Comentarios y Respuestas

Discurso en la Conmemoración del 70º Aniversario de la Victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y en la Guerra Antifascista Mundial

Actualizado el 21-09-2015 | Agrandar | Achicar

Autor: | Fuente:spanish.xinhuanet.com

Discurso en la Conmemoración del 70º Aniversario de la Victoria

en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión

Japonesa y en la Guerra Antifascista Mundial

 (3 de septiembre de 2015)

Xi Jinping

Compatriotas de todo el país,

Excmos. Sres. Jefes de Estado y de Gobierno,

Representantes de la ONU y otras organizaciones internacionales,

Distinguidos invitados,

Todos los oficiales y solados participantes en la parada militar,

Señoras y señores, compañeros y amigos:

Hoy es una fecha siempre conmemorable para todos los pueblos del mundo. En un día como hoy hace 70 años, tras 14 años de luchas extraordinariamente duras y difíciles, el pueblo chino conquistó la gran victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa, declarando la victoria total en la Guerra Antifascista Mundial, el sol de la paz volvió a iluminar todos los rincones de la tierra.

En nombre de Comité Central del Partido Comunista de China, la Asamblea Popular Nacional, el Consejo de Estado, el Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino y la Comisión Militar Central, quiero expresar aquí nuestra alta consideración a todos los veteranos combatientes, compañeros, personalidades patrióticas y jefes militares de todo el país participantes en la Guerra de Resistencia contra la Agresión Japonesa, así como a todas las hijas e hijos de la nación china dentro y fuera del país quienes aportaron importantes contribuciones a la victoria en esta guerra, al tiempo de manifestar nuestro sincero agradecimiento a los Gobiernos y amigos extranjeros que brindaron apoyo y ayuda al pueblo chino en su resistencia contra la agresión y nuestra cálida bienvenida a todos los invitados y amigos de las fuerzas armadas de los distintos países por acompañarnos en esta Conmemoración.

Señoras y señores, compañeros y amigos:

La Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Antifascista Mundial fueron un gran duelo entre la justicia y el mal, la luz y las tinieblas así como el progreso y la reacción. En esa contienda tan lúgubre como heroica, la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa fue la que tuvo el arranque más temprano y la duración más prolongada. Frente a los agresores, las hijas e hijos de la nación china, luchando a sangre y fuego con gallardía indoblegable, derrotaron definitivamente a los agresores militaristas japoneses, salvaguardando los frutos de más de 5000 años de desarrollo de la civilización china y la causa de la paz de la humanidad y forjando toda una maravilla en las historias bélicas y una proeza de la nación china.

La victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa constituye la primera victoria completa que conquistó China en sus luchas contra las agresiones extranjeras a raíz de la época moderna. Esta gran victoria desbarató en definitiva el complot del militarismo nipón de colonizar y esclavizar China, lavando la humillación nacional de sufrir fracaso tras fracaso en los combates contra los agresores foráneos desde los tiempos modernos. Esta gran victoria restableció el estatus de China como gran país en la palestra internacional, permitiendo al pueblo chino granjearse el respecto de los pueblos amantes de la paz de todo el mundo. Esta trascendental victoria abrió las brillantes perspectivas para la gran revitalización de la nación china, emprendiendo la nueva marcha de la China milenaria, como el ave fénix que renace de la hoguera tras el nirvana.

Durante esa contienda, el pueblo chino apuntaló el principal frente en Oriente de la Guerra Antifascista Mundial mediante ingentes sacrificios nacionales, haciendo contribuciones trascendentales a la victoria de la Guerra Antifascista Mundial. El pueblo chino también contó con el amplio apoyo de la comunidad internacional en su Guerra de Resistencia contra la Agresión Japonesa y grabará para siempre en su mente las aportaciones de los pueblos del mundo en aras de la victoria en la Guerra de Resistencia de China contra la Agresión Japonesa.

Señoras y señores, compañeros y amigos,

Los que ha vivido la guerra conocen mejor lo precioso que es la paz. Nuestra conmemoración del 70º Aniversario de la Victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y en la Guerra Antifascista Mundial tiene por objeto grabar en la mente la historia, honrar la memoria de los mártires, valorar la paz y crear el futuro.

Esa conflagración se extendió por Asia, Europa, África y Oceanía, causando más de 100 millones de muertos y heridos entre militares y civiles, incluidos más de 35 millones de China y más de 27 millones de muertos de la Unión Soviética. El no permitir en absoluto que se repita la tragedia histórica constituye la mejor conmemoración de los héroes caídos en aquellos años en defensa de la libertad, la justicia y la paz de la humanidad y de los inocentes que murieron víctimas de crueles matanzas.

La guerra es un espejo que nos permite apreciar mejor el valor de la paz. Hoy en día, la paz y el desarrollo se han convertido en la temática de nuestra época. Sin embargo, el mundo sigue siendo muy intranquilo, con la espada de Damocles de la guerra sobre la cabeza de la humanidad. Debemos sacar lecciones de la historia y afianzar nuestra determinación en salvaguardar la paz.

En aras de la paz, debemos consolidar la conciencia sobre la comunidad de destino de la humanidad. El perjuicio, la discriminación, el odio y la guerra sólo infligirán desastres y angustias. El respeto mutuo, el trato en pie de igualdad, el desarrollo pacífico y la prosperidad común constituyen la ley del mundo. Los países del mundo deben salvaguardar juntos el orden y el sistema internacionales que tienen como núcleo los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y construir activamente unas relaciones internacionales de nuevo tipo enfocadas en la cooperación y el ganar-ganar, con vistas a impulsar en conjunto la sublime causa de la paz y el desarrollo del mundo.

En aras de la paz, China seguirá consecuentemente el camino del desarrollo pacífico. La nación china siempre ha sido amante de la paz. Sea cual fuere su fase de desarrollo, China nunca pretenderá la hegemonía o buscará la expansión, nunca impondrá su trágica experiencia a otros pueblos. El pueblo chino mantendrá su trato amistoso con todos los pueblos del mundo, defenderá con firmeza los frutos de la victoria en la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y en la Guerra Antifascista Mundial, al tiempo de esforzarse por aportar nuevas y mayores contribuciones a la humanidad.

El Ejército Popular de Liberación de China es un ejército formado por los hijos del pueblo. Los oficiales y soldados de todo el ejército deben recordar siempre el propósito fundamental de servir al pueblo de todo corazón, cumplir fielmente el deber sagrado de salvaguardar la seguridad de la patria y la vida pacífica del pueblo, y desempeñar con lealtad la sagrada misión de preservar la paz mundial. Declaro que China procederá a un desarme de 300 mil efectivos.

Señoras y señores, compañeros y amigos,

Tras dar el primer paso con el pie derecho, debemos asegurarnos de que la causa coseche frutos. El realizar la gran revitalización de la nación china exige esfuerzos de generación en generación. La nación china, hacedora de una espléndida civilización de más de 5000 años de historia, podrá también crear, sin duda alguna, un mañana aún más promisorio.

En el camino de avance, el pueblo de todas las etnias del país ha de atenerse, bajo el liderazgo del Partido Comunista de China, a la orientación del marxismo-leninismo, el pensamiento Mao Zedong, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo, seguir el camino del socialismo con peculiaridades chinas a la luz de la disposición estratégica de las cuatro integralidades, dando mayor esplendor al gran espíritu patriótico y de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa, para seguir avanzando con gallardía, unidos como un solo hombre y desafiando la tempestad, hacia nuestros objetivos establecidos.

Dejémonos grabar juntos en la mente la gran verdad ilustrada por la historia:

¡Triunfará la justicia!

¡Triunfará la paz!

¡Triunfará el pueblo!

Artículos relacionados