Comentarios y Respuestas

La revolución de energías y la definición de planes de energías para el período del XIII Plan Quinquenal

Actualizado el 10-11-2015 | Agrandar | Achicar

Autor:Lin Boqiang | Fuente:Periódico de Títulos Valores de Shanghai (en inglés: Shanghai Securities News)

Sinopsis: Manejar correctamente las demandas de energías es un punto de partido eficaz para elaborar planes estratégicos de energías. El Gobierno Central necesita hacer bien dichos planes, participar en elaborar y coordinar los planes estratégicos de energía locales, lo cual beneficiará el control del consumo de energías global de China, la optimización de la estructura de consumo de energías y la disposición combinada de energías en el país.

Términos clave: revolución energética, planificación de energías, demanda sobre energías, estrategia de energías, planificación

Manejar correctamente las demandas de energías es un punto de partido eficaz para elaborar planes estratégicos de energías. El pronóstico sobre la demanda de energías y su planificación deben concordar con la ley de crecimiento económico de carácter periódico de China. La planificación de la estrategia de inversiones en energías debe evitar la de corto plazo. Satisfacer la demanda en energías sigue siendo objetivo principal de la planificación de energías. Es preciso evitar la influencia de escasez energética en la economía, así como influencia del enfrentamiento apresurado a la escasez de energías en la economía, el ambiente y la estructura de energías. Es necesario demarcar límites de la seguridad energética china en un sentido más amplio. China debe simultanear, en la seguridad energética, la reserva de petróleo estrategia y suministro de energías de bajo carbono.

El del XIII Plan Quinquenal será período clave para la transformación de modelo y la reforma de la economía china. El éxito o el fracaso de la elaboración de los planes estratégicos de energía durante el XIII Plan Quinquenal también constituirán una de las claves que deciden si pueden materializarse fluidamente la transformación de modelos económicos y la reforma económica. A continuación se plantean algunos puntos de atención principales. El Gobierno ha formulado realizar la revolución de energías y exigencias concretas. Teniendo como ángulo visual el desarrollo sostenible y como fondo el tratamiento de nieblas tóxicas y el cambio climático, ¿cómo influye la revolución en la planificación estratégica energética del período del XIII Plan Quinquenal? ¿Qué tipo de ideas de carácter revolucionario y reajustes de carácter estratégico correspondiente?

Características del oficio energético en el desarrollo económico de la etapa vigente

Contrastando el curso de desarrollo económico de los países desarrollados, China es diferente en lo que se refiere al grado de rareza y escasez de energía, el espacio ambiental, el nivel tecnológico era, se enfrenta a muchos problemas en el desarrollo de su economía, por ejemplo el consumo energético elevado, la emisión alta, el incremento económico extensivo, etc. son características de carácter de etapa en el desarrollo económico que concuerdan con la ley de desarrollo, la economía de incremento a ritmo rápido, con frecuencia, es relativamente extensivo y es difícil prestar atención simultánea al ritmo y a la eficacia.

La nueva normalidad del desarrollo económico hace que el incremento de la demanda sobre energías se ralentice y experimenten cambios las prioridades de desarrollo de las empresas de energía. En varias décadas que han pasado, la industria energética, con fines de apoyar el incremento de la economía, tiene por objetivo de desarrollo prioritario satisfacer la demanda en energía, la contradicción principal de la industria energética es la insuficiencia en la capacidad de suministro, por lo tanto la industria energética ponía su énfasis en la expansión de escala. Mientras tanto, a medida que se ralentiza el incremento económico, la oferta y demanda de energías ha cambiado, pasando de la insuficiencia a un exceso relativo. La elevación de la eficacia se hace, poco a poco, objetivo prioritario del desarrollo de energías. Por eso, la reforma mercantilizada de las energías y la competencia eficaz se hacen importante con cada día que pasa.

La protección ambiental también constituye un importante aspecto en la reforma de energías. Últimamente la presión derivada del control de la niebla tóxica se hace cada vez mayor. En otro aspecto, el Gobierno Chino plantea recientemente que para 2020 el volumen de emisión de bióxido carbónico, o sea, la intensidad de emisión de carbono del PIB unitario se habrá reducido 40-45% respecto al año 2005 y en 2030 la emisión de carbono habrá llegado al valor cumbre. En comparación con la intensidad de energías, la intensidad de emisión de carbono también es afectada por la eficiencia energética, pero afectada principalmente por la estructura de energías. Por eso, se trata de un problema de la calidad de energías, dicho de otro modo, la proporción de las energías limpias en la estructura energética. Al igual que la intensidad de energías, la intensidad de emisión de carbono es afectada por los factores macroeconómicos, incluyendo etapa de desarrollo económico, estructura sectorial, nivel tecnológico, política de energías, políticas ambientales, etc. La variación de limitación objetivo de la intensidad de energías a la intensidad de emisión de carbono ha demostrado que la planificación y políticas de la estrategia energética de China va a enfrentarse a u cambio planificador estratégico, o sea, cambiando de tener como lo principal la elevación de la eficiencia del uso energético regido durante el XI Plan Quinquenal por tener como objetivo limitación el factor de cambio climático.

La revolución de energías exige la combinación orgánica de la producción, el consumo, las tecnologías y la revolución institucional de las energías. La estructura energética primaria de China tiene el carbón como lo principal. La futura planificación del desarrollo económico y la estrategia de energías, además de concordar con las características de carácter de etapa del propio desarrollo económico, van a ser restringidas por la emisión de gas invernadero. Aunque el desarrollo de la economía china se ralentiza, debido al aumento de que las cifras base aumentan, la demanda sobre energías y las emisiones van a continuar creciendo. En el problema de enfrentamiento al cambio climático, la presión procedente de la comunidad internacional que sufre China aumenta con el tiempo que pasa. El consumo energético va a ser restringido por la emisión de bióxido carbónico. Por lo tanto, China necesita, a través del reajusta de la planificación de la estrategia energética, optar por una estructura energética y coste energético aceptables.

Revolución energética y reajuste de las ideas en la planificación estratégica energética para el período del XIII Plan Quinquenal

El del XIII Plan Quinquenal será importante período propulsor de la reforma sobre el régimen y precio energéticos, por eso uno de los puntos de atención a la planificación estratégica energética será la unanimidad entre la reforma sobre el régimen y el precio energéticos y la planificación estratégica energética. Elevar la eficiencia de las energías es objetivo permanente del desarrollo energético. En el curso anterior del desarrollo a ritmo veloz de la economía, la estrategia energética tenía como lo principal satisfacer la demanda sobre energías y era difícil prestar atención simultánea a la eficiencia energética. En la nueva normalidad del desarrollo económico, la presión derivada de la satisfacción de la demanda de energías se debilita, el venidero desarrollo energético va a tener como lo principal elevar la eficiencia mientras que las empresas al intentar elevar la eficiencia necesitan apoyo brindado por la reforma de régimen macroeconómico por lo cual la reforma energética posee un carácter apremiante. En la actualidad, las diversas contradicciones surgidas en la oferta-demanda del sector energético, así como la seria contaminación ambiental a que se enfrenta, en fin de cuentas, se relacionan con el régimen y el precio energéticos. Sobre la reforma energética hay consenso, pero la realización fluida de la reforma necesita condiciones, principalmente consistentes en la influencia de la reforma energética en la sociedad y la economía y el grado de aceptación por parte del público. Por lo tanto, una relativa buena oportunidad de la reforma debe estar en la etapa en que la oferta y demanda de energías son relativamente laxas, el precio de energías es bajo y se puede prever que en un tiempo venidero el precio de energías continuará siendo laxo y relativamente estable. En los últimos años, el estado de oferta y demanda de energías en China y en el exterior y la configuración de suministro de energías han experimentado enormes cambios, lo cual es muy favorable para la reforma china sobre energías. La planificación estratégica energética necesita demostrar y fomentar la reforma de energías.

Aunque se han hecho enormes esfuerzos por ahorrar energías y reducir emisiones, el ahorro de energías durante el período del XIII Plan Quinquenal continuará siendo el eslabón más principal del desarrollo de energías y el segundo punto de atención en la planificación estratégica va a considerar como parte componente eficaz del equilibrio de las demandas energéticas el ahorro de energías (gestión de la demanda energética o como en inglés “demand side management, DSM”). Los planes estratégicos energéticos del pasado, en general, establecían la demanda de energías en determinado período y luego, basándose en el estado de producción y reserva energéticas se definían las inversiones y el suministro energéticos. Naturalmente, en el pasado la planificación estratégica energética también tocó el tema del ahorro energético y la reducción de emisiones, no obstante, era relativamente débil la restricción del ahorro energético y la reducción de emisiones que tenían como objetivo los índices de intensidad de energías e intensidad de carbono. Por eso, en la planificación estratégica energética del XIII Plan Quinquenal bajo el fondo de la revolución energética, la fórmula básica de la demanda energética deberá ser: volumen de demanda energética= volumen de ahorro energético+ volumen de suministro energético. La fórmula parece ser muy simple, pero cuenta con un significado político muy poderoso. Cuando el volumen de demanda energética ya está establecida y el monto de dinero es limitado, el cuánto se puede garantizar el suministro de energías y cuánto puede ser el ahorro energético depende de las inversiones. Dicho de otro modo, el dinero puede ser invertido en la producción energética (incluidas las exportaciones) y también en el ahorro energético. Entonces, hay múltiples agrupaciones de medidas políticas pueden ser optadas. Si se invierten más cuantiosos montos de dinero en el ahorro energético, el volumen de energías ahorradas se eleva, pero las inversiones en la producción energética disminuirán correspondientemente. Por eso, el Gobierno puede optar por las inversiones en el suministro energético y las inversiones en el ahorro energético para se minimice el costo de satisfacción a la demanda energética. Y cómo las inversiones y políticas gubernamentales conducen el rumbo de flujo de dinero tiene la máxima importancia para la opción de las inversiones energéticas.

En la planificación estratégica energética del pasado, se llevaba a cabo la restricción en lo referente al ahorro energético y la reducción de emisiones principalmente a través de los objetos relativos como intensidad energética e intensidad de carbono. El tercer punto de atención de la planificación estratégica energética para el XIII Plan Quinquenal radica en endurecer las metas de ahorro energético y reducción de emisiones a través del volumen global de consumo energético y el volumen global de emisiones ambientales. Y entre las metas de emisión, lo que de veras afecta la estructura energética es la emisión de bióxido de carbono, por eso, además de las metas correspondientes del ahorro energético y la reducción de emisiones (arreglo de niebla tóxica), hace falta también considerar el control del volumen global de emisión de bióxido de carbono como la restricción de la demanda energética, o esa, el volumen de suministro energético más la restricción de emisión de dióxido de carbono en la fórmula de la demanda energética, para así establecer metas razonables de volumen absoluto de la emisión de carbono. Un volumen restrictivo especialmente designado de bióxido de carbono podría contar con estructura energética correspondiente. Por lo general cuanto más apretada es la restricción de la emisión de bióxido de carbono tanto más baja será la proporción que ocupa el carbón en la estructura de consumo energético primario y más elevada será la proporción que ocupan las energías limpias (gas natural, energía nuclear, energía eólica, energía solar, etc.). Se puede prever que a medida que se aprieta la restricción de emisión de bióxido de carbono (se reduce el volumen de emisiones), la estructura energética correspondiente va a experimentar cambios pertinentes, el costo energético va a elevarse en grados distintos, las variables macroeconómicos como el PIB y el empleo van a ser afectados en grados distintos; se reducirán en grados distintos también el consumo por unidad del PIB, el bióxido de azufre, el bióxido de nitrógeno y los residuos sólidos emitidos. Por lo tanto, es preciso hacer análisis sobre las estructuras energéticas diferentes y su correspondiente costo energético, reflexionar por el ángulo socioeconómico si es aceptable una estructura energética dada, para tener como base la estructura energética y la influencia de costo aceptables y reflexionar qué medidas políticas se va a tomar como apoyo al reajuste de la estructura energética.

La seguridad energética también constituye una meta importante de la planificación estratégica energética, por eso, el cuarto punto de atención en la planificación estratégica energética para el XIII Plan Quinquenal es la necesidad de evaluar integralmente y disponer con anticipación energías para enfrentarse al cambio de la configuración energética internacional y garantizar la seguridad energética china.

Actualmente la dependencia china de la importación del petróleo ya ha superado el 60%, y esta dependencia va a continuar subienda; por otro lado, la fluctuación en gran margen de los precios de energéticos, además de afectar el funcionamiento económico en su conjunto, va a afectar el desarrollo sano de la industria energética, por eso, la seguridad energética en sentido amplio no sólo radica en el problema de reserva de petróleo, sino que abarca problemas de influencia de los precios incluidos energías (petróleo) en la sociedad y la economía. En la planificación estratégica energética para el período del XIII Plan Quinquenal tiene que disponer con anticipación sustitos del petróleo, reduciendo la dependencia energética de otros países y        los efectos a China ejercidos por la fluctuación del precio de petróleo internacional. A largo alcance, los vehículos eléctricos de batería, la tecnología de almacenamiento energético, la electricidad eólica, la energía solar, eficazmente combinados, pueden formar sustitutos eficaces del petróleo. En resumidas cuentas, la planificación estratégica energética para el período del XIII Plan Quinquenal debe cambiar la reflexión de la seguridad energética del pasado consistente en la sola reserva estratégica de petróleo e y la pluralización de importaciones de petróleo, debe tomar como partes componentes de la seguridad energética la innovación tecnológica, la pluralización energética, los sustitutos del petróleo y el desarrollo de energías limpias.

El quinto punto de atención de la planificación estratégica energética para el XIII Plan Quinquenal es el problema de traslado de industrias del este y oeste y protección ambiental de la región de oeste. La elevación del costo de los factores y el costo ambiental del este obliga a las industrias de alto consumo a trasladarse hacia el oeste, el traslado de industrias entre el este y el oeste y la circulación de recursos van a convertirse en una importante característica del desarrollo económico durante el XIII Plan Quinquenal. En la transformación de modelo económico y el tratamiento ambiental, el oeste, menos desarrollado, muy posiblemente va a dar precios por el tratamiento de la contaminación en el este, o sea, el traslado de la contaminación del este al oeste. En la planificación estratégica energética para el período del XIII Plan Quinquenal hace falta manejar el ritmo y la escala de ese traslado. Mientras se desarrolla el oeste, hay que proteger el ambiente ecológico del oeste. Es preciso considerar a la vez el consumo energético y la emisión en el desarrollo de la economía del este, así como el desarrollo de oeste y la demanda sobre las infraestructuras energéticas. A través de la asimilación de experiencias y lecciones concernientes en lo internacional a la protección regional, diseñar agrupaciones de medidas políticas efectivas, sobre todo, es necesario, en lo que se refiere a la opción por medidas y el diseño de vías hace falta formular planes de solución practicables: punto de destino de la planificación estratégica energética para el XIII Plan Quinquenal.

Primero, la planificación estratégica energética no puede divorciarse de la ley de desarrollo económico de carácter fásico y el proceso de al urbanización. Por lo menos antes de 2020, el proceso de la urbanización va a continuar, la economía va a mantener un crecimiento relativamente rápido, la característica principal industrial seguirá siendo la industria pesada, la emisión de contaminantes (emisión de bióxido carbónico) va a aumentar de modo sostenido. Por eso, es preciso conocer y aprovechar el proceso de la urbanización como oportunidad de ahorro energético y la reducción de emisiones, el proceso de la urbanización es, al mismo tiempo, proceso de selección de modo de vida. Una orientación política eficaz y planificación de ciudad bajo carbono podrán proporcional una forma de vida de más bajo carbono.

Segundo, el desarrollo sostenible exige ahorrar energías y reducir emisiones y, al mismo tiempo, también necesita cambiar la forma como consumir energías. En la etapa actual, la reducción relativamente efectiva de reducir la dependencia de las energías fosilizados descansa principalmente en el desarrollo de energías limpias y el ahorro energético debe significar esfuerzos sostenidos y de largo tiempo. El ahorro energético puede, al mismo tiempo, formar una restricción doble: energías y medio ambiente. El XIII Plan Quinquenal debe prestar mayor atención y apoyo a las medidas dirigidas a ahorrar energías y reducir emisiones.

Tercero, el tratamiento ambiental (niebla tóxica) y el desarrollo de bajo carbono no pueden eludir el problema de costo. Lo microeconómico es aumentar el costo energético de los consumidores y lo macroeconómico es efectos negativos derivados del crecimiento del PIB. En el XIII Plan Quinquenal hace falta también fortalecer la cooperación internacional y sobre la base de la cooperación reducir la carga del costo originado por el desarrollo de energías limpias. Para que la reducción de emisiones del globo entero tenga significado, tanto los países en vías de desarrollo como los países desarrollados tienen que participar en la reducción de emisiones, los países en vías de desarrollo controlan en lo posible el volumen aumentado mientras que los países desarrollados deben reducir el volumen global de emisiones, he aquí el carácter unánime y diferencia de China respecto a los países desarrollados en las metas prometidas en la emisión de carbono. Esto también ha reflejado el principio básico de reducción conjunta de emisiones con responsabilidades distintas. El gas invernadero es un problema que supera fronteras nacionales. La solución del problema debe considerar circunstancias prácticas de países diferentes. Solo cuando los países cooperan en conjunto en dedicarse al estudio y solución de dicho problema, planifican en conjunto la reducción de emisiones bajo un marco climático internacional razonable, justo y concordante con la práctica, prestan atención simultánea al costo energético de los países en vías de desarrollo, será posible tener esperanzas de dar solución efectiva al problema de calentamiento del clima global.

Satisfacer la demanda energética sigue siendo objetivo principal

Manejar correctamente la demanda energética es un punto de partida de una planificación estratégica energética eficaz. El pronóstico de demanda y planificación energéticas debe concordar con la ley de incremento económico de carácter de etapa, la planificación estratégica de inversiones en energías debe evitar corto plazo, la satisfacción de la demanda energética sigue siendo objetivo principal de la planificación estratégica, es preciso evitar efectos de la escasea energética respecto a la economía, así como efectos derivados del enfrentamiento a la escasez energética respecto a la economía, al ambiente y a la estructura energética. Es necesario demarcar en un sentido más amplio la seguridad energética de China. La seguridad energética de China tiene que simultanear la atención a la reserva estratégica de petróleo, la pluralización del suministro de energías de bajo carbono y el desarrollo del mercado de energías. Además, bajo la situación de nuevas energías y ambiente, la planificación estratégica energética se limita a oficios propios, lo cual evidencia la insuficiencia.

Últimamente, las autoridades energéticas estatales relegan, paso a paso, a los gobiernos locales el poder de examen y aprobación relativos a los proyectos energéticos, lo cual cuenta con significado positivo para realizar la reforma sobre el régimen energético y elevar el entusiasmo de las empresas por la inversión. Transmitir a niveles inferiores el poder de examen y aprobación es una medida del cambio de funciones del gobierno, cambia el fenómeno vigente desde siempre en el cual el gobierno interviene excesivamente en el mercado energético, devuelve paso a paso al mercado la función regulador del mercado energético. En resumen, el gobierno presta gran atención a la planificación y menor atención al examen y aprobación, con una idea puesta en importantes aspectos de la revolución energética. La transmisión de poder de examen y aprobación relativos a proyectos energéticos a los gobiernos locales, por su parte, constituye una positiva señal de la reforma. El rumbo básico de la reforma debe consistir en eliminar gradualmente el sistema de examen y aprobación de proyectos energéticos, promover el desarrollo sano y ordenado de la industria energética a través del examen y comprobación del sistema de permiso a la entrada. El Gobierno Central necesita hacer bien la planificación estratégica energética, participar en la elaboración y la coordinación de las planificaciones estratégicas energéticas de las autoridades locales, lo cual va a beneficiar el control en volumen global del consumo energético, la optimización de la estructura de consumo energético y la distribución geográfica conjunta de energías de China.

 (El autor es profesor del Instituto de Comercio Xinhuadu—en inglés: NEWHUADU BUSINESS SCHOOL.)

Artículos relacionados