Comentarios y Respuestas

Profundizar firme, inalienable e integralmente la reforma

Actualizado el 23-05-2018 | Agrandar | Achicar

Autor:Xin Ming | Fuente:Guangming Ribao

El presente año es el 40.º aniversario de la reforma y apertura de China. El hacia dónde va la reforma y apertura de China suscita atención universal del mundo exterior. Hace pocos días, el presidente chino Xi Jinping, en su discurso temático pronunciado en el acto de inauguración de la Conferencia Anual 2018 del Foro de Boao para Asia, dio respuesta clara al respecto: “En la nueva era, el pueblo chino va a continuar fortaleciéndose sin detenerse, a innovarse y profundizar firme, inalienable e integralmente la reforma, abriéndose camino en las montañas y tendiendo puentes para salvar ríos, atreviéndose a combatir cualquier dificultad persistente, ser valiente en romper barreras de la solidificación de intereses y llevar hasta el final la reforma.” Esta exposición no solo es manifestación política del Partido Comunista de China que en alta conciencia impulsa, expresión clara de la firme voluntad de la sociedad china de impulsar la reforma y apertura, sino también ea voz de esperanza al desarrollo y el progreso del mundo. 

La reforma es una grandiosa obra, solo conoce tiempo en marcha y no conoce tiempo completo con 40 años de cantos altisonantes y avances intrépidos, sobre todo con los cinco años transcurridos desde el XVIII Congreso Nacional del Partido repletos de pasos rápidos y estables, China ha hecho muchas cosas en el dominio de la reforma. Tanto en “enriquecerse” y “hacerse poderoso” como en “maravillas de China” y “la gobernación de China”, sin la lucha ardua de la reforma y apertura, todo ello es inimaginable. Pero “quien recorre cien kilómetros cumple la mitad en el trayecto de noventa kilómetros”. Hay que ser persistente, pues quedan muchos más asuntos por hacer en la reforma. Hemos de continuar realizando los asuntos que hemos concluido bien y hacerlos mejor, poner en práctica lo que se ha propuesto pero que aún no se ha implementado, corregir las cosas que no se adaptan al desarrollo de la situación. Con el fin de llevar hasta el final la reforma, no solo reformando radicalmente los viejos regímenes y modalidades viejas anteriores a la reforma y apertura, sino realizar nueva reforma sobre los regímenes, modalidades, actos y hábitos no científicos, no racionales formados en el curso de la reforma. 

Hablando de ello en concreto, vamos a actuar en la profundización integral de la reforma. Vamos a “prestar más atención al carácter sistémico, carácter integrado y carácter coordinador de la reforma”. Actualmente, la reforma ha entrado en áreas de aguas profundas, cada reglón de reforma puede originar impacto importante en otros renglones de reforma y, cada renglón de reforma, por su lado, necesita la coordinación de la reforma en otros renglones, pues, si es que la reforma de un área sola avanza, tal reforma no solo no puede marchar bien e ir lejos, incluso puede originar alienación en determinado grado. La reforma sobre el régimen económico, naturalmente, va a jugar papel de líder y papel propulsor , pero también hay que acelerar el impulso de la construcción política, social, cultural, ecológica, la construcción del Partido, el ejército de defensa nacional y otros dominios. Hemos de “profundizar la reforma en los importantes dominios sin perder tiempo y oportunidades”, a través del fomento mutuo de la reforma en los diversos renglones e interacción benigna e impulso integrado, haciendo superaciones prioritarias para formar poderosa fuerza unida para seguir impulsando la reforma y apertura. 

La reforma es una revolución. La revolución no ha triunfado y los camaradas necesitan continuar esforzándose. La reforma, en lo esencial, radica en reajustar y regular de nuevo los intereses. Gracias a la reforma de 40 años, la reforma se ha concluido en los puntos fáciles y en los que todos quedan contentos, la carne sabrosa ha sido consumida y lo que resta son huesos duros difíciles de roer. Decimos que la reforma ha entrado en la etapa de asalto a fortalezas y en áreas de aguas profundas, de hecho significa que es hora de hacer “revolución”contra la estructura de intereses que perjudica la justicia y la equidad y condiciona el desarrollo armonioso de la sociedad. El secretario general Xi Jinping llama “segunda revolución de China” a la reforma y apertura, metaforizando la reforma como revolución, deseando, a través de la configuración de intereses justa y equitativa, nutrir y animar a la sociedad china para marchar con vigor y vitalidad hacia un más hermoso mañana. 

La revolución significa ante todo hacer revolución contra uno mismo. Para mover el “queso” ajeno, primero uno debe derribar su propio “muro”. El secretario general Xi Jinping, al hacer explicaciones sobre la resolución tomada por la III Sesión Plenaria del XVIII Comité Central del Partido, señaló, “en lo referente a la profundización de la reforma, ciertos obstáculos ideológicos y conceptuales, a menudo, no provienen de fuera del régimen, sino del propio régimen”. Esta expresión posee un significado profundo y a largo alcance. Llevar hasta el fin la reforma significa que hemos de contar con la valentía de auto-revolucionarnos, impulsar la reforma con coraje sólido, atrevernos a combatir los males pertinentes acumulados en años, osar tocar las relaciones de interés y contradicciones, superar con firmeza el yugo de ideas y conceptos, romper las barreras de solidificación de intereses, eliminar con firmeza las barreras de régimen y mecanismo que obstaculicen el desarrollo de las fuerzas productivas y conquistar la victoria final en el impulso de la profunda revolución social mediante la auto-revolución. 

La reforma es una innovación. “Uno debe reflexionarse e innovarse constantemente para hacerse nuevo con el tiempo que transcurre” Para la reforma es preciso erradicar lo anticuado y dirigirse hacia lo nuevo. Perfeccionar y desarrollar el sistema del socialismo con peculiaridades chinas, impulsar la modernización del sistema de gobernanza estatal y la de la capacidad de gobernanza es una gran práctica que no conocían los antiguos, lo cual significa que la reforma de la sociedad china no puede caer en el culto al libro y cadaverizarse, ni tampoco puede caerse en el “nihilism” moviendo lo radical, ni menos caer en errores subversivos siguiendo el culto al libro, es preciso emprender un nuevo camino con el espíritu de la innovación. Especialmente, a medida que el socialismo con peculiaridades chinas entra en una nueva era, la nueva perspectiva del pueblo respecto a vida mejor se eleva constantemente, China se aproxima cada día más al centro del escenario mundial, todo ello exige a la reforma china contar con “creación china”, “camino chino”, “espíritu chino”, “gobernanza china”, “contribución china” etc., esta serie de términos con “China” significa, en mayor sentido que se trata de un país poderoso que avanza en la lógica de la marcha de la historia y país poderoso modernizado que se desarrolla en la corriente del desarrollo de la historia. 

Además, la reforma ya deja de ser solamente, o dicho de otro modo, deja de ser un acontecimiento exclusivamente chino, sino que ya empieza a hacerse un acontecimiento mundial, con mayor profundidad. De hecho, la reforma que China lleva a cabo ya no solamente cambia a China, sino que comienza a influir en el mundo. En muchos aspectos y en gran grado asciende a comenzar a plasmar el mundo. Especialmente, desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, los comunistas chinos siempre con una visión amplia del mundo, enérgica conciencia en el globo entero, planea colocando la gobernanza estatal de China junto con la gobernanza global, mientras asume la responsabilidad de optimizar y mejorar la gobernanza global, materializa la gobernanza estatal de China. Hacer eco al llamamiento de los tiempos, ir acomodándose a la tendencia general del mundo y llevar a la reforma hasta el final, en último análisis, significa, a través de la presentación de propuestas de China, contribuir programas de China, poner en juego fuerzas de China, difundir la sabiduría de China, participar activamente e impulsar con entusiasmo cambios del sistema de gobernanza global, estructurar relaciones internacionales de nuevo modelo, impulsar la estructuración de una comunidad de destino humano y hacer mayores contribuciones a la humanidad. 

(El autor Xin Ming es investigador titular del Centro de Estudios del Pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Peculiaridades Chinas, Escuela del Partido del Comité Central del Partido Comunista de China)

Artículos relacionados