Comentarios y Respuestas

El discurso de Xi Jinping en el Mitin en Conmemoración del 70º Aniversario de la Victoria

de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Antifascista Mundial manifiesta la fuerza de dirección china de la paz

Actualizado el 28-09-2015 | Agrandar | Achicar

Autor:Li Yongcheng | Fuente:gmw.cn, 06 de septiembre de 2015

El 03 de septiembre se celebró con solemnidad el Mitin en Conmemoración del 70º Aniversario de la Victoria de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa y la Guerra Antifascista Mundial mundialmente llamativo. En el Mitin el presidente Xi Jinping pronunció un importante discurso. “Paz” fue el término clave más importante en el discurso, siendo mencionado en 18 veces. El discurso heredó y desarrolló el pensamiento estratégico internacional con el “desarrollo pacífico” como fondo básico que los dirigentes de varias generación de China exploraron constantemente, sedimentaron sin cesar y enriquecieron de continuo y manifestó la fuerza de dirección internacional del colectivo dirigente de la nueva generación a partir de la celebración del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China para impulsar la estabilidad regional y la causa de la paz mundial bajo la nueva situación.

La fuerza de dirección de la paz es poderosa fuerza de liderazgo en el problema de la paz mundial. La composición básica de la fuerza de dirección de la paz mostrada por Xi Jinping radica en la previsión estratégica en los objetivos de la paz y el sentimiento pragmático en los medios como materializarlos. Por un lado está llena del respeto, miedo y referencia como espejo ante la historia, enfatizando lo precisa que es la paz, poseyendo previsión estratégica sobresaliente; por otro lado, parados en la situación de los tiempos de la paz mundial, los medios formulados para fomentar la paz cuentan con innovación en teoría y, por otro lado, están repletos de sentimiento pragmático.

La previsión estratégica es núcleo de la fuerza de dirección de la paz. El presidente Xi Jinping señala: “Hoy en día, la paz y el desarrollo se han convertido en la temática de nuestra época. Sin embargo, el mundo sigue siendo muy intranquilo, con la espada de Damocles de la guerra sobre la cabeza de la humanidad.” Este juicio sencillo demuestra de modo vívido la previsión estratégica y la moral racional de Xi Jinping en el problema de la paz mundial. El fuego bélico de la Segunda Guerra Mundial arrasó Asia, Europa, África, Oceanía, causando un total superior a cien millones de bajas entre muertos y heridos militares y civiles, incluidos los 35 millones de chinos, una proporción tan alta que representa un tercio. Después de 1945, la paz mundial sufrió de repetidos reveses. La Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam, la Guerra del Golfo, la Guerra en Irak, la Guerra en Libia, no solo afectaron los países y regiones correspondientes, sino que, además, arremetieron gravemente la magna tendencia de la paz mundial. Hoy en el siglo XXI, la guerra interna de Siria manifiesta a plenitud ante el mundo lo sangrienta y cruel que es la guerra y sus graves daños. Tal como afirma el presidente Xi Jinping, “La guerra es un espejo que nos permite conocer mejor lo preciosa que es la paz”. “Los que han vivido la guerra conocen mejor lo valerosa que es la paz”. Sean dirigentes, sean masas populares comunes, tan solo teniendo como advertencia la historia, aprender en la guerra, pueden recordar una experiencia dolorosa y templar y mantener firme la decisión política de salvaguardar la paz, ser emprendedor con entusiasmo y formar la previsión estratégica de crear un futuro de paz. “No permitir en absoluto que se repita la tragedia histórica” es la expresión más sencilla en el sentido de las metas de la fuerza de dirección de la paz.

¿Cómo materializar la paz? Xi Jinping ha hecho exposición por dos niveles, filosofía de relaciones internacionales y estrategia diplomática de China.

Ante todo, en el nivel de filosofía de relaciones internacionales, la clave para materializar la paz radica en “consolidar la conciencia sobre la comunidad de destino de la humanidad”. El informe ante el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China formuló por primera vez la necesidad de “preconizar la concienciación sobre la comunidad de destino de la humanidad”; en julio de 2014, Xi Jinping pronunció un importante discurso en el Congreso del Brasil, reiterando en acto de intercambio internacional de gran importancia “debemos preconizar la conciencia sobre la comunidad de destino de la humanidad”. El sentido básico de la conciencia sobre la comunidad de destino de la humanidad abarca tres puntos: uno, dar atención simultánea a las inquietudes de otros país al mismo tiempo de buscar intereses del propio país; dos, fomentar el desarrollo conjunto de los diversos países en medio de la procura del desarrollo del propio país; tres, establecer relaciones de asociación de desarrollo global de nuevo tipo de mayor igualdad y equilibrio. Evidentemente el núcleo de la conciencia sobre la comunidad de destino de la humanidad consiste en buscar constantemente la equidad, la justicia, la igualdad y la democracia de las relaciones internacionales para terminar en materializar el desarrollo y la prosperidad conjunta.

En la causa de la paz mundial, las potencias asumen misiones pesadas por sus fuerzas militares poderosas y su particular posición internacional. Por eso, los diversos países, sobre todo, los grandes, necesitan cooperar con toda sinceridad, abandonar medios extremistas de tener la guerra para la competición entre país y país, dedicarse a salvaguardar en conjunto el orden internacional y sistema internacional que tienen como núcleo los objetivos y los principios de la Carta de las Naciones Unidas, estructurar activamente relaciones internacionales de nuevo tipo que tiene como núcleo la cooperación y ganar-ganar” para finalizarse en “impulsar en conjunto la noble causa de la paz mundial y el desarrollo mundial”. El presidente Xi Jinping enfatiza que “El perjuicio, la discriminación, el odio y la guerra sólo infligirán desastres y angustias. El respeto mutuo, el trato en pie de igualdad, el desarrollo pacífico y la prosperidad común constituyen la ley del mundo”. Claro está que esto y no otra cosa es la ley de las relaciones internacionales.

En segundo lugar, en el nivel de la estrategia diplomática de China, lo más importante cuando China desarrolla fuerza de dirección de la paz radica en “persistir siempre en seguir el camino de desarrollo pacífico”. Hace 25 años, el camarada Deng Xiaoping planteó “no ser la cabeza, no llevar en sus hombros la bandera, no ser hegemónico”, planteamiento de “tres no” se hizo idea núcleo de la estrategia exterior de China, plasmó la imagen pacífica de China y se hizo importante contenido del camino de desarrollo pacífico. Ahora, 25 años después, el presidente Xi Jinping, en un acto peculiar, promete con solemnidad, “Sea cual fuere su fase de desarrollo, China nunca pretenderá la hegemonía o buscará la expansión, nunca impondrá su trágica experiencia a otras naciones”. Este planteamiento nuevo de “tres no” manifiesta la sinceridad de la paz acariciada por China bajo el fondo del reajuste a fondo de la configuración internacional y constituye nuevo factor del damino de desarrollo pacífico.

Las fuerzas militares constituyen importante herramienta de la estrategia diplomática de un país. El presidente Xi Jinping declaró solemnemente en el Mitin Conmemorativo que “China procederá a un desarme de 300 mil efectivos” lo cual constituye importante declaración de la fuerza de dirección de la paz de China. El desarme tiene por objeto reducir universalmente la capacidad de ataques militares de los países para alcanzar el objetivo de mejorar en conjunto el ambiente de la paz. Franklin Delano Roosevelt, en su famoso discurso “Las cuatro libertades” (The Four Freedoms), destacó la importancia del “desarme” como estrategia principal en la creación del ambiente de seguridad internacional. Dijo: “La cuarta es la libertad de eximirse el temor, dicho en un lenguaje sencillo, quiere decir promover el desarme en el ámbito mundial, el grado cabal del desarme y la forma integral del desarme radican en hacer que ningún país cuente con la posición ventajosa de desencadenar acciones de agresión militar.” (The fourth is freedom from fear, which, translated into world terms, means a world-wide reduction of armaments to such a point and in such a thorough fashion that no nation will be in a position to commit an act of physical aggression against any neighbor -- anywhere in the world.) Sin embargo, sin tener firme fe en la paz mundial y ponderosa sentido de misión, los dirigentes difícilmente pueden tomar decisión de desarme. El más importante motive en ello radica en que el desarme lleva dos grandes contradicciones intrínsecas. La primera es la contradicción entre la salvaguardia de los secretos y la transparencia. La fuerza militar es medio extremo de apoyo para la seguridad del país, el asunto confidencial más sensible de un país, mientras que la demanda básica del desarme radica en la transparencia de la composición de la fuerza militar de los diversos países y su cantidad. La segunda es la existente entre la política y la economía. Aunque el desarme es principal temática de la política internacional, afecta por un lado gravemente la capacidad de seguridad militar de un país y por otro embiste gravemente su industria militar, y afectar, más, sus actividades de producción económica integral. Hace más de 50 años, la ONU emitió un informe acerca de “Efectos económicos y sociales del desarme” exponiendo penetrantemente los problemas de economía nacional y temas difíciles de desempleo originados por el curso de la transformación de la industria bélica en la producción civil traídos por el desarme.

La teoría y práctica diplomáticas de la Nueva China en los más de 60 años demuestran que somos siempre defensores de la paz mundial, nos dedicamos a salvaguardar el orden internacional y la estabilidad regional, haciendo contribuciones constructivas al progreso y desarrollo de las relaciones internacionales. En 2015, el colectivo directivo con Xi Jinping como secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China, con el 70º aniversario del término de la Guerra Antifascista Mundial como oportunidad, ha expuesto a fondo las nuevas teorías y nuevas prácticas exploradas por China en el curso de reflexión sobre la guerra y en el dominio del fomento de la paz, se esfuerza por propulsar la multilateralización, legalización y democratización de las relaciones internacionales, alivia y reduce constantemente embestidas a la paz mundial por el unilateralismo, la ley de la selva, la política del poder, mostrando poderosa fuerza de dirección de la paz. Esto no solo es felicidad de China, sino también es felicidad del mundo.

 (autor: profesor adjunto en Relaciones Internacionales e investigador titular superior del Centro de Investigación sobre Diplomacia Pública de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing)

Artículos relacionados