Comentarios y Respuestas

Hacer bien los dos grandes artículos de prosperidad y compartido

Actualizado el 22-03-2018 | Agrandar | Achicar

Autor:Chen Zongsheng | Fuente:Diario del Pueblo, el 01 de marzo de 2018

Se indicó en el Informe presentado ante el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China que, hasta las mitades del presente siglo, realizará esencialmente la prosperidad de todo el pueblo. Realizar la prosperidad de todo el pueblo no sólo es el requisito esencial de socialismo, sino que también se trata de un contenido importante de la construcción general de un poderoso país socialismo. Para realizarla, tenemos que concentrarnos en reducir las diferencias entre regiones, entre la ciudad y el campo, entre distintos sectores, hay que hacer bien los dos grandes artículos de prosperidad y compartido. 

Para lograr la prosperidad de todo el pueblo, debe desarrolla plenamente la prosperidad. "La pobreza no es socialismo" es la famosa afirmación de Deng Xiaoping sobre la esencia de socialismo. En los 40 años de la reforma y la apertura, nuestro partido siempre insiste en concentrarse en el desarrollo económico, desarrollar la economía consecutivamente, dando sólida base sustancial para la prosperidad de todo el pueblo. Desde el XVIII Congreso Nacional de nuestro Partido, la construcción económica de nuestro país ha logrado gran éxito, el nivel de vida de nuestro pueblo ha mejorado mucho, la sensación de logros es muy notable. En 2017, la totalidad de la economía de nuestro país sobrepasa a 80 billones de yuanes, que ocupa firmemente el segundo en el mundo; los ingresos nacionales per cápita se quedan sin duda alguna entre los países de renta media-alta. Después de la reforma y la apertura, nuestro partido propuso la estrategia "tres pasos en la construcción socialista de modernización", entre los cuales, han sido solucionados el problema de hambre y una vida generalmente acomodada con anticipación, y actualmente, nos hallamos en un período clave de culminación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada. De conformidad con el gran despliegue en el XIX Congreso, en la base de culminación de la construcción de una sociedad modestamente acomodada, nos pondremos en el nuevo camino de materializar en lo básico la modernización y hacerse de nuestro país un país socialista moderno. 

Los logros históricos y las evoluciones históricas, demuestran que la nación china, sometida mucho tiempo en la época moderna a multitud de penalidades, ha realizado un gran salto, de la puesta en pie, a una modesta prosperidad, y a una naciente fortaleza, que la contradicción principal de la sociedad de nuestro país ha pasado a ser la que existe entre la creciente demanda del pueblo de una vida mejor y el desarrollo desequilibrado e insuficiente. El cambio de contradicción principal de la sociedad, manifiesta que nuestro país ha logrado nuevos avances, nuevos logros y ha llegado a nuevo nivel, al mismo tiempo, propone mayores requisitos para promover el desarrollo económico y Social. El aspecto principal de la contradicción principal de la nueva era de la sociedad es el desarrollo desequilibrado e insuficiente, una manifestación concreta del cual es que existe demasiada diferencia de ingresos entre distintas regiones, entre las zonas urbanas y rurales, y entre distintos sectores industriales. Por lo tanto, para lograr la prosperidad de todo el pueblo, también debe hacer mucho trabajo en compartido para reducir la diferencia arriba mencionada. 

Desde el XVIII Congreso, el Comité Central del Partido, con el camarada Xi Jinping como núcleo, ha adoptado una serie de políticas para efectuar a fondo una actuación afinada en la prestación de ayuda contra la pobreza y en la liberación de la misma, así como las políticas de fomentación activa de empleos, liberándose de la pobreza de forma sólida a más de 68 millones de personas, mejorándose el empleo de continuo y en las ciudades y los poblados se han creado una media anual de más de 13 millones de puestos de trabajo, el ritmo de crecimiento de los ingresos de las poblaciones urbana y rural ha sobrepasado el del crecimiento económico, y se ha establecido básicamente un sistema de seguridad social que cubre tanto a la población urbana como a la rural. Todas estas medidas han reducido la diferencia de ingresos entre distintas regiones y entre las poblaciones urbana y rural, dejando que el coeficiente de Gini empieza a bajar. Pero en general, esta reducción y esta disminución son preliminares. Para poner en práctica seriamente el espíritu del XIX Congreso, lograr la culminación de la prosperidad de todo el pueblo a mediados del siglo, hay que adoptar nuevas medidas eficaces, seguir reduciendo la diferencia de ingresos entre distintas regiones, entre las zonas urbanas y rurales, y entre distintos sectores industriales. En primer lugar, hay que aplicar la estrategia de vigorizar de las zonas rurales, fomentar fuertemente la economía de la zona rural, profundizar la reforma del régimen de registro familiar, acelerar el progreso de urbanización de la población rural, reduciendo consecutivamente la diferencia entre la ciudad y la zona rural. En segundo lugar, insisten en el principio de distribución según el trabajo y perfeccionar el régimen y el mecanismo de distribución conforme a los elementos de producción, promoviendo así que el reparto de los ingresos sea más racional y ordenado; estimulan a la gente a prosperar trabajando con laboriosidad y acatando la ley, engrosar el grupo poblacional con rentas medias, incrementar los ingresos de los trabajadores con rentas bajas, regular los ingresos excesivamente altos y abolir los ilícitos. En tercer lugar, deben recuperar las debilidades en sustento de pueblo, reforzar la construcción del sistema de seguridad social, solucionar las dificultades efectivas de la población en los sectores de empleo, educación, tratamiento medicinal, vivienda, mantenimiento como jubilado, etc. En cuarto lugar, insisten en la prestación de ayuda contra la pobreza y en la liberación de la misma, garantizando que la población rural realiza la verdadera liberación de la pobreza y no regresa a la misma. 

Cabe señalar que la realización de la prosperidad de todo el pueblo no significa una prosperidad media o sincronizada sin tomar en cuenta el nivel de desarrollo de productividad. En la actualidad, no solo debemos reducir la demasiado grande diferencia de ingresos para la promoción de la justicia social, sino que también debemos mantener una diferencia salarial razonable para mejorar la eficiencia de la economía. Lograr la prosperidad de todo el pueblo es un proceso a largo plazo, en base de desarrollar sólidamente las fuerzas productivas sociales, mejorar constantemente la calidad y la eficiencia del desarrollo económico, debemos concentrarnos en mejorar el sistema de distribución de los ingresos, normalizar el régimen de distribución de la renta y fortalecer la seguridad social, dejando que los resultados de desarrollo benefician a todo el pueblo. Al mismo tiempo, hay que fundar y perfeccionar los mecanismos relativos, fomentar la movilización de creatividad de las masas, alentar y apoyar a la gente a conseguir una mejor vida con su propio esfuerzo. 

(Sector del autor: Universidad de Nankai)

Artículos relacionados