socialista (sobre la agricultura, la industria y el comercio capitalistas y la artesanía) que van de 1953 a 1956, los territorios de minorías étnicas se encontraban en su mayoría todavía en el período de la reforma democrática. A medida que se desenvolvían integralmente los trabajos de la construcción gubernamental democrática y la identificación de etnias, los territorios de autonomía étnica se extendieron del Nordeste y Norte de China hacia el Noroeste y el Suroeste, ampliándose más hasta el Centro y Sur de China; los tipos de autonomía presentaron tendencia hacia la diversificación, existiendo tipo de etnia única, tipo de etnias aliadas, además, tipo embrionario (en territorios de autonomía étnica tipo único o tipo aliado abarcaban una o varias otras minorías étnicas). Hasta fines de 1956, existían un territorio de autonomía étnica a nivel de provincia, nuevo (región autónoma uigur de Xinjiang), un comité preparatorio de territorio de autonomía étnica a nivel de provincia (Comité Preparatorio de la Región Autónoma del Tíbet), 22 prefecturas autónomas o territorios de autonomía étnica a nivel de prefectura, 43 distritos autónomos o territorios de autonomía étnica a nivel de distrito; el número de etnias que practican autonomía territorial subió hasta 31.

  Además, en los primeros siete años, la Nueva China, basándose en las características históricas de las relaciones étnicas y en las necesidades prácticas del desarrollo socioeconómico, reajustó parte de demarcación geográfica administrativa y relaciones competentes de territorios de autonomía étnica. Semejante reajuste produjo importante influencia directa en la configuración de autonomía territorial étnica china. Por ejemplo revocó el sistema de formación de Chahar, Suiyuan y Rehe como provincias, haciendo unificación de Mongolia Interior y creando condiciones muy favorables para el desarrollo y la prosperidad de la región autónoma de Mongolia Interior.

  II) Reglamentación gradual de la autonomía territorial étnica

  La autonomía territorial étnica de los inicios de la Nueva China se encontraba en la etapa preliminar, dejando ver ciertas faltas de reglamentación. Por ejemplo, la denominación no se estandarizó; las instancias y niveles eran excesivos, había cinco niveles—cantón (aldea), zona, distrito, prefectura y superior—, y todos tenían el nombre de zizhiqu (región autónoma), sin poder diferenciar su estatus administrativos por su denominación; otras tenían denominación no suficientemente concisa. Por eso, en diciembre de 1951, la Comisión Central de Asuntos Étnicos convocó la Segunda Reunión ampliada, en la cual el presidente Li Weihan, de la Comisión, rindió un informe titulado “Algunos problemas acerca de las políticas étnicas” que jugó importante papel en la reglamentación e impulso de la ejecución del sistema de autonomía étnica territorial. El 09 de agosto de 1952, se promulgó el Programa de Aplicación sobre la Autonomía Territorial Étnica, el cual posee significado importante y a largo alcance en la historia del trabajo étnico de la Nueva China; pues, por un lado, su promulgación marca que los trabajos de autonomía territorial étnica de China se encaminaba preliminarmente por la órbita de la legalización y reglamentación, porque siendo el primer documento de reglamentos jurídicos de la Nueva China especializado en la autonomía territorial étnica siempre fue principal fundamento legal sobre el cual China trataba problemas relacionados con las etnias y reajustaba relaciones étnicas antes de promulgar y aplicar la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China en 1984, y, por otro lado, los principios básicos establecidos en el Programa y el principal espíritu por él demostrado fueron adoptados o asimilados por la Constitución y proporcionó directa versión original para la elaboración de la Ley de Autonomía Territorial Étnica.

  La Constitución de la República Popular China, edición 1954, siendo la primera Constitución promulgada por la Nueva China, hizo provisiones de mayor autoridad sobre la autonomía territorial étnica y cuenta con significado como hito en el fomento de la legalidad relacionada con la autonomía territorial étnica. La práctica corrobora que las minorías étnicas que viven en comunidad pequeña como zonas bajo jurisdicción del distrito, en cantones y otros ámbitos pequeños no pueden ejercer a cabalidad los diversos derechos autonómicos ni necesitan fundar órganos autonómicos. Por lo tanto, la Constitución 1954 confirma el régimen a tres niveles: región autónoma, prefectura autónoma y distrito autónomo y no confirma lugares autonómicos de niveles inferiores al del distrito. No obstante, a fin de garantizar efectivamente a las minorías étnicas que poseen población relativamente reducida o vivían en comunidad compacta relativamente pequeña los derechos a la administración de los asuntos internos de la etnia, la Constitución 1954 creó cantones étnicos como forma suplementaria de la autonomía territorial étnica. Además, gracias a la propaganda y aplicación hechas desde la fundación de la Nueva China acerca de la política de igualdad étnica, los derechos democráticos de las minorías étnicas a participar en los gobiernos populares a diversas instancias recibieron plena garantía y los gobiernos democráticos unidos étnicos territoriales a los diversos niveles ya habían finalizado su misión histórica, por lo tanto la Constitución 1954 no confirma la forma de poder político que era el gobierno democrático unido étnico territorial. Basándose en el espíritu de la Constitución, a finales de 1955 empezó los trabajos dirigidos a cambiar gobiernos democráticos unidos étnicos, modificar territorios autónomos étnicos equivalentes a zona y cantón y fundar cantones étnicos. Estos dos trabajos terminaron, sucesivamente, en junio y diciembre de 1956. Desde entonces queda básicamente modelado el sistema de autonomía territorial étnica de China. Además, con el objeto de adaptarse a los nuevos establecimientos de la Constitución sobre la autonomía territorial étnica, la Comisión de Asuntos Étnicos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional de la República Popular China comenzó en 1955 a redactar el bosquejo de la Ley de Autonomía Territorial Étnica.

  III) Realizar a tiempo el resumen de experiencias relativas a la autonomía territorial étnica y el examen sobre la ejecución de la misma

  En junio de 1953, la III Sesión Ampliada de la Comisión de Asuntos Étnicos del Gobierno Popular Central hizo un Resumen Básico sobre las Experiencias Relacionadas con el Impulso de la Autonomía Territorial Étnica, resumen que aprobado por el Consejo Administrativo del Gobierno Popular Central luego de efectuar discusiones fue publicado originando amplios efectos sociales. Acto seguido, en julio del mismo año, se convocó la IV Conferencia Nacional sobre el Trabajo de Frente Único en la cual se aprobó el Resumen de las Experiencias de Trabajo Realizado por el Partido Comunista de China Relativo a las Minorías Étnicas en los Años Recientes. Este documento, aunque no largo, hizo una exposición profunda y más tarde fue aprobado y transmitido por el Comité Central del Partido Comunista de China en el seno del Partido. Los dos documentos anteriores sintetizaron por ángulo propio y sistemáticamente las principales experiencias de trabajo étnico del Partido y el Estado sobre todo las referentes a la práctica de la autonomía territorial étnica desempeñando importante papel para impulsar en mejor medida la autonomía territorial étnica. Además, el Comité Central del PCCh efectuó dos revisiones de carácter nacional, en 1952 y 1956, respectivamente, sobre la ejecución de las políticas étnicas, rectificando las dos tendencias erróneas, una de chovinismo de gran han y la otra, etnianismo local. Esta serie de medidas del Partido y el Estado eliminaron barreras ideológicas y crearon condiciones políticas favorables y positivo entorno social para ejecutar mejor la autonomía territorial étnica.

  II. Período de desarrollo zigzagueante (1957-1966)

  Durante los diez años de construcción que van de 1957 a 1966, al igual que otros trabajos, la autonomía territorial étnica tuvo doble característica: coexistencia de éxitos y fallas, entretejido de los reveses y el desarrollo.

  I) El pensamiento de tendencia de “izquierda” ganó terreno y produjo daños a la autonomía territorial étnica

  “Después de 1957, el pensamiento de tendencia de ‘izquierda’ empezó a ganar terreno y fue predominando poco a poco”; el pensamiento guía del trabajo étnico también fue desviándose de la órbita marxista paso a paso. Las manifestaciones principales fueron de dos tipos. Un tipo consideraba que “el problema étnico, en esencia, es problema de la lucha de clases”, igualando el problema étnico y el problema de lucha de clases. Ya en junio de 1958, el Comité Central del PCCh formuló preliminarmente semejantes puntos de vista. En agosto de 1963, Mao Zedong planteó en la Declaración sobre el Apoyo a los Negros Norteamericanos en la Lucha contra la Discriminación Racial: “La lucha nacional, al fin y al cabo, es un problema de lucha de clases”.Esta tesis famosa tenía su contenido concreto especial, pero en el fondo político en el cual la ampliación de la lucha de clases subía constantemente de temperatura, esta tesis fue paso a paso extendido y ascendió al pensamiento guía del trabajo étnico. El segundo tipo consideraba: “ya que estamos en el socialismo, ¡para qué hablar de etnias!”8 A medida que se hacía cada vez más enérgico el “viento comunizador”, se levantó de golpe el “viento de mezcla étnica”. Los dos tipos anteriores de pensamientos de “izquierda” no se manifestaban de modo igual, pero los daños causados eran iguales, pues tano el uno como el otro causaron consecuencias graves de “quitar la lecha de la caldera” para terminar en erradicar trabajos étnicos.

  Bajo la guía del pensamiento de “izquierda”, las zonas de autonomía étnica también desplegaron la lucha contra los derechistas, el “gran salto adelante” y el movimiento por el establecimiento de las comunas populares, causando destrucciones del sistema de autonomía territorial étnica. En primer lugar, se redujo en grandes márgenes el número de cuadros minorías étnicas en algunos lugares. En la lucha contra los derechistas, muchos cuadros dirigentes minorías étnicas, personalidades representativas de los círculos religiosos étnicos, intelectuales, incluso simples componentes de las masas populares fueron arrestados, sometidos a la reeducación mediante labores físicas, privados de sus cargos, e incluso perseguidos hasta la muerte bajo cargos de “elemento etnianista local”, “elemento secesionista étnico” etc. En segundo lugar, el régimen de autonomía territorial étnica fue objeto del cambio antojadizo. Por ejemplo debido a la influencia del “viento comunizador” y el “viento de fusión étnica”, todos los cantones étnicos fueron abolidos y sustituidos por “comunas populares rurales”; muchos distritos autónomos fueron eliminados y fusionados. En la instancia de prefectura autónoma, en algunos casos, por combinación prefectura autónoma-prefectura, la prefectura autónoma subsistía de nombre pero perecían en realidad, en otros casos, por administrada la prefectura autónoma por la prefectura, era rebajada de categoría administrativa, en terceros casos, era fusionada en varios distritos comunes, haciendo que la proporción ocupada por las etnias que practicaba la autonomía se redujera en gran margen. En tercer lugar, las formas tradicionales de producción y vida de las minorías étnicas se vieron cambiadas a la fuerza. Por ejemplo forzar a los agropecuarios a incorporarse a la cooperativa o comuna popular, haciendo que a excepción del Tíbet, los territorios de minorías étnicas materializaran el establecimiento de comunas populares en pocos meses; el establecimiento a gran escala de comedores, la dedicación enérgica a la fundición de hierro y acero, el inicio enérgicos de proyectos de construcción básica, la destrucción enérgica de bosques y pastizales y roturación de tierras baldías, condujeron al drásticos empeoramiento del ecosistema y a la deficiencia en cosechas en años consecutivos en la producción agropecuaria. Consecuencia de esto fue que las condiciones de vida del pueblo de minorías étnicas se hundieron de nuevo en penuria e incluso surgió el fenómeno de reducción anormal en gran cantidad de población; en algunos lugares fronterizos sucedió “huida de la comuna” traspasando la frontera. Además, los usos y costumbres de minorías étnicas fueron considerados “supersticiosos feudales” y “atrasados y anticuados” y fueron barridos de un escobazo. El uso de las lenguas escrita y oral de minorías étnicas fue también restringido.

  II) Arremetidas a los trabajos étnicos por el reajuste de la política étnica y por la nueva subida de temperatura de la lucha de clases

  Debido a la llegada de los tres años (1959-1961) de dificultades, el fanatismo de “izquierda” fue bajando de temperatura. En enero de 1961, la IX Sesión Plenaria del VIII Comité Central del PCCh decidió efectuar reajustes sobre la economía nacional. Bajo este fondo grande, el PCCh y el Estado también llevaron a cabo reajustes sobre la política étnica. En julio-agosto de 1961, se convocó la Primera Conferencia sobre el Trabajo Étnico en la Región del Noroeste, dando inicio al reajuste de la política étnica. Acto seguido la Conferencia Nacional sobre el Trabajo Étnico se celebró en abril-mayo de 1962. Esta Conferencia, sobre la base de la gran revisión general sobre los trabajos relacionados con las etnias, las religiones y el frente único, definió los principios de trabajo para los cinco años venideros para con las zonas de minorías étnicas (principalmente territorios autónomos étnicos a diversos niveles) y medidas políticas correspondientes a ellos. En junio del mismo año, el Comité Central del PCCh aprobó y remitió los informes sobre esta Conferencia de Trabajo Étnico rendidos por Wu Lanfu (1906-1988), Li Weihan (1896-1984) y otros dos. Luego, Guizhou, Yunnan, Ningxia, Guangxi, Liaoning, Mongolia Interior y otras provincias y regiones convocaron sucesivamente conferencias de trabajo étnico. A través de esta serie de conferencias de trabajo étnico las grandes masas de cuadros llegaron a comprender de nuevo: el problema étnico posee carácter prolongado; el trabajo étnico tiene que partir de la práctica concreta de los territorios étnicos; es muy importante concentrar fuerzas para recuperar y desarrollar la economía y mejorar las condiciones de vida del pueblo. De este modo muchos errores de “izquierda” que saboteaban la autonomía territorial étnica fueron rectificados y el trabajo étnicos volvió a regresar a la correcta órbita marxista.

  Sin embargo, desde la X Sesión Plenaria del VIII Comité Central del PCCh, celebrada en septiembre de 1962, la lucha de clases volvió a subir de temperatura. Luego, la “Campaña de Educación en el Socialismo” y la “Campaña de Cuatro Limpiezas” llegaron codo a codo. El trabajo étnico que acababa emprenderse en la órbita correcta fue arremetido otra vez. Por ejemplo en aquellos territorios que no habían pasado por la reforma democrática se hicieron “complementación de lecciones”; se evaluó de nuevo a la gente por clases; se llevó a cabo la censura contra la política de “tres combates y dos beneficios” en las zonas ganaderas; se realizó censura contra la reforma pacífica en territorios étnicos considerándola “revisionistas” de “reconciliación clasista”; censuró al camarada Li Weihan quien dirigía durante largo tiempo el trabajo de frente único y trabajo étnico por aplicar la “línea revisionista y entreguista” y le privaron de los cargos dirigentes.

  III) La autonomía territorial étnica consiguió notables avances en medio de la rectificación de los errores de “izquierda”

  En el período de los diez años de construcción, la autonomía territorial étnica fue objeto de interferencia ideológica y sabotaje de “izquierda”, pero siendo política básica dirigida a dar soluciones a problemas étnicos siguió siendo impulsada de continuo. Sobre todo el PCCh dirigió al pueblo de las diversas etnias para hacer incansables esfuerzos por superar y rectificar los errores de “izquierda”, por lo tanto, la autonomía territorial étnica, en medio de los zigzags, logró notables éxitos. Primero, fundar tres regiones autónomas, cinco prefecturas autónomas y 26 distritos autónomos y el número de minorías étnicas que practicaban la autonomía territorial étnica llegó a 38.9 Hasta aquí quedaron preliminarmente formadas la configuración y la escala básicas de territorios autonómicos étnicos de China. Segundo, mediante el movimiento por el establecimiento de comunas populares, las minorías étnicas, en su absoluta mayoría, emprendieron el camino socialista. En estas enormes vicisitudes sociales e históricas, aunque tuvieron lugar desviaciones de “izquierda”, en lo global concordaba con la ley de desarrollo social humano, abriendo amplias perspectivas para el desarrollo económico y cultural y la consolidación de las relaciones interétnicas de los territorios étnicos. Tercero, de acuerdo con las provisiones establecidas en la Constitución 1954, China fundó el sistema de asamblea popular en los territorios autonómicos étnicos a todas las instancias, echando cimiento a otro sistema político básico para que las minorías étnicas administraran los asuntos internos. Cuarto, a escala nacional, se agrandaron el contingente de cuadros minorías étnicas y el contingente de hombres de valía especializadas en técnicas profesionales. Aunque en algunos territorios étnicos, debido a la ampliación de la lucha contra los derechistas que condujo a la reducción en gran margen de cuadros minorías étnicas, el PCCh y el Estado formaron gran número de cuadros administradores y hombres de valía especializadas en técnicas profesionales de entre los trabajadores de diversas etnias, cambiando de raíz el estado de falta extrema de cuadros minorías étnicas y hombres de valía profesionales minorías étnicas del cual padecía la Nueva China en sus primeros tiempos. Quinto, progresó el trabajo de legalidad para la autonomía territorial étnica. En junio de 1958, el Consejo de Estado promulgó un primer reglamento jurídico específico relativo a la administración fiscal de los territorios autonómicos étnicos y en 1963 lo revisó. Además, los territorios autonómicos étnicos también elaboraron un grupo de reglas organizativas y reglamentos jurídicos específicos. No obstante, debido a las embestidas de los movimientos políticos el trabajo de redacción de bosquejos relativos a la Ley de Autonomía Territorial Étnica no pudo sino efectuarse de modo interrumpido.

  III. Período de retroceso general (1966-1976)

  Durante la “revolución cultural” (1966-1976), por la guía errónea del pensamiento ultraizquierdista, el trabajo étnico fue cubierto o sustituido por la lucha de clases; la autonomía territorial étnica fue considerada “escisión creada artificialmente” y “dedicación a reinos independientes”, fue objeto de zapa integral sin precedentes y se encontraba en una situación de subsistencia de nombre y extinción real.

  En primer lugar, los contactos entre lugares distintos, el arrebatamiento de poderes políticos y las peleas armadas, desatados a inicios de la “revolución cultural”, causaron conmociones constantes y pérdida general de orden a los territorios autonómicos étnicos. Los contactos realizados por los guardias rojos originaron desórdenes generales en la región autónoma uigur de Xinjiang. La tempestad de arrebatamiento de poder político desatado por los de la fracción rebelde de Shanghai en enero de 1967 arrolló a todo el país y condujo a peleas armadas a gran escala. Luego esas peleas armadas a gran escala subieron hasta convertirse en una “guerra civil a escala nacional”. Esto no solo hundió velozmente los territorios autonómicos étnicos en estado caótico y paralizado sino que cobró una cantidad nada insignificante de muertes humanas.

  En segundo lugar, los cuadros minorías étnicas sufrieron de persecución. La “revolución cultural” inventó muchos casos injustos, falsificados, erróneos. Grandes grupos de personajes representativos y cuadros minorías étnicas, e incluso, miembros comunes de las masas populares, fueron tildados con cargos de “seguidores del camino capitalista”, “escisionistas étnicos”, “agentes secretos”, “traidores”, “mantenimiento de relaciones ilegales con el extranjero”, etc. por los que sufrieron de persecución y muchos de ellos murieron bajo la injusticia. Por eso, de las cinco regiones autónomas tan solo la presidencia del comité revolucionario de la región autónoma de entina zhuang era asumida por la etnia que practica la autonomía; los responsables de las prefecturas autónomas y distritos autónomos eran de etnia han en su mayoría.

  En tercer lugar, el régimen de autonomía territorial étnica y la demarcación geográfica sufrieron otra vez de modificación antojadiza. Después de la “tempestad de enero” (en 1967), los órganos autonómicos étnicos fueron, en su mayoría absoluta, privados de poder y fueron sustituidos por el comité revolucionario. Algunas prefectura autónoma fueron demarcadas bajo la dirección de prefectura y los distritos originalmente administrados por esas prefecturas autónomas pasaron a ser directamente administrados por las prefecturas. Esto no solo rebajó en la práctica el status geográfico de estas prefecturas autónomas, sino que hizo que no pasaran de tener un nombre hueco. En julio de 1969, bajo el nombre de “preparativos para la guerra”, las “tres banderas orientales” y las “tres banderas occidentales” de Mongolia Interior pasaron a ser jurisdicción de las provincias y regiones autónomas vecinas.

  En cuarto lugar, otros derechos autonómicos de los territorios autonómicos étnicos fueron atropellados. En áreas de apoyo y ayuda económicos, durante la “revolución cultural” en vez de nuevas medidas políticas, las originales favorables y cuidadosas cesaron en aplicarse, incluso fueron anuladas con órdenes claras. En el dominio educacional y cultural, los centros docentes superiores étnicos se vieron obligados a dejar de funcionar, las escuelas secundarias y primarias étnicas, o cesaron en funcionar o fueron reemplazadas por las comunes; se redujeron en gran margen publicaciones en escrituras de minorías étnicas. En aspecto de la vida cotidiana, las costumbres y usos de las minorías étnicas fueron considerados como “cuatro viejos” y barridos; la producción de artículos de necesidad especial y artículos artesanales de las minorías étnicas, considerados como “feudales, burgueses y revisionistas”, fue anulada; gran cantidad de templos, instalaciones religiosas y útiles religiosos fueron destruidos o cambiaron de uso. Las actividades religiosas de los creyentes se vieron obligadas a pasar a la clandestinidad.

  En quinto lugar, el fomento de la legalidad relacionada con la autonomía territorial étnica vio retrocesos grandes. Desatada la “revolución cultural”, no solo cesó el trabajo de la elaboración de bosquejos de la Ley de Autonomía Territorial Étnica, sino que los frutos ya conseguidos fueron saboteados. Eso se demostró concentradamente en la Constitución 1975 definida bajo la guía del pensamiento ultraizquierdista. Esta versión de la Constitución eliminó las correspondientes artículos y cláusulas importantes insertadas en la Constitución 1954. Por ejemplo eliminó la provisión inflexible de la Constitución 1954: “las zonas donde viven en comunidad compacta las minorías étnicas practica autonomía étnica”, tambaleando de raíz no solo la posición del sistema de autonomía territorial étnica como sistema político básico estatal, sino confirmando el cambio antojadizo sobre las relaciones jurisdiccionales de los territorios autonómicos étnicos y la demarcación administrativa geográfica de los mismos. La Constitución versión 1975 anuló, además, la cláusula concreta de los “derechos autonómicos”, haciendo que la autonomía territorial étnica presentara la situación de no corresponder el nombre con la realidad. En otro aspecto, esta versión de la Constitución confirmó los hechos de sustituir los órganos autonómicos por el “comité revolucionario” y los “cantones étnicos” por las comunas populares rurales. No se trata simplemente de cambios de denominación del poder, sino que en la práctica privó a las minorías étnicas del derecho autonómicos de las minorías étnicas que vivían en comunidad compacta a administrar los asuntos internos.

  En sexto lugar, los organismos de trabajo étnico a diversos niveles, así como asambleas populares, comités de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino y departamentos de frente único que se relacionan muy estrechamente con ellos, cesaron sin excepción en funciones, fueron censurados e incluso eliminados por órdenes. En julio de 1966, el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional y el Comité Permanente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino tomaron decisión respectivamente: convocar sesiones a plazos no fijos y postergados. Después apareció el estado anormal de no celebrar ni una sesión de la Asamblea Popular Nacional y el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino en ocho años y seis meses. En agosto de 1966, el Departamento de Frente Único del Comité Central del PCCh fue tildado de “cuartel general revisionista”. En 1969 la Comisión de Asuntos Étnicos del Comité Central del PCCh fue oficialmente desmantelada, luego las comisiones correspondientes en diversos lugares de todo el país fueron o desmanteladas, o canceladas o fusionadas, y los cuadros dedicados a trabajos étnicos fueron en su absoluta mayoría rebajados a las zonas rurales o entraron en la “escuela 7 de mayo”.

  Después del Incidente 13 de Septiembre de 1971 (se refiere a la traición y huida de Lin Biao), el fanatismo político tuvo determinada bajada de temperatura. En enero-febrero de 1972, el Comité Central del PCCh y el Consejo de Estado celebraron en Beijing un Foro sobre el Trabajo de la Zona de Guyuan de Ningxia, empezando a conocer daños causados por la línea ultraizquierdista al trabajo étnico, volviendo a plantear la “necesidad de poner en práctica la política étnica del Partido”. En enero de 1973, Mao Zedong emitió una directriz acerca de la “educación de nuevo en la política étnica”. No obstante, bajo el prerrequisito de no cambiar el pensamiento guía de “izquierda”, la puesta en práctica de la política étnica en las postrimerías de la “revolución cultural” fue en extremo limitada, pues lo principal que se hacía era algunas medidas concretas, por ejemplo recuperar la producción de artículos de necesidad peculiar de las minorías étnicas, la política de prestar atención especial a las minorías étnicas, así como organismos de trabajo étnico, etc. en reducido número de lugares.

  IV. Período de restauración y perfeccionamiento (1976 a hoy en día)

  Después de desbaratada la “banda de los cuatro”, el PCCh y el Estado hicieron no pocos trabajos en la restauración y la puesta en práctica de políticas del Partido relacionadas con las minoría étnicas. Sin embargo, debido a que los “dos todo” continuaron los errores del pensamiento guía de “izquierda”, los trabajos de autonomía territorial étnica, al igual que otros trabajos, dieron lugar a una situación de oscilación durante dos años. En diciembre de 1978, se celebró la III Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh. La autonomía territorial étnica, por fin, acogió una primavera de restauración y perfeccionamiento. Con fines de aplicar y poner en práctica el espíritu de la III Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh, el Comité Central del PCCh convocó en abril de 1979 una Conferencia Nacional de Trabajo sobre la Defensa Fronteriza, iniciando el período de restauración y perfeccionamiento del trabajo de autonomía territorial étnica.

  Durante más de 30 años desde la reforma y apertura, el trabajo de autonomía territorial étnica ha conseguido éxitos que llaman la atención mundial.

  I) Materializar saltos en tres ocasiones del trabajo de autonomía territorial étnica

  Antes de la III Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh, el conocimiento del PCCh y el Estado sobre la autonomía territorial étnica quedaba en el nivel de políticas y muy rara vez la llamaban en sistema. después de la III Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh, el conocimiento del PCCh y el Estado sobre la autonomía territorial étnica materializó saltos en tres ocasiones. La primera ocasión de saltos tenía como señal la promulgación de la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China en 1984. En esta Ley, la autonomía territorial étnica, por primera vez, fue referida como un importante sistema político del Estado. Esta expresión constituyó un resumen profundo del trabajo sobre las experiencias y lecciones a partir de la fundación de la Nueva China. La segunda ocasión de saltos tenía como señal la revisión de la Ley de Autonomía Territorial Étnica en 2001. En la Ley de Autonomía Territorial Étnica, revisada, la autonomía territorial étnica, por primera vez, fue referida como un sistema político básico del Estado. Esta expresión reflejó nuevo conocimiento del Partido y el Estado acerca de la posición que ocupa la autonomía territorial étnica. La tercera ocasión de saltos tenía como señal la publicación del libro blanco titulado Autonomía Territorial Étnica en China en 2005. En el libro blanco, la autonomía territorial étnica fue llamada por primera vez política básica del Estado. Esta expresión explica que la determinación del lugar del conocimiento del Partido y el Estado sobre la autonomía territorial étnica alcanzó una nueva altura.

  II) Coronar básicamente las tareas de establecer territorios autonómicos étnicos

  En los once años que van de 1979 a 1989 China estableció dos prefecturas autónomas y 62 distritos autónomos. Ocho minorías étnicas entre ellas las etnias man (manchú), she y gelao que no contaban con territorios autonómicos étnicos establecieron por sí solas o junto con otras etnias distritos autónomos. 10 En febrero de 1990 el Gobierno Chino declaró ya haber cumplido básicamente con la tarea de establecimiento de territorios autonómicos étnicos. 11 En octubre de 2003, se fundó el distrito autónomo de etnia qiang de Beichuan de la provincia de Sichuan. Este es el más joven territorio autonómico étnico de China. Hasta aquí en todo el país había en total 155 territorios autonómicos étnicos, de ellos, cinco regiones autónomas, 30 prefecturas autónomas y 112 distritos autónomos.12 Además, hasta finales de 2004 China había fundado 1.150 cantones étnicos.

  Mientras tanto, China hizo reajustes imprescindibles sobre la demarcación geográfica administrativa, la posición administrativa, las relaciones jurisdiccionales, formación administrativa, etc. Por ejemplo el primero de julio de 1979, restauró la demarcación geográfica administrativa de la región autónoma de Mongolia Interior anterior a julio de 1969; con fines de administrar distritos por provincias, en noviembre de 1987, se anuló la prefectura autónoma de etnias li y miao, cambiando los distritos donde vivían en comunidad compacta las etnias li y miao pertenecientes originalmente a dicha prefectura en distrito autónomos. Además con el objeto de acomodarse a la demanda sobre el desarrollo socioeconómico ciertos territorios autonómicos fueron reestructurados como municipios a nivel de prefectura o municipios a nivel de distrito.

  III) Formar sistemas de leyes y reglamentos jurídicos de autonomía territorial étnica

  En 1981, con la suma atención puesta por el Comité Central del PCCh y la Asamblea Popular Nacional se accionó de nuevo el trabajo de elaborar bosquejos de la Ley de Autonomía Territorial Étnica, trabajo que había quedado estancado durante años. La promulgación y ejecución de la Constitución 1982 proporcionaron fundamento legislativo a la autonomía territorial étnica. El 31 de mayo de 1984, la II Sesión de la VI Asamblea Popular Nacional aprobó luego de las consideraciones la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China. Se trata de una ley básica para ejecutar la autonomía territorial étnica y un importante logro del mantenimiento y perfeccionamiento del sistema de autonomía territorial étnica. En diciembre de 1991, el Consejo de Estado emitió un “Aviso sobre algunos problemas relativos a la ulterior aplicación y ejecución de la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China”; los territorios de autonomía étnica y demarcaciones provinciales étnicas elaboraron un grupo de reglamentos o reglas específicas autonómicos.

  Con el objeto de acomodarse a la situación nueva de la economía de mercado socialista y gran explotación del Oeste, el 28 de febrero de 2001, la IX Asamblea Popular Nacional aprobó una “Decisión acerca de la revisión de la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China” y con ello el proceso de legalización de la autonomía territorial étnica entró en una nueva etapa. En mayo de 2005 se promulgó el documento titulado “Algunas estipulaciones del Consejo de Estado relativas a la ejecución de la Ley de Autonomía Territorial Étnica de la República Popular China”. Acto seguido, los departamentos correspondientes al Consejo de Estado y las autoridades provinciales que tienen bajo jurisdicción prefecturas autónomas o distritos autónomos y los municipios bajo jurisdicción provincial que tienen bajo jurisdicción distrito autónomos también dieron a conocer estipulaciones de ejecución correspondientes.

  Mientras tanto, otras leyes y reglamentos jurídicos establecieron, en ámbitos respectivos, derechos autonómicos de sus territorios autonómicos étnicos. Actualmente China tiene formados sistemas de autonomía territorial étnica que tienen la Constitución como fundamento, la Ley de Autonomía Territorial Étnica como componente vertebral, las reglas de autonomía, reglas de autonomía específicas, estipulaciones de ejecución, así como otras leyes y correspondientes estipulaciones como suplementos.

  IV) Elevación y expansión integrales de las funciones de autonomía territorial étnica

  El Programa de Ejecución de la Autonomía Territorial Étnica, a principios de la Nueva China ponía énfasis en regular y reglamentar las relaciones políticas entre los territorios autonómicos étnicos y el Gobierno Central y sus funciones eran relativamente simples; después de la III Sesión Plenaria del XI Comité Central del PCCh celebrada a finales de 1978, las funciones de la Ley de Autonomía Territorial Étnica se ganaron elevación y expansión integrales. Esto constituyó reflejo profundo de la consolidación de las relaciones interétnicas socialistas y el traslado del centro de gravedad del trabajo del PCCh y el Estado a la obra de la modernización.

  Por un lado, mientras la Ley de Autonomía Territorial Étnica enfatizaba que los órganos autonómicos étnicos debían salvaguardar la unificación del país y la unidad entre las etnias, amplió en mayor medida los derechos autonómicos de los territorios autonómicos étnicos, sobre todo, en relación con la composición de los órganos autonómicos, en la formación y complementación de cuadros dirigentes de las minorías étnicas y personas de valía especializadas y otros aspectos estableció una serie de estipulaciones inflexibles. Estas estipulaciones no solo abarcaban la política, la economía, la cultura y otros ámbitos tradicionales, sino que también abarcaban esferas emergentes entre ellas la población, los recursos, el medio ambiente, etc.

  Por otro lado, la Ley de Autonomía Territorial Étnica destacó el tópico de aceleramiento del desarrollo económico y cultural de los territorios autonómicos étnicos, sobre todo, estableció estipulaciones más detalladas y reales, en esferas de de la ayuda y el apoyo de los órganos estatales de niveles superiores al desarrollo de los territorios autonómicos étnicos. En la revisión realizada en 2001 sobre la Ley de Autonomía Territorial Étnica se demostró este punto en forma concentrada. En mayo de 2005, el Comité Central del PCCh y el Consejo de Estado tomaron en conjunto la “Decisión acerca del fortalecimiento ulterior de los trabajos étnicos y el aceleramiento del desarrollo socioeconómico de los territorios de minorías étnicas y los territorios étnicos”. Esta Decisión, teniendo como guía la concepción científica del desarrollo, definió una serie de importantes medidas dirigidas a acelerar el desarrollo científico de las diversas obras de las minorías étnicas y los territorios étnicos, siendo documento de carácter programáticos del PCCh y el Estado en el nuevo siglo y nueva etapa respecto al trabajo étnico.

  Resumiendo lo arriba mencionado, la historia de la Nueva China de ejecutar la autonomía territorial étnica durante más de 60 años es una historia de la solución a problemas étnicos del PCCh y el Estado utilizando la teoría marxista en China. Este curso presenta un estado de tendencia global caracterizado por ser bueno en los dos extremos y malo medio”. Las experiencias en dos sentidos, positivo y negativo, comprueban que la autonomía territorial étnica constituye el único camino para solucionar correctamente los problemas étnicos en China.

Artículos relacionados