Comentarios y Respuestas

La reforma es clave para relevar con estabilidad las energías cinéticas nueva y vieja

Actualizado el 17-08-2017 | Agrandar | Achicar

Autor:Lu Yanan | Fuente:Diario del Pueblo (18 de julio de 2017)

La economía china está pasando del período de equilibrio de mutación de energías cinéticas nueva y vieja a un período clave del aceleramiento de la expansión de las nuevas energías cinéticas. Apoyándose en los dividendos de la reforma, la economía china, necesariamente, va a escribir nuevos capítulos del mejoramiento en medio de la estabilidad. 

El ritmo de incremento económico se mantiene en ocho trimestres consecutivos en el espacio que va del 6,7% al 6,9%. El índice de auge de las empresas pequeñas y microempresas ha alcanzado nueva altura de los últimos dos años. El funcionamiento industrial ha pasado el mejor estado registrado desde 2015 a esta parte, el número de empresas registradas por día ha creado récord de la historia…el informe semestral de la economía da esplendor llamativo. 

Lo que anima no solo es esta serie de “nuevas alturas” de carácter de etapa, sino que el sentido de ganancia de la gente del pueblo se fortalece sostenidamente. La tasa de desempleo según investigaciones en 31 ciudades grandes es inferior al 5% en cuatro meses consecutivos. El ritmo de crecimiento real de los ingresos disponibles de la población nacional per cápita es superior al del PIB, los “tazones de arroz” con más cuantiosos, las “bolsas” están más llenas, los precios son, por su parte, estables…semejante color de fondo de las condiciones de vida del pueblo refleja un índice de felicidad capturadora. 

Pensando las cosas en detalle, vemos que siendo la segunda gran economía del mundo, frente al problema demográfico doméstico que se envejece antes que alcance la prosperidad y al ambiente económico externo caracterizado por variación imprevista, China tiene que solucionar las viejas dificultades enredadas sino que debe enfrentarse a nuevos desafíos derivados de la acumulación de riesgos. Se puede imaginar lo difícil para China al dar semejante lista de éxitos. Entonces, ¿de qué depende China para lograr semejante resultado bueno? No seguir viejo camino, apoyarse en nuevas energías cinéticas. 

Las nuevas energías cinéticas están alzando nuevo cielo del desarrollo. El primer vuelo exitoso del C919 que posee propiedad intelectual independiente, la primera computadora óptica cuántica ve al mundo en nuestro país. La “interconexión e intercomunicación” del grupo de trenes UEM con distintas normas tecnológicas creadas por el “Fuxing”, el explorador tripulado en alta mar “Dragón” materializa el “sacar aguja en el mar”…propulsada por la estrategia estatal del desarrollo propulsado por la innovación, la innovación está haciéndose importante motor del crecimiento de la economía china. Al mismo tiempo, las nuevas energías cinéticas se encuentran todavía en un nuevo espacio de incremento y aumento constantemente optimizados. Hay expertos que prevén que el apoyo brindado por las nuevas energías cinéticas a la economía china ya ha llegado al 30%. Las nuevas energías cinéticas que tienen como representantes la economía de compartición, economía de plataforma y las industrias de alta y nueva tecnologías han avivado el consumo, ha respaldado el incremento de empleos, ha fomentado la actualización de las industrias tradicionales y se han convertido en locomotoras de tracción para el futuro de la economía china. 

Las nuevas energías cinéticas no vienen del vacío. Las “alturas nuevas” de carácter de etapa no son “tortas” que caen del cielo y detrás de ellas están los dividendos liberados por la profundización integral de la reforma. 

Se debe ver que la mutación entre las energías nuevas y viejas es una batalla de tirón, y requiere de fuerzas resistentes de reforma que con el tiempo produce éxitos. Las nuevas energías cinéticas, en el curso del embrionamiento y engrosamiento, tropiezan siempre con preocupaciones traídas por el proceso del crecimiento. Las viejas energías cinéticas, en el curso del cambio de modalidad y actualización, también tienen que safarse de los faldos pesados para que las nuevas energías cinéticas tomen establemente el relevo, lo cual no puede separarse del impulso a fondo de las medidas de “las tres eliminaciones, la reducción y la subsanación” (neutralización del exceso de capacidad productiva, eliminación de los excedentes inmobiliarios y desapalancamiento; reducción de los costes de las empresas; y subsanación de los puntos débiles), y también depende de la profundización sostenida de la reforma en el sentido de la simplificación administrativa y delegación de poderes a niveles inferiores y la rebaja de “umbrales” del permiso a la entrada, la supervisión y control justos, fomentando la competencia equitativa y ofrecimiento de servicios altamente eficaces creando ambiente de facilitación. Echando una mirada a estos años transcurridos desde la celebración del XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China vemos que precisamente debido a que se optimiza al máximo el ambiente de la operación comercial, se simplifica la administración sin reducir responsabilidades, se delegan poderes sin dar riendas sueltas, se han podido atraer más fénix que se quedan y han dado posibilidad del nacimiento de nuevos fénix. Haciendo que las nuevas energías cinéticas se hayan hecho nuevas fuerzas vitales del desarrollo económico. 

La mutación entre las energías cinéticas nuevas y viejas también constituye una batalla de asalto a fortalezas y llama a la sabiduría de reforma que avanza a la par de los tiempos. Las nuevas energías cinéticas son cosas nuevas. La innovación, inevitablemente, va acompañada del cambio del orden de reglas existentes y la configuración de intereses existentes. Los departamentos de supervisión y control han de superar la inercia que es difícil modificar de los hábitos y también deben evitar la arbitrariedad de comerciantes libres, no solo hace falta el coraje de superar las barreras de intereses, han de poseer, en mayor sentido, la inclusividad y la sabiduría que permitan a nuevos productos, nuevas modalidades de operación, nuevos modelos, nuevas industrias “volar un rato más y volar mejor”. 

En la práctica, la maravilla de cualquier ronda de incremento depende de los dividendos de la reforma. En los más de 30 años en el pasado, la economía china se ha incorporado a las primeras filas del mundo y el auténtico secreto radica en la reforma, se debe a que China ha rebajado a gran escala y de modo sistemático el costo de transacción de carácter institucional, pudiendo elevar al máximo límite la eficiencia de la disposición de recursos, avivado la tasa de crecimiento potencial. Hoy, también, únicamente con la profundización integral de la reforma puede hacer que el mercado desempeñe el papel decisivo en la distribución de recursos y que el papel del gobierno sea desempeñado mejor, pudiendo hacer que la curva de costo entre otra vez en el pasillo de reducción, permitiendo la estructura económica entrar en el nuevo equilibrio y el desarrollo económico logre de nuevo las nuevas energías cinéticas. 

La economía china está pasando del período de equilibrio del cambio de la vieja energía cinética por otra nueva al período clave de la expansión acelerada de la nueva energía cinética. La no reforma y el no desarrollo son, y no otro, el mayor riesgo. Tras “morder exitosamente este hueso duro, apoyándose en los dividendos de la reforma, la economía china, sin lugar a dudas, va a escribir nuevos capítulos de la marcha hacia la mejoría en medio de la estabilidad. 

Artículos relacionados